Connect with us

Departamento

Denuncian a la Alcaldía de San Zenón por presunta corrupción y malversación de recursos públicos

Opinión Caribe

Published

on

Con un documento anónimo dirigida a la Procuraduría General de la Nación, habitantes de San Zenón entablaron una seria denuncia en contra de la administración municipal, encabezada actualmente por Genor Bolaño, por presunta corrupción, malversación de recursos públicos y enriquecimiento ilícito, por medio de la implementación de contratos con cifras cuantiosas, que, al parecer, no fueron ejecutados en su totalidad.

En el documento, firmado por “comunidad de San Zenón”, aclaran que estas actuaciones consideradas dudosa, fueron llevadas a cabo no sólo bajo el mandato de Bolaño, electo en elecciones atípicas, sino también durante el periodo de gobierno de los alcaldes encargados Jorge Cabas y Carlos Bonilla, quienes fueron asignados por el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, dada la anulación de los comicios de octubre de 2019 por la quema de la sede de la Registraduría.

En la denuncia piden también la intervención de la Fiscalía General de la Nación para esclarecer el destino de alrededor de $4 mil millones, los cuales, presuntamente, tuvieron una utilización distinta a la requerida por medio de la suscripción de contratos.

La acusación está dividida en cinco grupos distintos: prestación de servicios personales, compras y suministros de insumos, mantenimiento de equipos, muebles e inmuebles, arriendo de vehículos y apoyos logísticos y construcción y mantenimiento de infraestructura, todos conformados por contratos ejecutados desde la Alcaldía y algunos con mínima cuantía.

En el primer conjunto, hay desde contrataciones de asesores jurídicos, bibliotecarios, auxiliares para las distintas dependencias hasta personal de apoyo y un comunicador social. En total son 96 contratos que suman más de $1.257 millones ($1.257.553.060).

El segundo grupo, empieza con la supuesta compra de suministros e insumos de bioseguridad para la Alcaldía solamente, por $18 millones, así como útiles para las labores de oficina por $19 millones y otros contratos más para elementos de protección contra el Covid – 19 con cifras que van desde los $19 hasta los $47 millones, sumado al hecho de que se habrían gastado casi $23 millones sólo en la compra de instrumentos de aseo, dando un compilado de 28 contratos por $1.404 millones ($1.404.002.963).

Para el mantenimiento de equipos, muebles e inmuebles, se habrían ejecutado tres contratos: mantenimiento de caño limones por $22.450.000; mantenimiento del sistema eléctrico de IED Janeiro, por $ 24.400.000 y mantenimiento de automotores de la policía, por $ 24.500.000, los tres en contratación directa, con un total de $71.350.000.

En el cuarto grupo, que contiene arriendo de vehículos y apoyos logísticos, se llevaron a cabo 15 contrataciones por $581.845.000, distribuidos en temas como la celebración del Día de la Policía Nacional, por $23.850.000; cinco contratos para el arriendo de vehículos para el uso del alcalde, uno por $24 millones, otro por $21 millones, uno más por $20 millones y un último por $24 millones, así como actividades logísticas para las celebraciones de eventos culturales.

El quinto grupo incluye 36 contratos de mantenimientos, construcciones, adecuaciones y mejoras en parques, pozos de agua, vías rurales y dependencias de la Alcaldía, todo por la suma total de más de $3 mil millones ($3.864.679.565).

Según afirman en la denuncia, varias de estas transacciones se llevaron a cabo bajo el concepto de menor cuantía, para prevenir la publicación de “cifras exorbitantes” que puedan llamar la atención de los entes de control. Siendo así, muchas de las contrataciones hechas no tuvieron tal ejecución, pues afirman que hubo cerca de 20 contratos para tener un asesor jurídico en cada oficina, sin embargo, aseguran que no hay abogados en las dependencias.

“Por ejemplo, la Umata que en la planta de personal debe estar nombrado un Agrónomo, aparece un contrato de asesoría para la Umata en proyectos Acuícolas, por valor de $ 10.000.000. el cual no existe es FALSO, y los campesinos van a solicitar una libra de maíz para sembrarla y no hay recursos”, se lee en el oficio.

Adicionalmente, hablan de un vigilante en Salud Pública que representó un gasto de $10 millones, pero cuyo cargo tampoco existe, lo mismo estaría ocurriendo con la persona encargada del “apoyo a la filiación al sistema de seguridad social en salud”, por $5.400.000 y la adecuación de tres puestos de salud, contratada en casi $81 millones, de los cuales nada se ha visto y que habría ocurrido cuando Jorge Cabas estaba al frente del municipio.

“Es preocupante que en la conmemoración del Día de la Policía Nacional se gastara en Apoyo a la Logística de ese ‘evento’ la suma de $ 23.850.000, según contrato PS 251120-01 del 25 de noviembre de 2020 (el día de la Policía es el 5 de noviembre), ese día solo hubo una comida que se le brindó a los 6 policías que prestan sus servicios en San Zenón, eso es fácil de averiguarlo”, afirman los denunciantes.

Entre los cuestionamientos, también se encuentra un gasto de $251.998.800 para la entrega de mercados a los más vulnerables, pues aseguran que en el municipio no hubo un suministro de ayudas de tal magnitud y, las que llegaron, lo hicieron principalmente de manos de la Gobernación del Magdalena.

Por todo lo mencionado, entre otras cosas, piden una investigación urgente por parte de las entidades encargadas para determinar el verdadero final de los $4 mil millones que habrían sido invertidos en los gastos ya enumerados, ante la sospecha de que, desde la Alcaldía, se estarían llevando a cabo una serie de actos con los que se estaría incurriendo en actividades ilícitas que afectan de forma directa el patrimonio de un municipio tan rezagado como lo es San Zenón.

oficios del río EF 2
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *