Connect with us

Nación

Corte Constitucional retoma debate sobre despenalización del aborto en Colombia

Published

on

Hoy lunes, a las 9:00 de la mañana, la Sala Plena de la Corte Constitucional de Colombia retomó los debates de fondo para decidir sobre la despenalización total del aborto en el país. Este encuentro fue retomado luego de que, a través de votación, se negara el impedimento presentado por la magistrada Cristina Pardo, a razón de una objeción de conciencia que habría hecho pública sobre el tema.

“La ideología no puede sacar a un magistrado de un debate como la despenalización del aborto”, fue la determinación de la Corte que, vuelve a presentar este tema en la agenda tras una serie de obstáculos, como el del pasado 3 de febrero, cuando el conjuez Juan Carlos Henao fue recusado bajo la solicitud de apartarlo de discusión, debido a unas declaraciones entregadas a los medios de comunicación en las cuales dejó clara su posición de estar a favor del aborto.

En este sonado debate, la Sala Plena deberá determinar si en Colombia se retira el aborto como delito del Código Penal, el cual, desde el 2006, sólo ampara tres causales: cuando el embarazo en cuestión es producto de una violación o incesto, cuando el feto presenta malformaciones y cuando se pone en riesgo la vida o la salud de la madre.

La despenalización es motivo de discusión en el alto tribunal luego de una demanda interpuesta por el Movimiento Causa Justa, integrado por varios colectivos de mujeres, ellas señalan que el aborto debe eliminase del Código Penal al considerar que “es injusto con las mujeres más vulnerables, ineficiente y violatorio de los derechos de las mujeres y del personal de salud”.

“En vez de usar el derecho penal, podrían existir más y mejores políticas de salud que contribuyan a prevenir las muertes y complicaciones por abortos inseguros y el embarazo no deseado, así como programas de educación sexual integral, información, acceso y disponibilidad de métodos anticonceptivos”, aseguró Causa Justa.

La ponencia referente al tema fue presentada por el magistrado Antonio José Lizarazo, en un documento de 192 páginas, en las cuales manifestó la necesidad de remover los impedimentos relativos a esta práctica en aras de permitir a las mujeres gozar de salud reproductiva, “como la penalización de la interrupción voluntaria del embarazo, ya que tienen incidencia directa en la práctica de abortos inseguros”, acorde con la información publicada por El Tiempo.

«La norma demandada da lugar a la imposición de una manera específica de proceder, que en este caso implica tener que asumir la maternidad, aun en contra de la propia voluntad, aspecto que afecta de manera intensa la libertad de conciencia de las mujeres, las niñas y las personas gestantes, que protege el artículo 18 de la Constitución», explica la ponencia en uno de sus apartes.