Connect with us

Análisis

Taxi vs Uber

Opinión Caribe

Published

on

El ingreso de la plataforma tecnológica Uber ha sido fuente de conflicto entre el Estado y diferentes gremios de taxistas, quienes manifiestan no estar de acuerdo con esta aplicación, porque aseguran que atenta contra la libre y leal competencia en el sector de transporte público. OPINIÓN CARIBE plantea si este sistema es una nueva opción de movilización y si Santa Marta está preparada para recibirlo.

Por Laura Vélez Vargas

Frases como “para dónde va”, “allá no voy, bájese”, “ir hasta allá cuesta más”, “no tengo vueltos”, sumado a la mala calidad en el servicio, inseguridad y poca disponibilidad en horas pico o días de lluvia, son las situaciones que aquejan a miles de samarios, por las malas experiencias con algunos ‘vehículos amarillos’, por tanto, solicitan nuevas opciones para movilizarse dentro y fuera de la ciudad.

El desafío parte de la plataforma tecnológica Uber, que funciona desde el 2010, ofreciendo acceso a los valiosos datos anónimos de sus trayectos, con la esperanza de aliviar los problemas de tráfico y mejorar la planificación urbana, además de haberse expandido a unas 400 ciudades en 70 países, entre ellos, Colombia, lugar a la que que entró en vigencia a partir del año 2013 y que se ha posicionado en 15 ciudades actualmente.

Esta nueva alternativa de transporte, que hace parte de los TNC, por su acrónimo en inglés Transportation Network Company (Compañía de la Red de Transporte) ha cambiado la forma en que se movilizan las personas, conectando de manera eficiente a usuarios con socios-conductores por medio de la aplicación y manejando pagos electrónicos como la tarjeta de crédito.

Para contrarrestar la entrada de Uber en Santa Marta, la asociación de taxistas de esta Ciudad, dueños, conductores y administradores se unieron por iniciativa propia, para mejorar la calidad de sus servicios y capacitar a quienes están al frente de los taxis, para así estar a la altura de los servicios de transporte público y especiales, con el fin de no verse amenazados a futuro, por la entrada y la competencia que representan esta plataforma u otro medio de movilización.

¿UBER EN SANTA MARTA?

Valentín Restrepo Rueda, director de la Unidad Técnica de Control, Vigilancia y Regulación de Tránsito y Transporte del distrito de Santa Marta, afirmó, que, hasta ahora no se tiene una queja formal por parte del gremio de taxistas ni ninguna otra entidad acerca de la entrada del Uber en la Ciudad.

Sin embargo, es notoria la preocupación de los taxistas y servicios ‘blancos’ especiales por la ‘APP’ habilitada para cualquier ‘Smartphone’, el cual permite un transporte puerta a puerta, con un amplio y asequible portafolio de servicios, que al final obligan de un modo u otro a que los ‘vehículos amarillos’ mejoren su atención, “los mismos taxistas están preparándose a través de capacitaciones y mejoramiento, porque la llegada de Uber se daría como respuesta a una deficiencia en la prestación del servicio”.

Por otra parte, Adriana Garzón, vocera de Uber para Colombia, le aseguró a OPINIÓN CARIBE que hasta el momento el servicio no está disponible para la ciudad de Santa Marta, y aclara, que nunca ha estado.

“Nuestra experiencia en la región Caribe ha sido muy positiva. Barranquilla fue la primera ciudad de la Costa a la que llegamos y luego nos expandimos a Cartagena, Montería, Sincelejo y Valledupar. Hemos encontrado que las personas confían en Uber como una alternativa adicional para su movilidad. Los socios-conductores costeños que están vinculados a la plataforma han encontrado una oportunidad de emprendimiento con ingresos dignos y flexibles”, confirmó un vocero de Uber para Colombia.

A pesar que se ha mantenido el duelo entre taxistas y la plataforma Uber, nadie del sector oficial, ni Ministerio de Transporte, ni la Superintendencia de Transporte u otras entidades, han tomado una decisión que resuelva con celeridad una reglamentación del negocio particular que controle la igualdad en los sistemas de movilización terrestres del país, teniendo en cuenta que las presiones de la ciudadanía que defiende la libertad de la Internet y el acceso sin ninguna restricción a los modelos de negocio digitales, le ha permitido a esta ‘APP’ mantenerse activa y crecer.

ACERCA DE UBER

La plataforma Uber se enfoca en la seguridad y confiabilidad del usuario, brindando prestaciones personalizadas, desde cualquier lugar, sin importar si está en un sitio de difícil acceso u otras condiciones como la hora, el clima o el tráfico. Asimismo, todos los viajes en este sistema de transporte cuentan con el respaldo de una póliza de seguro contra accidente “con una cobertura más amplia que la del transporte público tradicional”.

Al pedir un servicio de Uber mediante la aplicación, el nombre y foto del conductor, modelo y placas del vehículo que el usuario escogió, aparecerán en su teléfono móvil y durante el recorrido, el pasajero también tendrá la posibilidad de conocer y seguir su ruta, como también compartir los detalles del viaje con su familia y amigos, mediante un link que la plataforma les proporcionará, en donde se incluye la ubicación en el mapa hasta que llegue a su destino y el tiempo estimado para esto.

Cabe resaltar, que todos los socios–conductores, quienes son operadores independientes y no empleados de la plataforma, son sometidos a un proceso riguroso de preselección, se verifican antecedentes judiciales y antes de conducir para la plataforma Uber, deben proporcionar datos de licencia y de vehículo, saber si conocen la ciudad, además de realizar capacitaciones para el uso de la aplicación, “si un documento expira, el sistema imposibilita a quien lleva el volante a utilizar la ‘APP’, y en caso de un comportamiento peligroso por parte de este, será desactivada su cuenta inmediatamente”.

De igual manera, cuentan con grandes beneficios, siendo más del 70 % de los conductores, propietarios del vehículo que conducen, se les da la flexibilidad y control de su tiempo, debido a que tienen la posibilidad de fijar sus propios horarios y días para prestar el servicio. Además, la empresa les entrega un IPhone y les paga un plan de datos, les cobra una comisión del 25 % del valor del viaje. El 75 % restante es para quienes transportan al usuario.

GRAN ACOGIDA

Aunque esta plataforma requiere de una modalidad de pago a los que no todas las personas tienen acceso, como las tarjetas de crédito, y maneja tarifas más costosas que los servicios tradicionales, compuestas de un monto base al que se suman cobros de tiempo y distancia de cada viaje, “estos varían según el tipo de servicio que el usuario escoja y al final del recorrido el cliente recibirá en su correo electrónico un volante con el detalle del recorrido, el tiempo, la distancia, y el valor correspondiente a cada uno de estos conceptos”, informó un vocero de Uber Colombia.

Esta modalidad de transporte permite a los pasajeros conocer el costo estimado de su recorrido con anticipación, el cual se cobra a la tarjeta de crédito al finalizar su recorrido y, por ende, ni el usuario ni el conductor tendrán que lidiar con el intercambio de efectivo, el cambio de billetes de alta denominación o cobros excesivos en caso de carreras largas.

Por otra parte, la plataforma estadounidense cuenta, además, con productos innovadores como Uber black, Uber x, Uber bici, Uber van, Uber english, Uber pet, entre otros, que le permiten al cliente solicitar opciones de servicio dependiendo de sus necesidades, servicio compartido, movilizarse con sus mascotas o con bicicletas y en el caso de extranjeros, tener acceso a conductores bilingües.

Esta aplicación tiene como requerimiento especial, que tanto los pasajeros como los socios–conductores deberán calificarse entre sí, antes de solicitar o aceptar otro viaje. Y si se desea reportar algún incidente o realizar preguntas, un equipo de atención al cliente estará disponible las 24 horas para responder de inmediato.

SITUACIÓN DEL GREMIO DE TAXISTAS

De acuerdo con José Daniel Gil Wagner, líder de los taxistas de la capital del Magdalena, la única forma en que los samarios puedan cambiar su visión y perspectiva sobre el citado gremio, para que ni Uber ni alguna otra compañía de transporte público pueda llegar a ser competencia para los ‘vehículos amarillos’, es ofrecer mejoras en la prestación del servicio.

“Uno de los puntos que más claro tenemos los integrantes del gremio, es que para enfrentar cualquier competencia o aplicación, debemos ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía. Es más, ya hemos puesto en marcha iniciativas que resalten la labor que adelantamos en beneficio de la Ciudad”, aseguró Gil Wagner.

El representante de los conductores de los ‘vehículos amarillos’ de servicio publicó enfatizó, que dentro de esas propuestas está la campaña “Para allá sí voy”, la cual consiste en la aplicación de carreras o servicios en zonas que los taxistas consideraban no cumplían las garantías suficientes para sus respectivos ingresos, para su integridad física, distancia o el estado de las vías, entre otras variables.

Además, que las asociaciones de taxistas, propietarios, administradores que manejan grandes grupos de estos vehículos, entre otros, a través de reuniones, un grupo en Whatsapp y redes sociales se han comprometido a mejorar la atención, mantener la cordialidad, en ser más honestos, sin olvidar la constante revisión tecno mecánica de los vehículos y de esa forma ofrecer calidad.

Reiteró que los actos de abuso cometidos por algunos conductores son rechazados e invitó a que mediante la red social agremitax_sm, la comunidad informe sobre cualquier irregularidad, con datos completos del vehículo, para iniciar las respectivas investigaciones y si es necesario, disponer de un agente de tránsito.

UBER, UNA AMENAZA SOBRE RUEDAS

Por otra parte, para los integrantes de la llamada ‘ola amarilla’, el posible arribo del sistema Uber a la Ciudad representaría una ‘amenazante marejada’ que golpearía no solo a los bolsillos de los usuarios de taxis, sino que también afectaría de forma evidente los ingresos del gremio en cuestión.

“El samario está acostumbrado a tarifas cómodas, por tanto, no creo que la aplicación sea muy rentable aquí, sobre todo, porque en ciudades como Bogotá o Medellín, los conductores de Uber han cobrado hasta 140 mil pesos por carreras no muy largas. Por ejemplo, en Santa Marta una carrera mínima es de cinco mil pesos, pero en un Uber será de 15 mil. Sin embargo, no nos deja de preocupar y somos conscientes de que debemos mejorar en el servicio que estamos ofreciendo actualmente”, puntualizó Daniel Gil.

En Santa Marta existen 3 mil 596 taxis, de los cuales el 60 % tiene turnos dobles, que esperan la respectiva atención de las autoridades correspondientes, en el momento de alguna denuncia de llegada del servicio de Uber en la Ciudad, “la Policía de Tránsito y demás entidades deben estar atentas y reconocer nuestro trabajo como empresas y gremios legales. De llegar Uber a Santa Marta, nosotros responsabilizaremos a los entes de servicio y transporte del Distrito”.

EL TAXÍMETRO: EL AS BAJO LA MANGA

Respecto a la polémica, son muchas las posibles soluciones que los taxistas han planteado en aras de que el sistema Uber no se aplique en la Ciudad. Una de ellas es que tanto algunos conductores como la Secretaría de Tránsito del Distrito modifiquen las tarifas, incluso, que se aplique la modalidad del taxímetro.

“En Santa Marta lo que se necesita es replantear las tarifas, por lo cual hemos presentado un proyecto para que se aplique el taxímetro, como un mecanismo equilibrado para medir el pago de los usuarios de acuerdo con las distancia recorridas”, señaló Daniel Gil.

Por su parte, el funcionario de la Secretaría de Tránsito reiteró, que el taxímetro es una medida de regulación objetiva para la tarifa, pero que implica hacer un estudio de consultoría, “que definiría los términos de referencia o del proceso de selección objetiva mediante el cual se elija al contratista que los provea, que los instale y mantenga. Además, que hay una parte del sector del mismo gremio de taxistas que no está de acuerdo, pero hay una decisión de la Administración y es ‘echarlo para adelante’ y trabajamos para que se aplique en Santa Marta”.

BUENAS ACCIONES DE LOS TAXISTAS

A pesar de las constantes denuncias y quejas por parte de la ciudadanía, tanto en redes sociales como personales, sobre el mal comportamiento de algunos taxistas, también resulta pertinente resaltar las buenas acciones de algunos conductores.

Es el caso de Deivi Gutiérrez, quien el pasado miércoles, en un acto de honestidad, decidió devolver un bolso que contenía unos cinco millones de pesos a dos pasajeros orientales y una colombiana, acto destacado por el gremio y la sociedad en general.

“Los colombianos son honestos”, fueron las palabras, en un español mal pronunciado, que se les escuchó a uno de los usuarios orientales, las cuales resaltan la labor de un conductor de 35 años de edad y 16 años de oficio, que vive en el barrio ‘María Cristina’ (estrato 2) a quien “no le faltan las ‘culebras’ por pagar”, pero mantuvo su honestidad y la dignidad del gremio, por encima de la ambición.

Así mismo, el líder de los taxistas, Daniel Gil, afirmó a OPINIÓN CARIBE, que con el gremio se han realizado durante muchos años diferentes acciones por el bien de Santa Marta, “aunque no nos gusta ventilarlas y publicar cada cosa porque la Biblia dice que “lo que haga tu mano derecha no lo sepa tu mano izquierda”, cabe destacar obras como la campaña para tapar los huecos de la Ciudad; labores sociales con los conductores, tales como la ayuda brindada a la comunidad del barrio Milagro, cuando se le quemaron sus casas; la situación de los niños en Fundación también fue atendida por nosotros mediante una caravana de 80 carros, recogimos casi seis millones de pesos; hacemos donaciones y llevamos comida a los barrios más necesitados y cuando por medios radiales se pide ayuda, acudimos con la mejor de las voluntades”.

Afirmó, que muchos conductores han devuelto celulares, bolsos a usuarios y turistas, por tanto, espera que el buen comportamiento prevalezca, para que los samarios y turistas sientan confianza y seguridad al utilizar un ‘vehículo amarillo’ en Santa Marta.

¿CÓMO VA EL TEMA DE LA LEGALIDAD?

Según Uber Colombia, tanto la ciudadanía como esta empresa han apoyado la iniciativa de la ‘Ley de Apps de Transporte Privado’, que permite a Colombia beneficiarse de la tecnología para promover una movilidad segura y confiable, que además le da la oportunidad a miles de colombianos de acceder a una alternativa de ingresos flexible y digna, “Uber es una empresa de tecnología legalmente constituida en Colombia. No hay ningún acto jurídico o administrativo que declare ilegal este servicio”.

Reiteró que a finales de 2015 se radicó ante el Congreso un proyecto de Ley que crea una nueva categoría para el servicio privado de transporte mediante plataformas tecnológicas y que la Cámara de Representantes decidirá el futuro de este tipo de movilidad, que hace parte de un proceso de modernización de las alternativas de transporte, buscando ofrecer nuevas y diferentes opciones de acuerdo con cada necesidad, “en noviembre de 2015, un grupo de parlamentarios encabezado por Juan Carlos Restrepo, Mario Fernández y Olga Lucía Velásquez radicaron la Ley de Apps de Transporte Privado”.

Sin embargo, el Ministerio de Transporte expidió el pasado lunes festivo, la resolución 2163 del 27 de mayo de 2016, en donde se establece la normativa que deben cumplir las empresas propietarias de las plataformas tecnológicas, exclusivamente para los taxis de lujo, que quieran prestar este nuevo servicio, en la modalidad del transporte público individual de pasajeros.

Lo anterior, creó un nuevo conflicto entre la plataforma Uber Colombia y el Ministerio, puesto que aún no ha conseguido entrar en la reglamentación y legalidad, y, por el contrario, la nueva norma limita únicamente a los vehículos ‘amarillos’ de transporte públicos que se encuentran actualmente en circulación y en el sistema de cupos existente.

También quedó insatisfecho el gremio de taxistas colombianos con la nueva reglamentación, puesto que exige la creación o agrupación a nuevas plataformas tecnológicas para estos autos y la modificación de los vehículos que quieran prestar este nuevo servicio, ajustando sus características a lo establecido por el Decreto 2297 de 2015.

El Ministro de transporte, Jorge Rojas, aseguró que de acuerdo con el artículo 5 de la ley 336 de 1996, los vehículos particulares no podrán prestar, bajo ninguna circunstancia, el servicio de transporte público de pasajeros y pidió a todas las personas que están en la modalidad del servicio especial que se abstengan de prestar el servicio individual con vehículos que no están habilitados para este servicio.

Valentín Restrepo, Secretario de Transporte del Distrito, se unió a lo legal ydijo que mientras la Ley de Transporte (Ley 769 de 2002) se refiere a una prestación de servicio no autorizada, la Policía de Tránsito inmovilizará a los vehículos de Uber y procederá a una sanción pecuniaria, “la Policía y Unidad de Tránsito, tenemos un grupo en Whatsapp con el nombre de “informalidad”, en donde se denuncia el transporte no legalizado, como las camionetas blancas que circulan desde Ciénaga y que presentan irregularidades por llevar en el platón personas”.

Pero, el vocero de Uber para Colombia insistió que su plataforma es pro regulación, “nos interesa conversar con las autoridades, tanto a nivel nacional como a nivel local, para que conozcan cómo este sistema puede mejorar la movilidad de su ciudad, la seguridad en el transporte y la economía de los hogares”.

Si bien la plataforma Uber perturbó la tranquilidad de los taxistas y distintos sistemas de transporte legalizados en Colombia, también es cierto que es un nuevo modelo de negocio moderno y tecnológico que ha generado millones de empleos, siendo, además, un alivio para superar las dificultades de transportarse en las diferentes ciudades del mundo y evitar los abusos e inseguridad de algunos taxistas.

Resta esperar para que las instancias logren una reglamentación equitativa, que no perjudique a ningún gremio de movilización terrestre que existe en el país.

Para tener en cuenta:

En Colombia, el servicio de transporte de Uber va en ascenso, con 300 mil usuarios frecuentes y 30 mil socios-conductores, ya ha alcanzado los 660 mil viajes diarios, mientras que los ‘vehículos amarillos’ hacen aproximadamente 730 mil.

“La aplicación Uber todavía no está disponible en la ciudad de Santa Marta, nos parece interesante, pero no es cierto que estamos operando en esta Ciudad”, señaló Adriana Garzón, vocera de Uber para Colombia.

Sondeo ciudadano

A la pregunta…

¿Utilizaría la aplicación tecnológica Uber en Santa Marta?

Esto, respondieron los encuestados:

  1. Simón Bossa Andrade: Sí, lo utilizaría, siempre y cuando tenga una buena prestación de servicio y su precio sea razonable, porque algunos taxistas se aprovechan de la parte económica del cliente, aunque debo rescatar el buen servicio que prestan algunos conductores de estos ‘vehículos amarillos’.
  2. Jeison López Brito: Lo utilizaría dependiendo del lugar a donde me dirijo o la situación por la que necesito movilizarme, por ejemplo, que necesite mayor seguridad, como el traslado de algún dinero importante o una salida con alguien especial.
  3. Fidel Vega: Sí, me gustaría, porque en mi caso, los taxistas se han negado casi siempre a llevarme del centro histórico de la Ciudad a mi barrio ‘María Cecilia’, porque prefieren carreras cortas.
  4. Ricardo Lalinde: No lo utilizaría, porque tengo mi transporte particular, no reúno los requisitos, puesto que en Uber se utilizan las tarjetas de crédito y yo no las tengo.
  5. Luís Alfredo Navarro: No lo usaría, porque siempre los taxistas me han prestado un buen servicio.
  6. Luís Alberto Riascos: Sí, claro, es un servicio excelente, sobre todo, para una ciudad turística como Santa Marta, que no cuenta con amplias zonas de parqueo y mediante Uber se facilitaría la movilización dentro de la Ciudad. El problema radica en que si la gente del interior del país aún no ha entendido que es un servicio especial y diferente, que se presta a nivel mundial, aquí va a causar revuelo, teniendo una población tan conservadora, sin embargo, es necesario implementar este sistema, eso se llama desarrollo.
  7. María de los Milagros Prati: Sí, ya lo he utilizado en Bogotá y me parece que es un servicio que no es costoso y tiene un personal educado.
  8. Efigenia Villa: Sí, lo utilizaría para ir al aeropuerto, salir por las noches o ir a lugares de difícil acceso, pues pienso que es más responsable y seguro este servicio.
  9. Julio Caro: Siempre que el servicio sea mejor que el actual, claro que lo utilizaría, sin importar que sea un poco más costoso.
  10. Mayra Alejandra Fonseca: Sí, después que sea más seguro, puesto que, algunas veces los taxistas, no todos, violan las normas de tránsito en las calles y ponen en peligro la vida de sus usuarios.
  11. Michelle Taylor: No lo utilizaría, he tenido buena experiencia con los taxis de Santa Marta.
  12. Milagros Cortela: Sí, lo utilizaría en cualquier evento, porque muchas veces el servicio de taxi es difícil de conseguir, además, los conductores son muy groseros.
  13. Ermelinda Ávila Pacheco: Claro que sí, lo utilizaría, teniendo en cuenta la seguridad y facilidad de conseguir un servicio rápido en cualquier lugar donde me encuentre.
  14. Lauren Suárez: Sí, estaría dispuesta, porque son más seguros y su nivel de atención y calidad es óptimo.
  15. Dayana Carreño Rangel: Si, lo utilizaría en cualquier momento, porque considero que el servicio de taxis de Santa Marta es de pésima calidad.

Imagen2

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *