Connect with us

Análisis

Análisis: Se enferman aquí, pero se salvan allá

Opinión Caribe

Published

on

Análisis: El departamento del Magdalena, todavía no se encuentra preparado para atender enfermedades de alta complejidad como la hidrocefalia, que afecta tanto a la población de menores como a la de adultos. Quienes padecen de esta enfermedad, se ven obligados a trasladarse a otras ciudades como Medellín o Bogotá para poder encontrar los especialistas que les salvarán sus vidas, lo cual es una paradoja si se tiene en cuenta que, una de las soluciones a dicha enfermedad fue creada por un caribeño.   

OPINIÓN CARIBE, a través de las redes sociales de la candidata a la gobernación del Magdalena, Rosa Cotes, se conoció el caso de Josué David, un bebé de tres meses de edad que padece de hidrocefalia, quien, junto a su madre Jennifer Bravo Jiménez, pudo ser trasladado para poder recibir la atención requerida.

Cabe recordar el caso del ex alcalde de Cartagena ya fallecido, Campo Elías Terán, quien fuera trasladado a la Clínica Fundación Santa Fe en la ciudad de Bogotá, para ser tratado de hidrocefalia. La enfermedad consiste en la acumulación de líquido dentro del cráneo y su tratamiento se fundamenta en la instalación de una válvula de Hakim que permite drenar el agua del cerebro.

Estos dos casos, reflejan las deficiencias en el sector de la salud en todo el Caribe colombiano, donde los que se enferman aquí, deben ir a otras ciudades para obtener el pertinente tratamiento por parte de especialistas neurocirujanos o neurólogos, así como la implementación de reguladores o válvulas.

EL DISTRITO

Esta situación la ratifica un informe del Ministerio de Salud, donde se revela que en la salud del Distrito de Santa Marta, existe “deficiente articulación de los hospitales de primer nivel con los de segundo y tercer nivel de atención en el Departamento del Magdalena” y que “la dotación de los centros de salud es deficiente, se caracteriza por la falta de equipos médicos y algunos se encuentran en mal estado, imposibilitando la prestación de un servicio eficiente y calificado”.

LA ENFERMEDAD Y EL TRATAMIENTO

Cherly Jiménez, neuróloga de la clínica Universidad de la Sábana y del centro de memoria y cognición Intellectus, explicó que en Colombia existen dispositivos para el tratamiento de la hidrocefalia, destacando que uno de los sistemas de derivación conocido es la válvula de Hakim.

Paradójicamente, a pesar de que la “válvula de Hakim”, una de las soluciones a la enfermedad, fue inventada por el reconocido neurocirujano y científico del Caribe, en el Magdalena, aún no se ofrece el tratamiento con este dispositivo. Salomón Hakim, descendiente de libaneses y nacido en la ciudad caribeña de Barranquilla, quien falleció en el 2011 a los 81 años, fue el creador de este sistema.

Para tratar la hidrocefalia sí existen las condiciones, siempre y cuando sea en hospitales de cuarto nivel de complejidad y a cargo de médicos neurocirujanos. Lo que siempre debe evaluarse son las indicaciones de tratarla y los riegos o beneficios para el paciente, al someterlo a un procedimiento quirúrgico, considerando las enfermedades de base de las cuales sufra o la causa de la hidrocefalia misma, apuntó Jiménez.

Así mismo, la neuróloga aseveró que “esta enfermedad puede ser de causa congénita (malformaciones que se producen durante el desarrollo fetal y se nace con ellas) o adquirida en una fase adulta, donde se dan más casos a partir de los 60 años”. Las causas más frecuentes de la hidrocefalia en la fase adulta son: tumores, abscesos cerebrales, traumatismos craneales o meningitis.

Según lo expresado por la doctora Jiménez, no existen en el momento estudios clínicos sobre la epidemiología de la hidrocefalia en Colombia, y esto incluye el departamento del Magdalena, situación que se presenta debido a que la hidrocefalia, generalmente, es una condición subyacente a otras patologías congénitas o adquiridas. Aunque se estima que alrededor del 1,1% de la población de nuestro país tendría esta enfermedad.

Teniendo en cuenta que se requiere de la atención de un hospital de cuarto nivel de complejidad, se hace evidente que la capital del Magdalena no está preparada para atender enfermedades tan complejas como la hidrocefalia, las cuales en la mayoría de los casos se convierten en una carrera contra la muerte.

OPINIÓN CARIBE, intentó contactar A Manuel Navarro, Secretario de salud departamental, para que hablara sobre el panorama, pero hasta el cierre de la edición no fue posible.

LAS CIFRAS

La especialista en neurología, Cheryl Jiménez, aseguró que la frecuencia de la hidrocefalia en el mundo varía considerablemente de acuerdo a las poblaciones estudiadas. Se sabe que la forma congénita afecta a 3-4 niños de 1.000 nacidos vivos en el mundo, y que en Colombia, según el informe final del evento de anomalías congénitas para el año 2012, la hidrocefalia tuvo una incidencia de 7,09%, ocupando el octavo lugar en frecuencia, por lo cual podemos ver que si bien no es una enfermedad común, como la hipertensión o la diabetes, si tiene una alta incidencia mundial.

Actualmente, alrededor del mundo unas 800.000 personas padecen de hidrocefalia, aunque probablemente esta cifra sea mayor debido a que en algunas poblaciones no se lleva un registro adecuado. En Colombia, en un estudio realizado en la ciudad de Cali, en un hospital de tercer nivel, 16 de cada 10.000 nacidos vivos tenía hidrocefalia, resultados que pueden ser extrapolados con cautela al resto de la población colombiana explicó la médico especialista.

Partiendo de esto, se aclara que según expertos, cuando no se realiza un tratamiento por cualquier motivo, la hidrocefalia tiene una tasa de mortalidad del 50 al 60%, y los que logran sobrevivir tienen grados variables de discapacidades intelectuales, físicas y neurológicas.

A nivel mundial se logra evidenciar grandes avances en la medicina en lo que se refiere a sistemas de salud más sólidos, capaces de brindar una atención indicada a las personas que padecen este tipo de enfermedades.

IMPLANTE IMPRESO EN 3D

Según un reporte publicado por ABC News, en un hospital de Changsha, provincia de Hunan, China, una niña fue sometida a cirugía para recibir un implante impreso en 3-D que tratara su hidrocefalia congénita. El procedimiento consistió en implantar tres piezas de malla de titanio para reemplazar el cráneo de la niña.

El Doctor Gregory Lakin, Jefe de Pediatría y Cirugía Plástica de University Hospitals Rainbow Babies y del Hospital de Niños de Cleveland, dijo que los niños con hidrocefalia congénita no tratada pueden desarrollar problemas con el habla, la visión o la inteligencia.

Del mismo modo, Lakin, indicó que si el hueso no es lo suficientemente fuerte para utilizarlo, o si los cirujanos están preocupados por la realización de una operación larga, pueden utilizar en su lugar un implante 3-D.

No obstante el problema no está en los avances que se han logrado a nivel mundial, como a nivel nacional, como la “Válvula de Hakim”, si no en el difícil acceso que tienen todas las personas a estas herramientas y la existencia y acceso de hospitales de cuarto nivel, ideales para atender de manera efectiva enfermedades que ponen entre la espada y la pared la vida de quienes la padecen.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *