Connect with us

Sin categoría

Homeschool y sus aportes positivos a los niños

Opinión Caribe

Published

on

Elegir educar a nuestros hijos desde casa es un decisión que se debe tomar con todas las precauciones y conocimientos del caso, ya que, esto implica una serie de responsabilidades y compromisos tanto de padres como de estudiantes y de igual modo, de las instituciones que se escojan para que lleven el proceso de educación del colegio en casa de nuestros hijos.

 

Existen por lo menos tres tipos de educación en el hogar, entre las que están la Educación libre o no formal, la Educación Curricular en el Hogar y las Formas intermedias de educación en el hogar.

 

– La Educación libre o no formal se basa en la premisa de que cualquier niño tiene la capacidad de aprender y es el mismo quién debe descubrir su potencial mediante la supervisión de personas especializadas.

– La Educación curricular en el hogar trabaja con el mismo programa curricular de las escuelas y colegios, con los padres como responsables de educar a sus hijos dirigiendo el proceso de aprendizaje.

– Por último, las Formas intermedias de educación en el hogar es una metodología que, como su nombre lo dice, es intermedia. En ésta se mezclan contenidos curriculares oficiales con la libertad en el aprendizaje del niño.

 

¿Pero cuáles son las ventajas de educar en casa en vez de asistir a una escuela?

Ventajas del Homeschooling

 

– Los niños reciben una atención personalizada, lo que favorece además la transmisión de valores y normas sociales: Tener un profesor en casa específico para un solo niño, facilita la comprensión de los temas y la personalización de los currículos de cada niño, esto formado de acuerdo a sus intereses y capacidades, sin estándares de educación preestablecidos por la tradicionalidad.

 

– Los contenidos pueden adaptarse a los intereses del niño, no solo por su disponibilidad de tiempo sino de identificar las cosas que quiera hacer a lo largo de su proceso de estudio.

– Los estudiantes se sumergen más en su proceso educativo, lo que fomenta su sentido de la responsabilidad, autogestión y participación. La autonomía de la educación en casa se forja a través los procesos de homeschooling sobre todo porque el estudiante debe ser consciente de sus responsabilidades más allá del apoyo de los padres o tutores.

– Tienen la posibilidad de relacionar los contenidos educativos con lo que sucede en la vida real, superando la idea que sólo se puede aprender a través de los libros. A través de procesos experienciales dentro de las nuevas formas de aprendizaje disruptivas permiten tener realidades más cercanas a los conocimientos que adquieren todos los días.

– Se mantienen horarios más flexibles, por lo que el aprendizaje no se vuelve una carga sino un disfrute para el niño (el que a su vez puede aprender en cualquier momento y lugar y no está limitado a hacerlo en determinadas horas dentro de un lugar). Aprender desde cualquier lugar de la casa o en cualquier momento del día hace que la educación sea más accesible para el niño y el padre que deba estar pendiente de estos procesos. Esto va en relación al curriculum que el estudiante plantee con su profesor y a las actividades extracurriculares que haga en su vida cotidiana, cada estudiante.

– La socialización ya no estará sesgada a los miembros de su misma edad como suele ocurrir en las escuelas, sino que el niño socializa de forma más natural con personas de distintas generaciones; lo que lo ayuda a aumentar su adaptabilidad y autoconfianza. Pensar que todos los niños deben formarse de la misma manera, no es una forma efectiva de formar a los niños, por lo que con este tipo enseñanza, se liberan los prejuiciosos y expectativas que se ‘deberían tener’ por cada estudiante.

– Deja más tiempo para explorar en otras disciplinas que están más sesgadas en los programas formales de enseñanza
Los niños aprenden a su propio ritmo sin tener que “competir” con los demás. Encontrar los talentos ocultos que tiene cada niño hace parte de las formas efectivas de impartir la educación, los mejores colegios dan la opción de descubrir en qué se es bueno y en qué aspectos se pueden fortalecer las habilidades, conocimientos y capacidades.

 

– Hay quienes destacan también la posibilidad de estrechar los lazos familiares, ya que los niños pasan más tiempo en casa con sus padres. El tiempo en casa es un aspecto esencial para los niños y muchas veces, puede ser más fructífero que los padres tengan a sus hijos en casa, conociendo de primera mano lo que están aprendiendo, cómo lo están aprendiendo y si lo disfrutan o no.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *