Connect with us

Crónica

Salvado por la Campana: más de tres horas nadando en ACPM

Opinión Caribe

Published

on

Finalizando la primera semana de Septiembre, la Marina Internacional de Santa Marta afrontó una emergencia que generó alarma e inquietud entre la comunidad, el hundimiento de un yate extranjero activó un plan de contingencia que requirió la intervención de varias autoridades marítimas. Aunque no se reportaron oficialmente personas afectadas, un trabajador de la Marina estuvo en cuidados intensivos luego de que absorbiera combustible por la piel. OPINIÓN CARIBE cuenta la historia.

Se trata de Carlos Enrique Garcés Becerra, vinculado al cuerpo de vigilantes de la Marina Internacional de Santa Marta, quien permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica del Prado en la ciudad, luego de que su corazón presentara fallas a nivel de presión sanguínea como consecuencia de la prolongada exposición al combustible Diésel, que según fuentes consultadas por OPINIÓN
CARIBE ingresó al organismo a través de varios conductos o cavidades de su cuerpo, principalmente la piel.

Todo parece indicar que Garcés, quien reside en el barrio Las Tres Cruces del distrito, fue una de las primeras personas en atender la emergencia y sumergirse con su uniforme de trabajo en las aguas de la bahía para tratar de evitar la aparente fuga de combustible del motor del yate. Cerca de las primeras 4 horas de las 12 que duró la emergencia, el hombre, de tés trigueña, permaneció zambullido en el mar, aislando con unas “toallas” especiales la macha del combustible derivada del petróleo.

Sin embargo su esfuerzo y compromiso laboral comenzaron a tambalear cuando empezó a sentir los primeros efectos que produce el contacto de la piel humana con el combustible Diésel esparcido en el agua. Dificultad respiratoria, ardor en la nariz, intensa picazón en los ojos, en los oídos y una confusión cada vez más fuerte que redundó a su vez en una sensación de mareo y posterior desmayo, lo que originó su ingreso médico.

Carlos quien no es buzo profesional pero si un colaborador neto, pasó de lidiar contra la mancha de Acpm en el agua, a batallar contra la invasión del Acpm en su cuerpo, que según conoció OPINIÓN CARIBE fue retirado inclusive hasta de la uretra. Luego de permanecer tres días en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro clínico, Garcés Becerra permaneció bajo observación médica en la habitación 203, de donde finalmente fue dado de alta el pasado Martes 15 de Septiembre.

Aunque se sabe muy poco acerca de los efectos de los aceites combustibles sobre la salud humana, la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades ha determinado que los perjuicios varían de acuerdo a los factores de la exposición, que incluyen la dosis (la cantidad), la duración (por cuánto tiempo) y la manera como la persona entró en contacto con estas sustancias.

Por su parte el Centro de Estudios de la Universidad de Maryland en los Estados Unidos ha informado que el pronóstico de salud depende de la cantidad de tóxico ingerido y de la prontitud con que se recibe el tratamiento y señala además que el peligro mayor se origina con la ingesta de combustible diésel, especialmente en los casos de intoxicación donde una persona ha intentado succionar o chupar gasolina del tanque de un automóvil usando la boca y una manguera de jardín, causando daño a los revestimientos del esófago, los intestinos, la boca, el estómago, la garganta y ocasionándose un deterioro grave en los pulmones.

LOS HECHOS

Hundimiento de YateEl incidente que propició el ingreso médico de Carlos Garcés se originó la madrugada del pasado viernes 04 de Septiembre en las instalaciones de la Marina Internacional de Santa Marta, exactamente en el puerto 31, cuando la embarcación de bandera panameña, Orca V, se hundió con 80 galones de Aceite Combustible Para Motores, Diésel, en su interior, generando contacto con por lo menos 15 metros cuadrados de superficie marina.

En un comunicado de prensa, la empresa sostuvo que una vez reportada la emergencia “se activó el plan de emergencia, determinando que no había personas afectadas y controlando el derrame de combustible, que fue de mínimas cantidades. Inicialmente se hizo una barrera de contención para evitar la expansión del combustible y a continuación se sellaron las válvulas de escape del bote. Enseguida se recogió el líquido que quedó en el agua, al tiempo que se recibió el apoyo de otras empresas de la zona para atender la emergencia lo más rápido posible”.

La Armada Nacional, la Sociedad Portuaria y la Dirección General Marítima, participaron de las tareas para sacar del fondo del mar el yate panameño, con la coordinación de una empresa especializada que con buzos profesionales, bolsas de aires y motobombas logró finalmente el cometido.

La Capitanía de Puerto y la Dirección de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, confirmarían después que no se produjo daño ambiental considerable sobre las aguas de la Bahía de Santa Marta y que los estudios y la supervisión correspondiente se mantienen. Por su parte la Marina Internacional se comprometió a reforzar los controles sobre la zona de embarcadero y los muelles para evitar que estas situaciones sean repetitivas.

Generalmente cuando se produce un derrame de combustible sobre el agua, la mancha se extiende rápidamente en forma de fina película. De ésta, los componentes más volátiles se evaporan y el combustible tiende a convertirse en más denso y como consecuencia se hunde. Mientras esto ocurre la mancha de combustible puede recorrer grandes distancias según las condiciones de viento y de las corrientes marinas.

NATURALEZA DEL COMBUSTIBLE

La información científica sostiene que los aceites combustibles son productos de petróleo usados en un gran número de motores, lámparas, calentadores, sistemas de calefacción y estufas, además de algunos que son usados como solventes. Se manufacturan a partir de petróleo crudo y son refinados hasta alcanzar las especificaciones para cada tipo de uso, pueden contener pequeñas cantidades de nitrógeno, azufre y otros elementos añadidos.

Los aceites combustibles de mayor interés y más comunes son, entre otros, el Querosén, el Queroseno, el Deobase (nombre de un tipo de querosén blanco o transparente de menor olor), el Aceite de carbón, el JP-5 (combustible para reactores; jets), el Combustible diésel, el Aceite para calefacción residencial, el Aceite de gas, el Diesel marítimo y el Aceite combustible UNSP.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *