Connect with us

Departamento

¿Vuelven las costumbres paramilitares al Magdalena?

Opinión Caribe

Published

on

Una dantesca escena vivió este martes el municipio de Pivijay, luego de que encontraran el cuerpo desmembrado de un joven de 25 años que había desaparecido desde el pasado sábado 5 de septiembre.

Lo que ha causado más indignación y preocupación de este lamentable suceso fue la forma en la que el hombre fue asesinado, debido a que el desmembramiento es una de las torturas perpetradas por los paramilitares según el Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá que documentó las formas de asesinato empleadas por estos actores.

“Quienes eran tildados de ser guerrilleros sufrían esta forma de tortura la mayoría de las veces. Según los hallazgos de la justicia, las víctimas eran desmembradas vivas. Una modalidad aplicada por el Bloque Norte en Bosconia (Cesar) y en Remolino y Chivolo (Magdalena), donde en ocasiones amarraban con alambres de púa los cuerpos de civiles. En el Bloque Mineros, con cuchillos, descuartizaban a quienes desafiaban la autoridad de Ramiro Cuco Vanoy.

Casos similares se presentaron en Meta y Vichada. Hubo motosierras en Nariño, Puerto Boyacá, Atlántico, Cesar y Arauca”, enfatiza el documento publicado por El Espectador.

Con esta referencia salta la duda si estas atroces torturas volverán a repetirse de manera reiterada en el departamento.

Pronunciamiento de la Policía

Por su parte, la Policía Departamental del Magdalena aseguró que un grupo de funcionarios de la Sijin, se encuentran adelantando labores investigativas que permitan esclarecer y determinar los móviles y autores de este homicidio.

Asimismo, confirmaron que el cuerpo sin vida fue identificado como Rafael Antonio Guerra Anaya de 25 años, el cual fue descubierto envuelto en una bolsa plástica por unas personas que pasaban por el sector y lo observaron al interior de una finca cerca del municipio de Pivijay, dando aviso a la Policía, quienes de inmediato se desplazaron al sitio para realizar el procedimiento de acordonamiento de la escena del crimen e indagación sobre las posibles causas de este hecho y llegar a la identificación de los presuntos agresores.

La Policía informó que la víctima había sido capturada en el 2019 en el municipio de Fundación por el delito de porte, tráfico y fabricación de armas de fuego, munición y/o explosivos.

Según se conoció Guerra Anaya salió de su vivienda el pasado sábado 5 de septiembre a alrededor de las 7:00 p.m., y desde entonces sus familiares y amigos le perdieron el rastro.

En el transcurso de los días que permaneció desaparecido realizaron una campaña en redes sociales para conocer el paradero del joven quien era conocido en varios municipios como en El Retén y Fundación.

La inseguridad sigue reinante en el Magdalena, en donde al parecer los grupos al margen de la ley le sacaron provecho a la cuarentena para asentarse en las zonas del departamento donde la presencia de las autoridades es poco o nula.

¿Qué esperan las autoridades para reaccionar?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *