Connect with us

Columnistas

El Cartel de la intriga

Published

on

Por Víctor Rodríguez Fajardo

 

“Si quieres conocer una persona, dale poder” (Kung fu tzu/ 551 a.c.)

 

En esta época pre- electoral, cuando se mueven intereses con miras a adquirir credencial por cuatro años, con la cual se manejará poder dentro del sector público y se ostentara gran ascendencia en todos los ámbitos del país, es importante llamar la atención del elector, para que tome conciencia que solo tiene una fracción de tiempo para ejercer su gran poder, y estos breves instantes se desarrollan precisamente en el cubículo, frente al tarjetón, con bolígrafo en mano listo para estampar una equis; y que es solo en ese momento cuando es soberano y rey de sus decisiones. Después, regresará al devenir cotidiano de su destino, y enfrentará los resultados de sus cinco minutos decisivos.

El candidato, sea quien sea, es consiente de esto, por eso no duda en ir a sepelios, llorar, asistir a bautizos, matrimonios, saludar a todo lo que se mueva, estar activo en redes sociales con mensajes simpáticos, sonrisa donde exhibe la reciente restauración bucal, cirugías, botox, etc. La estrategia es ser agradable en los meses de campaña y que se olviden de los cuatro años donde los esquemas de seguridad, sumados a sus respectivas guardias pretorianas con carros blindados y al máximo grado de oscuridad en los vidrios, hacen imposible tener acceso de quien esta llamado a interpretar nuestras necesidades en instancias superiores.

Una vez elegido, el poder es para poder crecer en lo personal, inician los movimientos tendientes a establecer nuevas alianzas dentro de sus iguales de corporación no pensando en promesas de campaña ni en el crédulo que los eligió sino en la manera de recuperar la inversión de la campaña y por supuesto en el incremento patrimonial propio y de su entorno familiar. En este escenario es donde se conoce su verdadero talante, dicho de manera coloquial, ¡es la plataforma donde se suele pelar el cobre!

Hay alianzas que son nefastas para algunos, pero benéficas para otros,  Es el caso que observamos en la siguiente situación: Carlos Caicedo Omar, ha culpado hasta la saciedad de un supuesto Cartel de la Salud al sub júdice ex senador Eduardo Pulgar y al pechichón y consentido del presidente y de Álvaro Uribe Vélez, el senador Honorio Henríquez, de quien debo reconocer, jamás había visto tanta gracia ungida en una sola persona en lo que a política se refiere, claro esta que el tener acceso a sentarse a manteles con el mayor ordenar del gasto en Colombia y hablarle al oído al político mas influyente del siglo, daría para creer que iba a asumir el liderazgo en beneficio del Caribe, pero no fue así.

A Honorio sus altos contactos y sus notorias alianzas bien pudieron ser herramientas para liderar la bancada Caribe en la consecución de un Conpes del agua para toda la región o tal vez para sentarse con la bancada del Magdalena e impulsar agenda en beneficio del departamento.

Muy por el contrario, no solo asumió enfrentarse con el gobierno departamental y distrital siendo la piedra en el zapato para conseguir la solución al problema del agua en nuestra ciudad, solo para evitar que Caicedo se tomara la foto del triunfo, retardó utilizar la sede de la clínica de SaludCoop en momentos de pandemia, sino que torpedeo hasta donde pudo el ascenso de otros sectores políticos del Magdalena.

A los políticos no les gustan dejar ver sus diferencias y buscan cobrar sus cuentas a otro estilo, pero he conocido de buenas fuentes quienes bajo la reserva me confiaron las siguientes situaciones:

  • La llegada de Juan Pablo Diaz Granados al viceministerio del Interior no fue fácil, todo por cuenta de la intriga fuerte desarrollada por Henríquez en su contra, varias visitas a Casa de Nariño y llamadas, no para gestionar recursos sino torpedear hasta lo posible su nombramiento.  Al final, lamiéndose las heridas de la derrota trinó felicitando al recién nombrado por su nuevo cargo. Trinó para la tribuna, pero identificado dentro de las partes interesadas.
  • No fue suficiente lo anterior, se dice de la intriga para buscar una sanción ejemplarizante y sin precedente al saliente gerente del Hospital Julio Méndez Barreneche, Tomas Diazgranados por parte de la SuperSalud. Dicen que la bolsa de empleo esta lista para el día de votación.
  • El senador Fabian Castillo no escapó a las intrigas de Honorio. Iniciando periodo legislativo había acuerdos de bancadas sobre la presidencia de las comisiones permanentes en el congreso. En el tema del Senado, las bancadas habían acordado elegir en la comisión Primera al senador paisa Santiago valencia del Centro Democrático y en la comisión Séptima a un senador de Cambio radical en cabeza de Fabián Castillo. Desconociendo los acuerdos Honorio hizo alianza con Pulgar para desarrollar lo que seria un cartel de la Intriga en contra de su coterráneo y en beneficio del vallecaucano Motoa. ¿Qué paso? Durante tres oportunidades se fueron en tablas en ambas comisiones hasta que sometidos por fuerzas iguales aceptaron la derrota y por fin se cumplieron los acuerdos. ¿Saben con qué argumento doblegaron al CD? CR amenazaron con votar por Roy Barreras… Uribe cedió.

“Lo que no se puede comer, lo escupe” me contó otra persona sobre Honorio, en este periodo de senado torpedeo a todos acá para poder ser el único que pudiera crecer, nos hizo zancadilla concluyo la fuente.

El poder tiene muchas intrigas y desengaños de las que los elegidos ni por ahí se enteran, hoy diría el estribillo de Caicedo “cógele la plata al HONOrable y vota por otro” antes que se repita este desleal Cartel de la Intriga. Sus colegas saben que Centro Democrático no pondrá presidente y en otro escenario con otro partido de gobierno, pasaran cuenta de cobro. Pero solo será posible, si repite credencial, que al paso que va, ni el zonero del 13 vota con él.

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply