Connect with us

Metrópolis

Nuevo POT en el tema ambiental se fundamenta en principios “mandados a recoger”

Opinión Caribe

Published

on

El presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos regional Magdalena, Daniel Varón Quintero, en dialogo con OPINIÓN CARIBE manifestó que, el nuevo POT que se debate en el Concejo y el cual traza la hoja de ruta para los próximos 12 años en la ciudad, en cuanto al tema ambiental está fundamentado en principios “mandados a recoger”.

“Este POT esta formulado desde visiones un tanto académicas, el ordenamiento, por ejemplo en el tema ambiental esta formulado bajo una ideología ambientalista conservacionista extrema, que si bien busca la defensa de lo ecológico, del equilibrio de la sostenibilidad, se fundamenta en unos principios mandados a recoger ya. Hoy en día el ambientalismo en términos de ecología urbana se discute en otros escenarios internacionales como que las ciudades deben ser bosques urbanos, y no que del perímetro para allá es agrícola y del perímetro para allá es urbano y que lo natural no se puede alterar, no se puede intervenir y hay que hacer una defensa extrema de eso”, manifestó Daniel Varón, presidente Sociedad Colombiana de Arquitectos del Magdalena.

Por lo anterior, en el nuevo POT reincorporan los parques propuestos en el plan del ordenamiento del 2000 Jate Matuna, pero en el cual pasados veinte años no se surtieron los procedimientos jurídicos para que su adopción quedara en firme

“En ese orden de ideas en el POT se vuelve a que los cerros urbanos, las laderas urbanas del Distrito pretenden que sean parques sin indemnizar a los dueños de las propiedades, porque muchos terrenos en la ladera urbana son de particulares, que por años han pagado sus prediales, tiene norma urbana y han estado a la espera de que la ciudad revise las normas y les otorgue unas normas más bondadosas que permitan desarrollar esos procesos en laderas que son costosos”, afirmó Varón.

Además, agregó que, “en el año 2000 el POT Jate Matuna hizo una apuesta también por la defensa de lo ambiental y dijo que las laderas urbanas se les asignan 2 hectáreas por vivienda, baja densidad, con control ambiental, pero que pasó que después de 20 años tú te paras en el centro de la ciudad y miras 360 grados, parándote de espaldas al mar y lo que encuentras son laderas invadidas, cerros invadidos, porque cuando tú le bajas la densidad a los territorios urbanos y los declaras áreas de protección pierden valor comercial y son presa de la informalidad”.

Según Varón, este nuevo POT pretende volver a esa estrategia anterior de declarar áreas de protección terrenos como por ejemplo el sector del cerro del Ziruma, que son de particulares, y sin indemnizar a los dueños, “para qué, eso es lo que se pregunta. De pronto para repetir la misma historia de que en el año 2032 estemos asistiendo a que ya no son X viviendas construidas de manera informal, sino X más 10 mil, entonces en ese orden de ideas, esa apuesta que está formulada, ese conservacionismo ambiental ya está revaluado, por qué no pensar en un desarrollo urbano con ingeniería, con urbanismo, con una arquitectura bien resuelta para todos los estratos”, dijo Varón.

Estas declaraciones las da Varón partiendo de que la Sociedad Colombiana de Arquitectos del Magdalena, ha estado presente en los 8 años de revisión del nuevo POT y también estuvo presente en la formulación del POT Jate Matuna que se hizo en el año 2000, por lo que partiendo de su conocimiento han intentado incluso por medio de derechos de petición hacer llegar sugerencias en la construcción del Plan de Ordenamiento Territorial que está en manos del Concejo, pero no han recibido respuestas.

“Eso no quiere decir que estamos proponiendo que se invadan y se construyan todos los cerros, existe una norma que dice que el 70% se deben reforestar y el 30% ocupar, la ley ambiental es muy sabía en eso. Los cerros urbanos de Santa Marta no tienen potenciales servicios ambientales económicos, sino es a través de la urbanización, porque ahí tú no puedes sembrar, ni cultivar, no son productores de agua como lo son los cerros de Bogotá, son reguladores de la temperatura, pero para arriba y para abajo, cuando hay calor calientan más, cuando hay frío evapotranspiran y mejoran las condiciones del clima”, enfatizó Varón.

Asimismo, con respecto a esta medida el presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos del Magdalena asegura que no conocen un estudio científico que diga que los cerros agentes defensores en el cambio climático y lo quisieran conocer para entender en lo que se basaron para crear este articulo del POT.

Cabe destacar que, el ‘POT 500 años’ ya pasó su primer debate en el Concejo pese a las irregularidades, dudas y desaciertos expresados en el Cabildo Abierto, y está próximo a debatirse en plenaria para convertirse en Acuerdo Distrital.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *