Connect with us

Región Caribe

Condenan al gobernador del Cesar por corrupción al sufragante

Opinión Caribe

Published

on

La Corte Suprema de Justicia condenó en primera instancia al actual gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, por el delito de corrupción al sufragante.

Según el alto tribunal, la Fiscalía pudo probar que el mandatario hizo una promesa ilegal en el 2011 a una comunidad de desplazados en Valledupar, integrada por cerca de 800 familias, al asegurarles que no desalojaría una invasión llamada ‘Tierra prometida’, siempre y cuando votaran por él.

Monsalvo Gnecco prometió y la comunidad cumplió, por lo que ganó las elecciones, pero, arrancando su mandato en el 2012, recibió un fallo de tutela de la Corte Constitucional en el que ordenaba el desalojo de las comunidades con las que había firmado la promesa. La razón fue que todos los habitantes, víctimas de la violencia, se habían asentado en un barrio de invasión sin la autorización de su verdadero dueño,

Alberto Pimienta Cotes. El alto tribunal le ordenó a la gobernación la ubicación inmediata de todas las familias en lugares de vivienda digna. Pero ellos, con la firma del gobernador Monsalvo Gnecco entre sus papeles, exigieron que se les cumpliera la promesa.“El comportamiento de Luis Alberto Monsalvo Gnecco lesionó sin justa causa el bien jurídico tutelado de los mecanismos de participación ciudadana, sin que existiera causal que justificara su comportamiento”, dice la sentencia.

La corte asegura que el político sabía que estaba prometiendo una dádiva y que su conducta fue dolosa.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply