Connect with us

Análisis

El fútbol en ‘pañales’

Opinión Caribe

Published

on

Desde las universidades, a través de los programas que ofrece el departamento de Bienestar Universitario se gestan profesionales integrales con formación deportiva, los cuales podrían conformar un equipo de fútbol profesional. En Estados Unidos, los centros educativos les abren espacios a los futbolistas en equipos profesionales, pero en Colombia, este modelo aún no se ha implementado. Por ello, OPINIÓN CARIBE consultó a la Universidad del Magdalena y a la Universidad Sergio Arboleda para conocer su posición al respecto de este modelo formativo y al presidente de la Liga de Fútbol del Magdalena, quien expone cuál es el panorama futbolístico de Santa Marta.

La iniciativa de equipos profesionales de fútbol como propiedad de las universidades en Colombia todavía es prematura. En Santa Marta, las universidades del Magdalena y Sergio Arboleda, respondieron a OPINIÓN CARIBE, que, hasta el momento, no se han planteado la posibilidad de conformar un equipo propio, pero sí apuntan a brindarles a sus estudiantes una formación deportiva que los lleve a un mejor nivel.

Julio Vega, director de Bienestar Universitario de la Universidad del Magdalena, aseguró, “un planteamiento oficial o una reflexión con la alta dirección nosotros no la hemos realizado, sí vemos buenas prácticas en universidades a nivel internacional como la Universidad de Chile e inclusive, a nivel regional, en la Autónoma del Caribe, las cuales sirven como referencia para que se puedan aplicar en nuestra institución, sin embargo, nosotros tenemos unos lineamientos en investigación y extensión que son nuestra razón de ser y nos limitan un poco al pensar en conformar un equipo de fútbol profesional”.

Agrega, que si el Departamento o el Distrito plantearan un apoyo en la formulación y gastos que tendrían las universidades para conformar un equipo, se podría estudiar la posibilidad, pero sería una mentira afirmar que la Universidad por sí sola lo puede hacer. La base de la Universidad es la formación académica, no obstante, le apuestan a formar profesionales que sean buenas personas, quienes necesitan del deporte y la cultura.

Así mismo, Lizana Carrasquilla, directora de Bienestar Universitario de la Universidad Sergio Arboleda, afirmó, “un equipo propio a nivel profesional hasta el momento, no, tenemos una escuela de formación deportiva para niños y jóvenes, la idea es que a futuro dé resultados y podamos sacar un equipo profesional, sería una meta que tendríamos quizás más adelante. De esta escuela hacen parte los hijos de los funcionarios o familiares de los estudiantes, estamos recibiendo niños desde los 5 años, pero un equipo a nivel profesional no es algo en lo que estemos pensando ahora”.

En ambas instituciones hay estudiantes que han representado al país y que han hecho parte de equipos profesionales, no solo en fútbol, también en otras disciplinas. Frente a esto, las universidades les brindan su respaldo por la ausencia en las actividades académicas, por ejemplo, la Universidad del Magdalena, en su momento, lo hizo con la estudiante Sindy Vega, una atleta que en el 2013 representó al país en Rusia; la Sergio Arboleda con Luis Carlos Márquez, quien estuvo el año pasado en un equipo de fútbol semi profesional en México.

PREPARATORIAS A LA LIGA PROFESIONAL

Los equipos universitarios en Estados Unidos son un paso obligado para llegar a las ligas profesionales del país, en el caso del fútbol americano y baloncesto. Estos equipos universitarios forman a las futuras estrellas de la National Football League –NFL- y la National Basketball Association –NBA-, en español, la Liga Nacional de Fútbol Americano y Asociación Nacional de Baloncesto de América, respectivamente.

Los jugadores universitarios alcanzan la admiración de la comunidad y los patrocinadores a través de sus destacadas actuaciones en los equipos. En el país norteamericano el grupo universitario juega su temporada, a principios de septiembre hasta el mes de diciembre.

En Colombia, este modelo estadounidense aún no se ha implementado, las universidades no tienen convenio alguno con los equipos profesionales para que los estudiantes que deseen continúen una carrera futbolística a pesar de ser el deporte predilecto y el nivel formativo de quienes hacen parte de los grupos universitarios. Teniendo en cuenta los resultados que en el país norteamericano ha dado por brindarles a los estudiantes la oportunidad de hacer una vida deportiva a nivel profesional, por tanto, se les preguntó a las universidades consultadas qué piensan al respecto.

“En el país, prácticamente no existe, podría decir que aún no arranca, es un modelo muy particular en Estados Unidos que es una potencia mundial y que tiene los recursos suficientes para poderlo hacerlo, sin embargo, consideramos que son buenas políticas que el país debe comenzar a usar. En el aspecto deportivo, Colombia ha tenido unos avances importantes, pero aún nos sigue haciendo falta. Creo que en el género femenino hay que destacar los triunfos que Colombia ha obtenido en los últimos años”, afirmó el director de Bienestar de la Universidad del Magdalena.

Plantea, que, a nivel nacional, desde Coldeportes, la presidencia debe impulsar una política para que se den estas actividades y recuperar aquella propuesta que tenía Édgar Perea (Q.E.P.D) de conformar el Ministerio del Deporte para fortalecer las disciplinas deportivas.

Para apoyar el deporte, la Universidad creó la Copa Unimagdalena que desde el 2011 se viene realizando anualmente de manera ininterrumpida. El concurso comenzó con una aceptación de alrededor de 570 estudiantes, hoy, participan 1.700. La Universidad cubre los gastos de suministro de los uniformes a cada participante y demás implementos deportivos para su realización. La Copa es orientada por la experiencia de haber tenido la presidencia de los Juegos Universitarios, Ascun Deportes, durante tres años, en donde se conocieron las dinámicas en las universidades privadas y públicas de la región Caribe, siendo esta Alma Mater la única que organiza un torneo con una alta participación.

Lizana Carrasquilla plantea, que en la Sergio Arboleda no tienen esa facultad de hacerles el puente a los estudiantes con los equipos a nivel nacional, pero si les brindan el apoyo formativo al entrenarlos con docentes idóneos para la educación futbolística. Además, puntualiza, que en el equipo de la ciudad Gremio Samario que participa en la Liga Argos están vinculados estudiantes de la Universidad, entre ellos, Luis Carlos Márquez, Miguel Rosado y Luis Felipe Lema.

FORMACIÓN CON LAS UÑAS

La Liga de Fútbol del Magdalena, en la actualidad, cuenta con 129 clubes afiliados participando en subcampeonatos y alrededor de 20 a nivel de invitados que no son afiliados, pero participan en el campeonato de la Liga. El total agrupa a seis mil jugadores entre las categorías sub 12 a la sub 20.

José Salebe, presidente de la Liga de Fútbol del Magdalena, ilustra la situación de esta modalidad deportiva en la ciudad. Referente a talentos que se están formando, manifiesta, «el panorama es prometedor, porque constantemente hay jóvenes de la ciudad y el departamento que han sido trasladados a otras ciudades para ser parte de los clubes profesionales de la A, la B y la C. Como seleccionado, damos la oportunidad a los jóvenes para que se muestren a nivel nacional y sean tenidos en cuenta, es así como en el transcurso de lo que va del año hemos transferido alrededor de unos 60 niños a diferentes clubes nacionales en varias categorías».

Las transferencias hechas hasta la fecha, han sido a los equipos de Millonarios Fútbol Club, Club Deportivo Junior, Deportes Tolima, Envigado Fútbol Club, Boyacá Chicó Fútbol Club, a equipos de Valledupar, Barranquilla y a otras ciudades del país, que dan cuenta de la calidad de deportistas que se forman en Santa Marta.

El dirigente critica el inexistente apoyo institucional por parte de las administraciones distrital y departamental, lo que ha causado deficiencias en la infraestructura física que tienen los deportistas para llevar a cabo sus prácticas y la migración de talentos a otras ciudades en busca de oportunidades. Salebe sostiene, que desde la época del ‘Pibe’ Valderrama, la ciudad ha seguido dando talentos como Falcao García, Aldo Leão Ramírez, Jarlan Barrera, entre otros.

Con respecto a las canchas aptas para realizar la práctica del fútbol, asegura el presidente de la Liga, “aquí los únicos escenarios deportivos para la práctica natural del fútbol son privados, como el caso de la Universidad del Magdalena, la Universidad Sergio Arboleda, la cancha de Cajamag en Teyuna; los demás, son canchas o peladeros, les llamamos cancha de fútbol porque juegan allí, pero en realidad son unos peladeros que no dan garantías a los deportistas para su desarrollos físico y técnico.

La mayoría de los clubes se sostienen por voluntad propia, por el aporte que hacen los padres de familia para que sus hijos sigan vinculados al deporte, pero no hay aportes económicos ni de empresas ni de los dirigentes municipales para que se mantengan en funcionamiento. Cuando hay competencias, bien sea dentro o fuera de la ciudad, los padres o directores de los clubes se hacen cargo de los gastos que implique la participación, en uniformes, transportes y demás indumentarias. Por las condiciones críticas del deporte en Santa Marta muchos clubes han desaparecido, la mayoría de los dirigentes son personas de escasos recursos a quienes les apasiona el deporte, pero como no encuentran el respaldo o la forma de sostenerse, desisten y los cierran. El llamado que hace José Salebe es, que se pongan los ojos sobre el deporte, para aprovechar los talentos que están en formación y dejan en alto el nombre de la ciudad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *