Connect with us

Departamento

Comisión Segunda del Senado aprobó ascenso de oficiales presuntamente involucrados en falsos positivos

Opinión Caribe

Published

on

El pasado 1 de diciembre, se confirmó en el Senado de la República la aprobación de la Comisión Segunda, en primer debate, para el ascenso de 46 oficiales que se encuentran formando en las filas de las Fuerzas Militares y Policiales de Colombia.

Dicha decisión fue objetada por el senador del Partido Alianza Verde, Antonio Sanguino, el del Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda y el del Partido MAIS, Feliciano Valencia, quienes señalaron 18 hojas de vidas de funcionarios que estarían involucrados de una serie de investigaciones por situaciones consideradas de suma gravedad para los congresistas, como falsos positivos, hechos violatorios al código penal y disciplinario y violaciones a los derechos humanos.

OPINIÓN CARIBE pudo establecer contacto con el legislador Sanguino, quien se refirió al tema haciendo énfasis en que se buscaba evitar que el Congreso de la República corriera el riesgo de ascender a oficiales que luego terminan condenados o destituidos por la justicia ordinaria y militar.

“En una investigación que habitualmente hacemos con organismos de derechos humanos y órganos de control y justicia, junto con el senador Iván Cepeda y Feliciano Valencia, encontramos serios cuestionamientos en 18 casos y como la comisión no permite que esos ascensos se puedan votar individualmente sino en bloque, nosotros decidimos retirarnos de la sesión y no votar”, explicó.

La intención era que la comisión pusiera una pausa a los ascensos y se aplazaran, en la medida que las indagaciones avanzan y se determinaba el grado de responsabilidad de los 18 militares y policías señalados, no obstante, acorde con la explicación de Sanguino, “la comisión decidió votarlos afirmativamente para que pasen a una participación en la plenaria del Senado”, es decir, las 46 solicitudes fueron aprobadas.

“El Senado colombiano debería frenar los ascensos de todos los militares y policías sobre quienes exista evidencias creíbles de que estén implicados en graves abusos, hasta tanto esos señalamientos se investiguen de manera completa y adecuada, con ello, no se mancharía el ascenso que seguramente se merecen muchos de los nombres aquí postulados”, señalaron los congresistas en una constancia firmada por los tres.

Entre las solicitudes que fueron motivo de objeción, se encuentra la del Brigadier General Óscar Reinaldo Rey, quien, acorde con la Jurisdicción Especial para la Paz – JEP, fue comandante del Batallón de La Popa durante el periodo en el que registraron más de 50 ejecuciones extrajudiciales, además, en el 2019 fue relacionado con el fallecido narcotraficante ‘Ñeñe’ Hernández, luego de, presuntamente, transportarlo en un avión militar.

Así mismo, se hizo mención al caso del Brigadier General Raúl Flórez, que tiene una investigación activa en la Fiscalía General de la Nación por homicidio agravado y estuvo al mando de cinco soldados condenados por “la ejecución extrajudicial del líder sindical Israel González ocurrido el 24 de enero de 2008 en el municipio de San Antonio, Tolima”, en el desarrollo de una orden de operaciones autorizada por el oficial.

En la Policía Nacional, uno de las objeciones estuvo dirigida a la solicitud del también Brigadier General Eliécer Camacho Jiménez, señalado por la Fiscalía por “manipulación y adulación de los hechos del crimen de Diego Felipe Becerra, ocurrida el 19 de agosto de 2011”, cuando fungía como comandante de la Sijín en Bogotá.

“A pesar de que en cada uno de los momentos que se han presentado los ascensos hemos dejamos constancia con nuestro retiro de dichas votaciones en la Comisión Segunda de Senado sobre la necesidad de reforma el régimen y garantizar que la institución este conformada por las más altas dignidades humanas y éticas, hoy nuevamente y ante la negativa de esta Comisión de avanzar en una revisión y de improbar el ascenso de militares y policías cuestionados, volvemos a hacer un llamado a la sensatez para lograr recuperar la confianza en las instituciones”, se lee en la constancia emitida por los senadores.

 

Excomandantes de la MESAN y DEMAG no ascendieron

En agosto de este 2021, el coronel Óscar Solarte, salió del comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta, aunque fue condecorado por el Concejo Distrital con la Gran Cruz de Bastidas, dejó la ciudad en medio de una sangrienta ola de homicidios que no pudo ser aplacada durante su gestión como jefe policial del Distrito.

Sobre Solarte, se supo que aspiraba al ascenso, no obstante, los datos de la Comisión Segunda del Senado de la República indican que el uniformado no ascendió en el escalafón de la Policía.

Situación similar habría atravesado el coronel Samir Pava, también condecorado por el Concejo, quien apenas la semana pasada dejó el comando del Departamento de la Policía del Magdalena, pues su nombre tampoco figura en el listado de oficiales con solicitudes de ascenso aprobadas en primer debate.

Aunque el senador Sanguino no entregó información sobre los motivos que habrían impedido su avance al interior de la institución, se presume que estaría relacionado con los resultados de sus operaciones tanto en Santa Marta como en el Magdalena, ambas sumidas en un espiral de delitos ante el cual se han generado pocas respuestas efectivas.

Análisis Ascensos (1) Constancia ascensos 2021-II (2)
Constancia_Ascensos_01Dic_ComII (2)