Connect with us

General

¿Sabías que la sangre también se enferma? (Día Mundial de la Leucemia)

Opinión Caribe

Published

on

La Asociación Colombiana de Hematología y Oncología – ACHO- se une a la conmemoración del ‘Día Mundial de la Leucemia’, hoy 22 de septiembre a través del hashtag #lasangretambienseenferma para difundir información sobre esta enfermedad y sus diversos tipos, síntomas y tratamientos efectivos para los pacientes, en sus redes sociales: Facebook – Acho Hemato Y Onco y en Twitter @achoHematoYOnco.

La leucemia es un tipo de cáncer hematológico, que se origina en el tejido que forma la sangre.

Estas enfermedades se subdividen varios tipos dependiendo de las células de las cuales se originan.

Dentro de los 4 tipos de leucemia más comunes se encuentran:

  1. Leucemia mieloide aguda: La LMA afecta las células mieloides y crece con rapidez. Las células blásticas leucémicas se acumulan en la médula ósea y en la sangre.
  2. Leucemia linfoblástica aguda: La LLA afecta las células linfoides y crece con rapidez. Las células blásticas leucémicas se acumulan ordinariamente en la médula ósea y en la sangre.
  3. Leucemia mieloide crónica: La LMC afecta las células mieloides y de ordinario crece con lentitud al principio. Los análisis de sangre muestran un aumento del número de glóbulos blancos. Los glóbulos anormales trabajan bien. Puede haber un número pequeño de células blásticas leucémicas en la médula ósea.
  4. Leucemia linfocítica crónica: La LLC afecta las células linfoides y de ordinario crece con lentitud. Los análisis de sangre muestran un aumento del número de linfocitos. Las células anormales trabajan casi tan bien como los linfocitos normales.

Según el Primer Informe del Observatorio Nacional de Salud, a 2011 cerca de 12.790 colombianos padecen de leucemia, de los cuales la prevalencia es de 10.507. Asimismo, en ese año se registraron 2.283 casos nuevos de este cáncer.

Según la Dra. Carmen Rosales, presidenta de la ACHO, “la leucemia es un tipo de cáncer que afecta a niños y adultos, y tiene una gran variabilidad en su presentación clínica; desde pacientes que se enferman gravemente en pocos días, requiriendo tratamientos muy agresivos, hasta casos en que los pacientes se enteran por casualidad de una alteración en un examen de sangre alterado que termina siendo una leucemia. Algunos de estos casos pueden incluso no requerir tratamiento. De hecho, por la complejidad de  su tratamiento es una enfermedad que requiere de manejo por especialistas altamente entrenados, con los que afortunadamente cuenta el país. Hoy en día en el tenemos acceso no solo a médicos con entrenados para realizar todos los tratamientos necesarios, desde quimioterapia hasta trasplante de médula ósea en todas sus modalidades; sino también a la mayoría de los medicamentos que han confirmado su efectividad en estos casos.”

Uno de las variantes es la leucemia linfocítica crónica (LLC) que afecta principalmente a personas de más de 70 años y comienza por lo regular en la médula ósea y posteriormente entra al torrente sanguíneo. Adicionalmente se ha identificado que es más prevalente en adultos de edad avanzada, de sexo masculino, con antecedentes familiares de LLC o cáncer del sistema linfático.

Es común que el diagnóstico ocurra de manera incidental, cuando el paciente acude a realizarse estudios sanguíneos por alguna otra razón, si el conteo de linfocitos (un tipo de glóbulos blancos)  supera los 4,000 linfocitos/mm³ en varios hemogramas consecutivos se debe sospechar la enfermedad y remitir al paciente a un especialista.

Sintomatología

A pesar de ser una enfermedad en muchos casos asintomática, algunas personas pueden padecer de:

Innovación en tratamientos

Una vez se hace el diagnóstico de LLC algunos pacientes pueden no requerir tratamiento por un tiempo, es el especialista quien decide cuándo deben iniciar el manejo apropiado. Los tratamientos más utilizados son la quimioterapia endovenosa u oral, las terapias biológicas, el trasplante de células madre y los agentes no quimioterapéuticos dirigidos. En cada caso el especialista definirá que terapia es mejor para cada paciente según su edad y su estado general.

Según la ACHO, en los últimos años se han hecho avances en el tratamiento de la LLC, que han mejorado las posibilidades de un mayor tiempo sin manifestaciones de la enfermedad; estos incluyen terapias biológicas y dirigidas, que son menos tóxicos para otros órganos y actúan directamente contra las células tumorales. Estos son fármacos que bloquean o impiden el crecimiento y la diseminación del cáncer al interferir en la función de moléculas específicas (blancos moleculares) que participan en el crecimiento, el avance y la diseminación de las células cancerosas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *