Connect with us

Metrópolis

¡Ojo con los talleres ambulantes! Los ‘dueños’ del espacio público

Opinión Caribe

Published

on

OPINIÓN CARIBE denuncia la ocupación ilegal del espacio público en la Avenida del Libertador entre las carreras 9 y 10. Sin ley, propietarios de motos, además de parquear sus vehículos, utilizan la avenida para llevar a cabo la reparación mecánica de las mismas, actividad que ha provocado el caos en la movilidad de esta importante arteria vial.

Por Fanny Medina Ariza

A pesar de los esfuerzos que en los últimos meses ha llevado a cabo el Distrito por la recuperación de las zonas públicas, algunos ciudadanos continúan adueñándose del espacio para sacar provecho particular.

Entre las carreras 9 y 10, sobre la Avenida del Libertador, funciona un sinnúmero de talleres de mecánica automotriz, que con el paso de los años se ha adueñado de la vía. En el área no solo parquean, sino que también se hacen reparaciones de motos, situación que ha generado que este tramo vial nunca esté despejado.

Los moradores y transeúntes del sector se quejan de la problemática. Una de ellos, Delia Burgos, quien vive al finalizar la calle y hasta el frente de su casa llega la fila de motocicletas, “es una situación que nos ha afectado por años, pero cómo hacemos, yo le digo que no parqueen y ellos lo hacen, no nos vamos a poner a pelear con unos ‘mototaxistas’ que nos responden con palabras obscenas, lo que da paso a que después tenga que salir mi familia a pelear”.

Burgos entiende, que tiene derecho a reclamar, porque se está violando el espacio de la entrada a su vivienda, sin embargo, prefiere evitar un mal rato enfrentándose a los conductores que ignoran el llamado de atención y además la insultan. Asegura, que el único momento cuando la calle se ve despejada es cuando la Policía hace operativos de desalojo, pero que, al término de estas acciones, la situación vuelve a ser la misma cosa.

Otro de los quejosos es Álvaro Salomón, quien también reside en la cuadra, rechaza esta actividad, “este parqueadero de motocicletas nos tiene al borde de la locura, le hago un llamado a la Administración Distrital para que tome las medidas necesarias para que las personas no lleguen aquí a instalar los repuestos”.

Es un espacio que debe ser recuperado, plantea Salomón, y que quienes llevan a cabo esta labor, sean trasladados a una zona donde no perjudiquen a terceros.

El director de la Unidad de Transito, Valentín Restrepo, explicó, que esto es un asunto propio de una de las entidades dependientes de la Secretaría de Gobierno, la Unidad Defensora de Espacio Público en la que se agrupan varios departamentos: Dadma, Unidad de Tránsito, Secretaría de Planeación y Espa, “a través de este organismo estamos ejecutando labores de recuperación de espacio público. Hace unos días esta Unidad en coordinación con nosotros, dictó algunos talleres pedagógicos sobre lo que representa la invasión del espacio público para la ciudad”.

Manifiesta, que primero hacen la advertencia para que las personas en una próxima visita rigurosa no tengan argumentos para decir que no hubo intención de solucionar la situación de manera pacífica; cuando la conducta persiste, el paso siguiente es la inmovilización de los vehículos mediante la imposición de los comparendos por infracciones a normas de tránsito estipuladas en el Código Nacional de Tránsito en la Ley 769 de 2002.

La ley menciona en el artículo 79, que no se pueden hacer reparaciones de vehículos en la vía, por el mismo carácter de que ésta es pública y en servicio para el tránsito de peatones y vehículos.

El Director asegura, que, sin previo aviso, se dirigirán a esos sitios para realizar las respectivas inmovilizaciones, medida que se adopta en estos casos, además de la imposición del comparendo al conductor infractor.

El Distrito cuenta con cuatro grúas con las que se realizan estos operativos, dispuestas a hacer cumplir la norma.

Con situaciones de uso irregular del espacio se hace necesaria la persistencia de la autoridad, sobre todo en las zonas donde se afecta la movilidad de manera reiterativa.

Sobre esta situación en particular, los dueños de los almacenes de repuestos están permitiendo que se cumpla la infracción y en algunos casos, son ellos mismos quienes llevan a cabo esta labor.

Al respecto, la Unidad de Tránsito habla de que hay sanciones de posible cierre para los establecimientos de comercio que ejecutan esta labor, si no está autorizada dentro de los términos contemplados en el certificado de existencia y representación legal que expide la Cámara de Comercio sobre su objeto social.

La Secretaría de Gobierno ha cumplido la medida de cierre en varios establecimientos comerciales por invasión del espacio público, se les hace un cierre preventivo de 10 a 15 días, dependiendo de la gravedad de la infracción.

“En la Unidad de Tránsito reportan que en otros sitios la falta no se comete en un establecimiento como tal, sino por parte de personas que realizan el oficio de mecánico en la informalidad, por ejemplo, en la parte de atrás de la bomba de gas en la carrera quinta acostumbran a pintar y arreglar llantas. En la calle 8, en el sector de Pescaíto, parquean varios carros y los reparan en la vía pública”, precisó el funcionario.

Esta dependencia asegura, que es difícil ejercer la autoridad cuando ha pasado tanto tiempo ausente, “quienes quieran laborar, deben hacerlo dentro de su inmueble o un taller destinado para los oficios de mecánica”, afirma Valentín Restrepo.

La labor se realiza de manera articulada con la Policía, porque en algunos lugares es normal que haya confrontación, las personas alegan con una confianza legítima la ausencia Estatal, la cual está tratando de consolidarse, de hacer presencia permanente en aras de trabajar por la Ciudad. Cuando la comunidad tenga una queja, puede comunicarse a la línea de teléfono que tiene habilitada la Unidad de Tránsito para recibir información de los ciudadanos.

Para afrontar todas las dificultades de la ciudadanía, la Alcaldía ha impulsado la creación del cuerpo propio de agentes de tránsito, que será una solución a la dependencia permanente de la Policía.

La convocatoria está en marcha, hasta el momento se han recibido más de 150 hojas de vida, las cuales serán revisadas para ver si cumplen con los requisitos de ley para la vinculación.

A las personas escogidas se les hará un nombramiento en provisionalidad, porque son de carrera administrativa, mientras la Comisión Nacional de Servicio Civil agote el procedimiento de selección objetiva por concurso de méritos.

Ya está adelantado el procedimiento como lo indica la Ley 909 de 2004 que regula la planta de personal en Colombia, y los soportes para la reforma administrativa que cuenta con la autorización del Concejo Distrital.

La Alcaldía tiene afán de terminar el procedimiento para disponer del cuerpo de agentes, porque es más fácil realizar operativos coordinados entre las mismas dependencias de la administración que con la Policía por su estructura jerárquica y las actividades propias de la Institución.

Los esfuerzos de la Administración van dirigidos a recuperar todo el espacio que ha sido invadido, porque con el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial se prevé que la ciudad tenga mayor cantidad de espacio público liberado. La invasión del espacio público es una de las problemáticas más engorrosa que enfrenta Santa Marta, por años y años ha ocupado de manera caótica diferentes zonas del Distrito.

Imagen6

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *