Connect with us

Departamento

Desde Guáimaro exigen al Gobierno soluciones ante la erosión del río Magdalena

Opinión Caribe

Published

on

El temor continúa latente en los habitantes de la subregión Río del departamento del Magdalena, especialmente los del corregimiento de Guáimaro, en Salamina, debido a la negligencia que han evidenciado los gobiernos del orden local y nacional para afrontar la emergencia causada por la erosión del río Magdalena en esta parte la región.

Los habitantes reiteran una vez más el miedo que sienten por la tragedia que se les avecina, ya que el río sigue de manera acelerada socavando el terraplén, y cada día que pasa la situación se pone más crítica.

La amenaza, actualmente está presente tanto la vía que comunica a Guáimaro con Salamina, como en los cultivos que podrían ser arrasados por las corrientes.

Para los cultivadores y comunidad en general la inundación no tiene marcha atrás, y hacen un llamado urgente a la Gobernación del Magdalena, Corpamag y Cormagdalena, para buscar soluciones de fondo ante la crítica situación que afrontan desde hace ya varios años.

“Ya hemos lanzado varias voces de auxilio en años anteriores pero la problemática ha sido ignorada por parte de las autoridades competentes”, indicó uno de los habitantes del corregimiento.

Cormagdalena está hablando de un plan maestro de recuperación de más de $85 mil millones, y para los afectados no se está atendiendo la emergencia.

«No entendemos que después de tantas obras que se han hecho con grandes inversiones sigue empeorando el tema y nadie hace nada, pregunto ¿dónde están nuestros congresistas?, los concejales y alcaldes que no hacen nada por solucionar esta calamidad, siguen con un discurso y prometiendo lo que no van a cumplir y nosotros los más afectados», indicó el agricultor Johnny Silva.

Agregaron además que son los pequeños productores de miles de hectáreas, quienes ya hablan de pérdidas millonarias, pues el afluente destruirá los cultivos de guayaba, maíz, ahuyama, batata, papaya, limón, mango y crías de ganado, aves de corral, cerdo, entre otras más.

“Esto ya se sabía que iba ocurrir. Pareciera que a nadie le preocupara nuestra situación, ni el dolor de los campesinos y habitantes de los municipios y corregimientos. Tenemos que encontrar una solución urgente, o si no esto va a terminar en calamidades y en situaciones sumamente dolorosas”, agregó Silva.

En varias ocasiones los habitantes de Salamina han manifestado que hablan de soluciones, de estudios, arreglos, mientras tanto el río sigue haciendo daño, y más en estas temporadas de lluvias que amenazan con agravar la situación ante la mirada expectante de los mandatarios.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *