Connect with us

Departamento

Unimagdalena participó en construcción de la verdad sobre conflicto armado

Opinión Caribe

Published

on

La Comisión de la Verdad llevó a cabo un evento de entrega de Informes de los Comités de las Universidades Públicas del Caribe colombiano, con el propósito de conocer los impactos que sufrieron las universidades estatales de esta región durante el conflicto armado.

El informe titulado ‘Conflicto en el campus: una generación que no aprendió a rendirse’ fue realizado por comités de investigación de las universidades de Cartagena, Atlántico, Sucre, Magdalena, Córdoba y Popular del Cesar, con el Centro Internacional para la Justicia Transicional -ICTJ; asimismo, fue presentado en un acto virtual y presencial, cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad, en el Hotel Best Western Plus Santa Marta.

El evento contó con la participación del Doctor Pablo Vera Salazar, Rector de la Universidad del Magdalena, quien mostró su disposición por apoyar la construcción de la verdad sobre el conflicto armado que afectó a la Alma Mater; así como también contó con la presencia de diferentes actores de las universidades públicas del Caribe colombiano.

Reconociendo el esfuerzo de la Comisión como primera aproximación a la verdad en medio de la complejidad, el Rector Vera Salazar señaló que a pesar que le faltan otras voces para que sea más polifónica, es un importante primer punto de partida; así como también mencionó, “en la Universidad del Magdalena creamos el Comité de Víctimas, tenemos ya estudiantes que se readmitieron para que hicieran su proceso de reparación y de recuperación de la dignidad perdida ya que hubo hechos desde el año 1995, inclusive antes en los 90’s; porque está claro que independientemente de la consolidación de las AUC como proyecto político militar, siempre existió cierta estigmatización al que piensa diferente”.

El primer informe sobre el caso de UNIMAGDALENA fue presentado y redactado específicamente por: Stalin Ballesteros, Coordinador de la Comisión de la Verdad en el Magdalena; William Renán, representante del comité universitario del Magdalena; y Franklin Carreño, exdirector del tránsito distrital y desmovilizado de las Farc.

El informe señaló que la Universidad del Magdalena, es la única universidad de la costa Caribe que no fue permeada por el paramilitarismo, manifestando dentro del mismo que los crímenes que se presentaron en la Institución fueron aislados, producto de la ideología política de cada una de las personas que fueron asesinadas.

Stalin Ballesteros, coordinador de la Comisión de la Verdad en el Magdalena, señaló que, “la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad tiene como mandato construir un informe que debe basarse en la polifonía y es por ello que nosotros estamos abiertos a recibir diversos informes de diferentes orígenes. Tenemos la responsabilidad de tratar de contactar a la mayoría de las personas interesadas en presentar informes; por eso, ha sido muy importante la relación con la Universidad del Magdalena a través del Convenio Marco que hemos hecho. Precisamente el 4 de diciembre tendremos un espacio de entrega de informes por parte de la Universidad del Magdalena y sus grupos de investigación a la Comisión de la Verdad. Queremos convocar a la mayor cantidad de gente posible, toda la sociedad magdalenense a que por favor se acerque a la Comisión de la Verdad; necesitamos escucharlos, no puede ser posible construir un informe que lleve a una verdad polifónica de la realidad del conflicto colombiano y del Magdalena, si no tenemos también una escucha polifónica, si no escuchamos los diferentes lugares de enunciación que precisamente disputan lo que es la concreción de la verdad en el territorio”.

En este sentido, el informe hace parte del proceso de escucha plural que lleva a cabo la Comisión y servirá como insumo en el proceso investigativo que realiza la entidad; buscando visibilizar los impactos que la guerra y los actores armados ocasionaron a las instituciones, al ser estigmatizadas, y los miembros de su comunidad, victimizados. También mostrar la complejidad y las afectaciones producidas por los actores armados, que convirtieron un espacio de deliberación y democracia como lo es la universidad pública, en un escenario de persecución, violencia y autoritarismo.

Al respecto del Informe sobre esta Casa de Estudios Superiores, representantes de las víctimas que se encontraban en el lugar, alzaron sus voces, tal fue el caso de Patricia Obregón Morán, actual estudiante de Antropología de la Alma Mater, desplazada de la Institución por el conflicto armado que se vivió en aquellos años; quien se mostró inconforme con lo planteado, “desde mi punto de vista como víctima, como estudiante y como investigadora, encuentro algunas incoherencias frente al informe que se entregó. Creo que la Comisión de la Verdad tendrá que también escuchar las voces de las víctimas directas del proceso de la Universidad del Magdalena, y allí pues también nosotros entregaremos nuestro informe y las conclusiones a las que llegamos en esta investigación, así como también de los informes de Sintraunicol y otros sindicatos. Entonces, la verdad no ha sido concluida, la verdad se construye en el escuchar a los diferentes actores”.

En otro aparte del informe que recibió la Comisión, se señala que, durante este período de gran crisis, se produjo la presencia de la insurgencia (grupos como el ELN, las FARC y EPL), en las universidades y el movimiento estudiantil y las organizaciones sindicales tuvieron que enfrentar este fenómeno.

Al final del evento, las víctimas lograron tener una reunión con Marta Ruiz, Comisionada de la Verdad, en la cual pudieron expresarse y se propuso la presentación de un nuevo informe que redacté los testimonios de las víctimas que no tuvieron participación en el actual.

“La mayoría de estos grupos de las Universidades del Caribe trabajaron en sus informes la época de más violencia en las universidades que coincide ser del año 1995 al 2005, donde coincide con la toma paramilitar de muchas de estas universidades tanto de violencia como burocrática. Este es un pequeño primer paso, sigue hacer un dialogo público en las universidades, ya que deben empezar a hablar de lo que les pasó, de lo que les está pasando y de lo que no puede volver a pasar; seguidamente va a ser muy importante contrastar esta información con otros informes y con otras entrevistas. Entonces tendremos una etapa de contraste y de dialogo y queremos un reconocimiento por parte de los actores involucrados, sean armados o no armados, y finalmente es importantísimo la no repetición”, señaló Marta Ruiz, Comisionada de la Verdad.

Finalmente, cabe resaltar que, el escenario tuvo como principal objetivo dar a conocer las afectaciones que se dieron desde los años 70 contra el movimiento estudiantil universitario, que incidió en el libre ejercicio de su organización, de la expresión de sus opiniones y de la movilización social. Teniendo en cuenta que, según el informe del ICTJ, entre 1997 y 2007 se dio la mayor violencia en las universidades públicas del Caribe colombiano. De igual forma, este acto de entrega de informes ante la Comisión de la Verdad es parte de un proceso de reconocimiento de responsabilidades de los daños causados a las universidades y el movimiento estudiantil, en alianza con el Centro Internacional para la Justicia Transicional y los equipos de informes de las universidades del Caribe colombiano.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply