Connect with us

Ciénaga

El comodato de la discordia

Opinión Caribe

Published

on

Como ‘Chatarras’ calificó Tete Samper, los bienes implicados en el contrato

La puesta en comodato de bienes muebles del municipio, pone en tela de juicio el proceder de la administración Samper en Ciénaga. Un volteo, una Toyota Land Cruiser blindada y un Cargador (montador de carga), serían las pruebas con las que la actual administración denuncia el desorden administrativo en el que habría incurrido el anterior gobierno. Por su parte el exalcalde Luis Tete Samper aseguró que se trata de unos bienes muebles en ‘chatarra’ que, por más de veinte años sin uso, se convirtieron en detrimento patrimonial para el municipio. OPINIÓN CARIBE identificó dentro del contrato irregularidades que no dan claridad del debido proceso teniendo en cuenta que estos vehículos le pertenecen al municipio y que habrían sido cedidos a un particular.

Tres meses están por cumplirse desde que iniciaron los gobiernos municipales en Colombia. Tiempo suficiente para que afloren a la luz pública situaciones que comprometen el manejo administrativo por parte de los gobiernos salientes, (siempre y cuando no sea un gobierno de continuidad).

En el caso de Ciénaga, la administración Pérez ha evidenciado ante la opinión publica lo que para ellos consideran un desorden administrativo por parte del gobierno saliente en cabeza de Luis Tete Samper.

Según informó el secretario administrativo de Ciénaga, Dany Fandiño, el municipio dentro de su inventario de bienes muebles cuenta con cuatro vehículos 4×4, un carro blindado, un camión tipo volteo, y un cargador (Pala), sin embargo, estos tres últimos mencionados en el momento de hacer el empalme nunca fueron relacionados, “a raíz de asumir la responsabilidad de la Secretaría Administrativa, me puse en la tarea de mirar cómo estaba organizada la administración en los elementos que conformaban cada una de las dependencias, como es mi responsabilidad pedí un inventario y no existía uno real, Ciénaga hasta hace un mes no tenia siquiera un proceso para saber los bienes del municipio, pero si teníamos conocimiento de que existían esos vehículos y que no se encontraban en poder del municipio sino en manos de particulares”, indicó.

EL HALLAZGO

Relató Fandiño que en el proceso de búsqueda de estos bienes, fue necesaria indagar con particulares y funcionarios sobre la ubicación de estos vehículos, “nos dimos cuenta que tres de estos se encontraban en parqueaderos y en mal estado; hoy los dueños de los parqueaderos han presentado cuentas de cobro al municipio manifestando que se deben cancelar para que puedan hacer entrega de estos bienes, pero nos causó mucha admiración que a través de un oficio sin fecha, el alcalde anterior Luis Tete Samper autorizó a un tercero, identificado como José Rubiel Crispín, a retirar los vehículos que se encontraban en el estadio de beisbol Julio Silva Bolaños para su reparación”, informó el Secretario.

Agregó que no se establecía en el documento donde iban a quedar ubicados, así como la idoneidad de esta persona y si contaba con una empresa o con un taller legalmente constituido donde se pudieran hacer las reparaciones, sumado a esto, el contrato no establece responsabilidades recíprocas como reparación y que el municipio efectuara pagos, pero sí deja en evidencia la entrega de un Cargador de color amarillo, un Volteo azul y un Toyota Land Cruiser verde blindado.

“A raíz de esto seguimos indagando, nos decían que estaban en Santa Marta, pero ubicar un vehículo en una ciudad tan grande era difícil, sin embargo, ante la premura e insistencia por hallar estos bienes se nos acercó una persona quien nos informó tenerlos en su poder en un parqueadero cerca de Bonda y nos cuenta de un documento en el que entran los vehículos en comodato, dijo que el acuerdo con el alcalde en su momento no fue ese, sino que él entregó 6 millones de pesos como valor de compra por esos vehículos y que se habían comprometido a entregarle el título de propiedad de estos, pero que en vez de eso le entregaron en diciembre un documento llamado comodato que él no tiene muy claro, por lo que manifiesta no tener problema con nadie ni con la administración, solicita que le devuelvan los seis millones y que se le pague el valor del parqueo a menos que se le haga el traspaso o título de propiedad”.

OPINIÓN CARIBE pudo constatar que, si bien el contrato de comodato se estableció por periodo de cinco años prorrogable, en el mismo no especifica la fecha de inicio, estipula que la firma del mismo se habría efectuado en el año 2105, situación que según expertos consultados da pie a la nulidad del acuerdo.

“Esta es una situación muy delicada porque son bienes públicos y no hacen parte de un patrimonio particular o familiar del señor Luis Tete Samper, sin embargo el desconoció al suscribir ese contrato lo que la misma ley determina de que los bienes muebles del municipio o los entes territoriales no pueden ser entregados a un particular no solo por la voluntad propia de la autoridad competente”, precisó Fandiño.

Ante las denuncias el excalde Luis Tete Samper, informó que tan pronto tomó posesión de su cargo en el 2012 indagó acerca de qué bienes tenía el municipio, “encontramos que existían unas chatarras, porque es son, unas chatarras, por allá tiradas en un taller, otras en el estadio, vehículos que hace más de 20 años están allí, no existe la mínima posibilidad de invertirle recursos, entonces para no seguir cayendo en un detrimento patrimonial le ordené al Secretario Administrativo que es el encargado de atender estos casos para evitar caer en detrimento, pero cuando se hicieron las cotizaciones para ver si se podían reparar, estas no tenían arreglo, el cargador se intervenía y no funcionaba ni una semana porque ya era cargador obsoleto, del cual no se hallan los repuestos, por otro lado es un volteo tirado ahí hace más de 20 años y un campero”, aseguró el exalcalde.

Afirmó que estas situaciones vienen de administraciones anteriores, “las dejaron abandonadas y estaban cobrando parqueo desde hace más de 20 años, lo cual es oneroso para el municipio, entonces ordené al Secretario Administrativo que se pusiera al frente de eso y él se encargó de hacer la negociación que hoy está cuestionada. Quiero ser claro que eran unas chatarras que estaban allí, el cargador se dio, pero con el compromiso de que lo arreglaran y lo dieran al municipio cuando este lo requiriera”, dijo Samper.

Ante las acusaciones Tete Samper calificó a la actual administración como un gobierno de medios, que va a la prensa sin pruebas y dejó claro su posición de que sean los jueces quienes determinen si se dice la verdad o no, “hemos tomado la decisión de demandar todas las acusaciones en contra de nuestra administración y vamos a pedirle a los entes de control que investiguen porque ellos son los encargados, no un funcionario que por problemas políticos se vaya a lanzar en contra sin presentar las pruebas”, apuntó Samper.

Por su parte el secretario administrativo Dany Fandiño, apuntó que la administración Pérez iniciará trámites legales, “nosotros hoy como administración estamos dispuestos y de hecho ya estamos en la tarea de iniciar todos los trámites legales pertinentes para que estos bienes vuelvan a la posesión del municipio y que a través de un proceso Ciénaga pueda disponer de ellos, si bien pese a su estado de deterioro se deba proceder a darlos de baja por inservibles o someterlos a una subasta o recuperarlos y ponerlos en funcionamiento para el beneficio propio de la comunidad”.

Agregó el jefe de la cartera que el comodato no solo se dio con bienes muebles del municipio sino también con inmuebles, “en el caso de los inmuebles no hubo donaciones ni ventas, pero existen comodatos que no nos permiten disponer de esos bienes por el contrato otorgado por parte de la anterior administración y hoy padecemos por la falta de esos bienes como por ejemplo la secretaría de Salud, la cual está hacinada debido a que el número de funcionarios que desarrollan sus actividades en este lugar no tienen el espacio suficiente, eso es un problema grave porque una administración que quiera prestar un servicio de manera eficiente y eficaz no puede con tantas limitaciones que encontramos a raíz de ese desorden administrativo”, denunció.

Así mismo informó que el antecedente histórico de la puesta en comodato de estos vehículos es desconocido, “nos basamos en lo que manifiesta el señor José Rubiel Crispín, a quien se dio entrega de los bienes, quien agrega que existió un acuerdo firmado entre él y el exalcalde”, indicó.

Con respecto al traslado de los vehículos, Fandiño expresó que efectivamente cuando estos salieron del parqueadero del estadio estaban en muy mal estado, de hecho la persona que vigila el escenario deportivo manifestó que no estaban en funcionamiento por lo que fueron trasladados en una cama baja, la cual fue costeada por el particular por valor de un millón doscientos mil pesos.

El comodato estableció que por lo menos el volteo debía arreglarse siendo este el vehículo que figura bajo este concepto contractual, los otros dos vehículos prácticamente fueron regalados, sin embargo, ninguno funcionaba, “hoy después de haber inspeccionado y de habernos reunidos con el señor Crispín, nos damos cuenta que siguen en el mismo estado y no han sido reparados, están dentro de la maleza del parqueadero y ni siquiera batería tienen”, precisó Fandiño.

“Es lógico que no se haya hecho una reparación porque Crispín manifestó que entregó 6 millones de pesos por la compra de esos vehículos, y manifiesta que a él no le han entregado los títulos de propiedad y quiere saber si esta administración tiene la disposición de hacerle el traspaso de títulos de propiedad, lo cual no es posible porque la ley no lo permite”, puntualizó Dany Fandiño.

“Nosotros tenemos que darle un trámite a los bienes para que regresen al municipio y si bien los gastos de mejora de los vehículos estaban a cargo del señor Crispín, él manifiesta no contar con los recursos, de hecho él no tiene un taller de reparaciones, depositó los vehículos en un parqueadero privado el cual ha venido pagando, y tampoco es un parqueadero, es un lote dividido por unas latas y donde están no cuentan con la infraestructura técnica para definir el estado en el que se encuentran los vehículos”, dijo el Jefe de Cartera.

LOS OBSTÁCULOS

El hecho de que el municipio no cuenta con un inventario de bienes muebles e inmuebles, la actual administración ha dicho tener dificultad para ejercer los procesos que la ley obliga como es solicitar pólizas de garantía en cuanto a si existe una pérdida, deterioro o calamidad natural que den pérdida total, “hoy el municipio no tiene como llegar ante una aseguradora y decir vea tengo un inmueble que quedó en malas condiciones a raíz de la última situación de tipo natural que se nos presentó, porque como no existe inventario nadie nos asegura”, explicó el funcionario.

Esta situación nos afecta porque indudablemente es un desorden administrativo no saber cuáles son los bienes inmuebles con los cuales puede contar para prestar un servicio y es mucho más grave que un particular tenga el bien y lo va a tener por cinco años beneficiándose del inmueble, sin que el municipio tenga una contraprestación favorable, aseveró Fandiño.

“Estamos estudiando los pocos comodatos, con copias que nos han dado los particulares y con la oficina jurídica vamos a iniciar acciones para recuperarlos y ponerlos al servicio de la comunidad, porque para eso son los bienes públicos para uso general no para el beneficio de dos o tres. Estamos en el proceso de hacer el inventario de bienes muebles e inmuebles, lastimosamente con el personal nombrado no nos alcanza así que debemos recurrir a contratos en prestación de servicios a una empresa o particulares con experiencia en este tipo de casos para hacer el inventario real y que nos sirva para determinar que bienes no están a nuestra disposición y se les pueda dar de baja, porque hoy el desorden nos tiene en que tenemos unos bienes muebles guardados en almacén que no se usan porque están en mal estado y tenemos bienes muebles que no sabemos dónde están”, argumentó el funcionario.

La oficina de infraestructura municipal precisó tener relación acerca de cuáles son los bienes muebles, donde están ubicados y cuáles son sus características, “ya hemos hecho unas visitas técnicas y hemos encontrado que algunos se encuentran guardados sin prestar ningún servicio, pero están en condiciones bastante lamentables y los tenemos bajo nuestra posesión. Solo tenemos el problema de 4 bienes que no hemos podido definir porque exactamente no sabemos qué funciones cumplían anteriormente”, apuntó Fandiño.

CASOS PUNTUALES

El centro educativo ubicado en la calle 5 con carrera 11 y que hoy está en mano de particulares manifiesta el Jefe de Cartera es propiedad del municipio, “quienes lo habitan nos hablan de un comodato del que no existe registro documentado, pero vamos a recurrir a la Policía y la oficina de Infraestructura para que ese bien sea recuperado”, mencionó Fandiño, agregó que la dificultad de los bienes inmuebles del municipio sigue siendo retórica en cuanto a quién tiene la posesión, teniendo en cuenta el inventario que puede entregar Infraestructura, pero como tal no es real porque aunque el título es del municipio, la posesión es de un particular.

“La institución educativa Alfredo Correa de Andreis, fue comprado dos veces por parte del municipio de Ciénaga y a pesar de eso el predio hoy aún aparece a nombre de la Comunidad Salesiana, hubo una escritura de esa compraventa que nunca fue registrada, tenemos la posesión, pero no la propiedad, es el desorden de no tener un inventario de bienes muebles e inmuebles que no nos permiten avanzar”, informó Fandiño

OPINIÓN CARIBE consultó al entonces Secretario administrativo Jorge Urieles, quien en conocimiento del proceso aseguró, ese parque automotor eran vehículos que desde el 2001, creo que desde la administración Dangond, ya no estaban habilitados, vehículos que desde esa época se echaron al abandono al punto de que se volvieron chatarra, porque no es un secreto para nadie que en la administración pública cuando hay este tipo de bienes terminan costeándose su arreglo y manutención con gastos propios de funcionamiento y recursos del municipio y esos a veces terminan siendo muy escasos. En ese ir y venir el volteo y el carro blindado al que se refieren algunas notas periodísticas fueron vehículos que desde el 2001 estuvieron paralizados y nadie los utilizaba y al pasar de ese tiempo los vehículos se volvieron chatarra, eran prácticamente y técnicamente solo cascarón, eso le estaba causando al municipio como tal un detrimento patrimonial en el tema de impuestos, ya que los vehículos así estén parados mientras no los chatarrices, siguen generando impuestos”, preciso Urieles.

¿POR QUÉ NO SE CHATARRIZARON?

Volvemos a lo mismo, todos esos procesos tienen un costo que terminan siendo recursos propios del municipio que quiso evitar el alcalde Luis Tete en su momento, y que fuera un particular el que finalmente tomara esa determinación. Al particular le convenía y de una u otra forma ese cascarón se convertía chatarra y nos quitaba a nosotros la carga patrimonial como administración de impuestos de parqueo y costos de chatarrización.

En cuanto al cargador que se no se cedió sino que se dio en comodato, fue precisamente para evitar la nefasta terminación que tuvieron los otros dos vehículos, ya que ese cargador más o menos hace dos años ya no estaba en funcionamiento y por no estar en uso sacan la mano o sufren algún tipo de daño y con que se van a arreglar con recursos propios del municipio y los gastos de funcionamiento por ley 617 son muy limitados y más para un municipio que como Ciénaga estuvo en ley 550 y que no podía sobrepasar ciertos gastos de funcionamiento.

¿EL CONTRATO CUÁNDO SE HIZO Y POR QUÉ LA FECHA 2105?

Se hizo en el año 2015 se empezó a tener conocimiento del comodante desde el mes de septiembre, pero mientras que se empezó a conocer de él se sabía si era una persona de bien si era una persona de labores con vehículos de carga. Lo del 2105 se puede entender como un error de transcripción porque debería ser 2015.

¿POR QUÉ ESTÁ EN TELA DE JUICIO EL PROCEDER DEL EXALCALDE LUIS TETE SAMPER?

Trato de ser muy técnico y creo que hay una administración preocupada por los bienes del municipio y eso está muy bien, felicito a esta nueva administración y a los servidores, pienso que es una muy buena labor la que está haciendo de dar la oportunidad del debate público porque al final eso enriquece al municipio y a los habitantes que se enteran de las realidades administrativas contra eso no tengo nada más allá de explicar actuaciones en el ámbito legal o contractual que se pudieron haber hecho.

¿FALLÓ LA ADMINISTRACIÓN SAMPER EN ESE CONTRATO?

Pienso que puede ser una confusión o algo por el estilo, frente al tema si hubo fallas o no en el proceso contractual por una fecha eso es común que pase tanto en los contratos públicos como en los contratos privados.

 

NOTA DE REDACCIÓN: Hasta el cierre de la edición, el cuerpo periodístico de OPINIÓN CARIBE, intentó consultar a José Rubiel Crispín, quien figura como la persona a quien el exalcalde de Ciénaga, Luis ‘Tete’ Samper, le habría cedido los bienes muebles, para que diera a conocer su versión de los hechos la cual ante su negativa no fue posible.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *