Connect with us

Departamento

Habitantes de Cordobita reclaman atención ante pésimas condiciones de acceso

Opinión Caribe

Published

on

Una verdadera travesía deben enfrentar los campesinos que habitan la parte alta de la vereda Cordobita, en las estribaciones de la Sierra Nevada, en Ciénaga, para poder tener acceso a los servicios mínimos, como salud y educación, e incluso, para cumplir con el traslado de productos que cultivan en dicha zona.

Esta problemática viene siendo denunciada desde hace varios años por los ciudadanos de las siete veredas de este sector rural, no obstante, poca ha sido la atención prestada a las necesidades que se agudizan con el paso del tiempo, teniendo en cuenta que, la falta de una carretera limita en gran medida muchas de las actividades que requieren el traslado de los habitantes.

Jhonny Villazón, vocero de los campesinos, recientemente reiteró el llamado al gobierno municipal y departamental, ante los inconvenientes que sortear a diario por el problema mencionado.

En su relato, explica cómo, desde Cordobita, en ocasiones deben trasladarse hasta El Campano, de ahí, bajar hasta Santa Marta y después tomar una buseta hasta Ciénaga para, por ejemplo, ir al puesto de salud del municipio.

La otra opción, implica movilizarse desde las casas hasta otra vereda llamada Plan de las Ollas durante más de una hora y media caminando. Allí, llegan a una estación en donde, si cuentan con suerte, pueden encontrar algún vehículo que les acorte el camino hasta el su destino final.

“Realmente esto es una odisea que nosotros todos los años tenemos, para nosotros poder bajar por la parte de Cordobita, estamos hablando de cinco o seis horas para llegar al casco urbano, siempre ha sido así porque los caminos están totalmente en mal estado y es muy difícil el acceso en estas zonas apartadas”, señaló Villazón.

Los caficultores también padecen de cerca los obstáculos que representa cultivar en la Sierra Nevada, pues definen como “una odisea” bajar el grano hacia las partes urbanas, en donde lo comercializan.

“Así es para todo, en cuanto a profesores, proyectos productivos, ONG u organizaciones que llegan a nuestras comunidades, lo primero que ven es el abandono en que nos encontramos, el difícil acceso. Siempre tenemos las miles dificultades porque no contamos con una vía carreteable”, asegura, aclarando que los caminos hoy existentes son producto del trabajo de los mismos pobladores.

“No hay una mano amiga de la Administración, del departamento ni del Gobierno Nacional porque aquí hacen creer que vivimos en un paraíso, pero es totalmente faso. La situación de los campesinos es totalmente precaria”, añadió.

De esa manera, la población de la Sierra Nevada, una vez más, exige inversiones para permitir que el desarrollo verdaderamente llegue a las comunidades, al ser este uno de sus mayores anhelos.

“A la alcaldía no tenemos nada que agradecer porque han estado de espaldas a nosotros, no existimos para el alcalde ni para ninguno”, puntualizó.