Connect with us

Metrópolis

Estudiantes de quinto de primaria del Distrito habrían quedado por fuera del PAE

Opinión Caribe

Published

on

Indignación y desconcierto viven actualmente los padres de familia de los estudiantes que este año cursan quinto de primaria en las instituciones oficiales de Santa Marta, debido a que la Secretaría de Educación del Distrito les manifestó por medio de una circular que este grupo de niños quedarán por fuera del Programa de Alimentación Escolar, PAE, porque, al parecer, se agotaron los cupos.

De acuerdo con el documento que envió el secretario Antonio Peralta a los rectores de los establecimientos educativos de la ciudad, para la ejecución del PAE “el área de Cobertura Educativa, tomó como fecha de corte para la focalización de los beneficiarios, el día 17 de marzo de 2021, lo cual arrojó como resultado que la población apta para el beneficio del Programa es de 57.673 estudiantes”.

Ese monto de estudiantes, acorde con el funcionario, aumentó con relación al 2020, en el que se atendieron 54.167, lo que significó un incremento de 3.506 alumnos, que se traducen en población sin atender, incluso teniendo en cuenta los cupos que tiene Distrito por medio del convenio con el Programa Mundial de Alimentos.

Al tener un excedente de estudiantes, la Secretaría de Educación decidió dejar sin beneficio a los de quinto grado basada en los “criterios de focalización obtenidos en el numeral 4.1.2 de la Resolución n° 29452 del Ministerio de Educación, que estipula:

Primer criterio: En el área rural y urbana cubrir el 100% de los escolares matriculados que hacen parte de Jornada Única, independientemente del grado en el que se encuentren matriculados.

Segundo criterio: Área rural – los escolares que se encuentran en transición y primaria, iniciando con población étnica, población en situación de discapacidad, continuando con aquellos que se encuentren en Educación Básica Secundaria y Educación Media.

Y un último criterio, que cobija a los estudiantes de transición y primaria en el área urbana, lo que, resulta un tanto contradictorio, teniendo en cuenta que esta última empieza en el grado primero y termina en quinto.

Esta decisión mantiene en estado de desconcierto a comunidad de padres de familia, representada por una lideresa, que solicitó mantener la denuncia de forma anónima. En conversación con este medio de comunicación, afirmó que “al pobre una libra de arroz le cambia el día por no decir que la vida. Con todas las medidas por el Covid, los percances que los padres han tenido que vivir con sus hijos para conectarlos a las clases, esto ayuda a muchas familias cuando llega porque es un alivio”.

Ante la problemática situación, una comitiva de los grupos afectados emitió una queja formal ante el secretario Peralta, en la que expresan su desacuerdo, bajo la premisa de que “en estos grados al igual que los otros y que en las zonas rurales, también se encuentran estudiantes que pertenecen a diferentes etnias, población en discapacidad; por lo tanto, deben tener los mismos derechos”.

Además, existen alumnos que pertenecen a hogares con vulnerabilidades, que residen en sectores de extrema pobreza e, incluso, desplazados, que se verían afectados en gran medida por esta arbitraria decisión.

“Usted ha fallado y lo sigue haciendo. Un educador atiende y suple las necesidades de sus educandos para garantizar su educación. Muchos de los niños que se están quedando sin este beneficio, no solo pasan hambre, sino que también carecen de elementos tecnológicos para sus clases virtuales”, manifiestan en la carta remitida al funcionario, con la esperanza de obtener un espacio de concertación que resulte en beneficio de alimentación para todos.

Carta del PAE
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *