Connect with us

Departamento

En peajes del Magdalena, menores exponen sus vidas por limosnas

Opinión Caribe

Published

on

La Concesión Ruta del Sol II ha expuesto una grave problemática de mendicidad infantil en los peajes que se presentan en la Troncal del Caribe, e hizo un llamado a la comunidad que reside en los alrededores del peaje ‘Laureano Gómez’ que se encuentra en el corregimiento de Palermo, Magdalena para que evitan que niños y niñas sigan atravesándolo a los vehículos para pedir limosna.

Los peajes se han convertido al día de hoy, en lugares donde alrededor de 60 y 80 menores piden dinero o juguetes a diario a los vehículos que transitan por la Troncal del Caribe, vía Ciénaga – Barranquilla. El fenómeno de mendicidad infantil también se ha desplazado a los semáforos de Santa Marta, Barranquilla y algunos municipios intermedios. 

El caso expuesto por la concesión Ruta del Sol II, quien opera este eje vial, reportó que niños de edades entre los 4 y 12 años, con ramas y vasos exponen su vida lanzándose encima de los automotores. Panorama que se intensifica en el peaje ‘Laureano Gómez’ ubicado en el corregimiento de Palermo y se repite a menor escala en Tasajera.

Según un censo, la mayoría de los infantes son de poblaciones vecinas y que incluso son llevados por sus propios padres.

De acuerdo al jefe de servicios generales de la Ruta del Sol II, el ingeniero Jorge Martínez, manifestó que la problemática, aunque fue puesta en conocimiento de las autoridades competentes, sigue sin poder resolverse.

A la fecha, cerca de 8.500 vehículos han transitado por el peaje de Palermo; se estima que entre el 2 y 10 de enero el número aumente a 11.000, según datos de la Concesión.

Martínez advirtió que, “Los menores no le dan tiempo de reaccionar a los conductores, eso es un peligro porque en cualquier momento va a ocurrir una tragedia”.

Igualmente, aseguró que proteger la vida de los niños y niñas solo será posible con la ayuda de los padres. “Se hacen los controles y logramos despejar el peaje, sin embargo, cuando se retira la Policía, los niños regresan y se quedan en la orilla de la carretera hasta altas horas de la noche”, señaló Martínez.

Se espera que las autoridades departamentales, que ya fueron notificadas de la grave denuncia del aumento de la mendicidad en los menores de edad en el departamento del Magdalena, tomen medidas que permitan salvaguardar la vida e integridad de los menores.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *