Connect with us

Metrópolis

Comunidad del Once de Noviembre denuncia problemática por aguas revueltas y rebosamiento de alcantarillado

Opinión Caribe

Published

on

 

Las lluvias registradas anteriormente en la ciudad de Santa Marta afectaron una vez más las calles del barrio Once de Noviembre, pues con el paso de los días continúan inmersas en un lodazal, a esto se le suma el alcantarillado colapsado en el sector.

Pese a que las últimas lluvias no fueron ni tan fuertes ni persistentes el panorama que se ve hoy en el Once de Noviembre es muy alarmante, la vía principal quedó inmersa en un gran charco, hay rebosamiento y represamientos de aguas negras esto es lo que sucede cada vez que llueve, se bloquea la primera entrada del barrio dificultando el paso de los carros y motos ya que muchas veces se han quedado atascados, además las personas tienen que hacer maniobras para poder pasar de un lado al otro.

De manera que la comunidad no solo tiene que soportar el pésimo estado de las vías y de las calles sino también los fétidos olores en medio de aguas revueltas, todo un dolor de cabeza para sus habitantes. Según miembros de la comunidad, esta situación se repite cada vez que se avecina una temporada de lluvias o hasta con un simple sereno.


“Estamos reportando que nada más con dos o tres serenos que han caído en este año ya las alcantarillas de nuestro barrio empiezan a rebosarse, ya están corriendo las aguas lluvias más las aguas del alcantarillado por la primera entrada del Once de Noviembre. Entonces, queremos que la Empresa de Servicios Públicos (ESSMAR) y la Alcaldía Distrital de Santa Marta, tome cartas en el asunto porque el barrio Once de Noviembre no tiene 2 años, son 42 años y siempre es la misma problemática”, explicó Jaime García Orozco habitante del Once de Noviembre.

Por lo tanto, como se había mencionado principalmente la comunidad espera que la alcaldesa y el gobernador por su propia cuenta intervengan en el barrio para que así puedan darle alguna solución a esta problemática, ya que no se ve el cambio, por donde se camina siguen las mismas calles en mal estado y con olores putrefactos.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *