Connect with us

Análisis

Manipulación en el SGP

Opinión Caribe

Published

on

El giro mensual del Sistema General de Participaciones, SGP, ha sido irregular en los últimos tres meses, porque los alcaldes dejaron para último momento el registro de las cuentas maestras

El desequilibrio regional en la política descentralización ha motivado a que los alcaldes del Magdalena saquen a relucir sus aptitudes para las ‘maromas’, y no precisamente para hacer parte del circo, sino para cubrir el retraso del giro mensual del Sistema General de Participaciones, SGP, que en los últimos tres meses ha sido irregular, afectando pagos como nóminas, pensiones y contratos de alimentación escolar, salud, educación, obras, entre otros.

Si bien es cierto que conseguir recursos en el Gobierno Nacional es una compleja tramitología, sobre todo, cuando no se cuenta con el ‘espaldarazo’ de senadores o influencias de la clase política, también depende de la astucia, gestión y responsabilidad de los alcaldes. La mayoría en el Magdalena no posee estas actitudes, pero sí un común denominador, dejar todo para último momento.

Lo anterior evidencia que los alcaldes tienen su cuota de responsabilidad en el atraso del giro del SGP, porque registraron el último día y sin los respectivos soportes las certificaciones de las cuentas maestras, trámite ordenado en el Artículo 138 del Plan Nacional de Desarrollo y confirmado por la Resolución 4835 de 2015, como medida de control, seguimiento y transparencia en el manejo de este dinero público, destinado para programas de alimentación escolar, atención integral a la primera infancia, la asignación especial de resguardos indígenas, gastos de funcionamiento, entre otros.

“Parece que todos los alcaldes nos hubiésemos puesto de acuerdo para entregar los documentos los dos últimos días de la fecha máxima, esto ha ocasionado demora en los giros. El Ministerio de Hacienda no tiene el suficiente personal para evaluar en corto tiempo a mil cien municipios. Hay que reconocer que los alcaldes hemos fallado”, afirmó el alcalde de Ariguaní, Rivelino Mendoza.

En este sentido, el Ministerio de Hacienda envió notificaciones a los alcaldes donde comunicaba la no autorización del registro de las cuentas maestras para los municipios de Ariguaní, Ciénaga, El Retén, Fundación, Pijiño del Carmen, Plato, Sabanas de San Ángel, San Sebastián de Buenavista, Santa Ana, Tenerife y Zapayán, debido a que las certificaciones bancarias no cumplían con los parámetros establecidos.

LOS BANCOS MÁS INTERESADOS QUE LOS ALCALDES

La incompetencia de algunos alcaldes en los trámites de apertura y registro de las cuentas maestras, el cambiar de entidades bancarias para beneficiar a sus ‘amigos’ gerentes y el no cumplimiento de la fecha máxima, llevó a que los bancos realizarán a espaldas de los municipios la tramitología para recibir los giros del SGP, enviando las certificaciones primero que los mandatarios.

Esta situación causó traumatismo en el proceso de registro de las cuentas maestras, debido a que presentaron certificaciones diferentes a las suministradas por los bancos y en otros casos, sin los soportes ni las firmas autorizadas.

El enviar la documentación faltando un día para el cierre del registro, no les permitió corregir los errores a tiempo, sino sobre la marcha.

“Las entidades bancarias tramitaron las cuentas maestras sin la certificación de los alcaldes responsables de este proceso. En otros casos, algunos enviaron la documentación de cuentas diferentes a las que inicialmente habían sido radicadas ante el Ministerio de Hacienda”, explicó el secretario de Hacienda del Magdalena, Gonzalo Gutiérrez.

Actualmente, la Gobernación del Magdalena acompaña la gestión de los giros del Sistema General de Participaciones para los municipios que afrontan inconvenientes en el registro de las cuentas maestras.“Dentro de la autonomía presupuestal y financiera de cada municipio, les corresponde a los alcaldes tramitar ante el Ministerio de Hacienda, el desembolso del dinero o solicitar explicación de la demora”, subrayó el Secretario de Hacienda del Magdalena.

Los municipios del país que inscribieron las cuentas maestras antes del vencimiento del trámite, que fue el 30 de junio del presente año, reciben los recursos del Sistema General de Participaciones. En el Magdalena, son pocos los entes territoriales de sexta categoría en esta condición.

De acuerdo con lo anterior, el Ministerio de Hacienda ha dicho que el trabajo de asesoramiento de la apertura de las cuentas maestras a las entidades territoriales del país, fue realizado con un año de antelación, pero este acompañamiento no fue suficiente, porque en el Magdalena todavía existen cuentas maestras sin autorizar.

TODO PARALIZADO

Varios alcaldes de los municipios de sexta categoría han manifestado su preocupación ante el retraso que ha tenido el giro mensual del Sistema General de Participaciones. La demora oscila entre dos y tres meses, circunstancia que ha retardado el pago de la nómina municipal en algunos casos y el atraso de la ejecución de los planes de desarrollo, lo que repercute de manera negativa en la calidad de vida de la población.

Todos los municipios del Magdalena, a excepción de Ciénaga y Santa Marta, son de sexta categoría, es decir, no tienen recursos para el sostenimiento, subsisten con los giros mensuales del SGP. Esta situación mantiene en crisis a entes territoriales como Chibolo, El Banco, Nueva Granada y Zapayán, que desde hace cuatro meses no reciben el giro del Gobierno Nacional.

La Alcaldía de Chibolo les adeuda a sus empleados de nómina y por contratos, cuatro meses. “Nosotros hicimos todo a tiempo, dependemos prácticamente del Estado, que nos perjudica con tanta tramitología para cambiar un sistema de giro, siempre nos dejan de último”, dice el alcalde de Chibolo, Hernán
Barrios.

Cada desembolso o proyecto que se logra aprobar para el Magdalena, recibe mayor vigilancia por los escándalos de corrupción, es decir, que este fantasma contribuye al atraso de los giros del SGP, porque todo es detallado minuciosamente.

El alcalde de Nueva Granada, Óscar Ruiz, dejó evidenciado que el atraso en el desembolso de los recursos del SGP, perjudica el funcionamiento de la alcaldía al no tener dinero para el pago de su funcionamiento. Sus empleados se han visto en la obligación de vender sus sueldos y pagar dinero al interés.

“Este atraso ha perjudicado al municipio, todo está paralizado, considero que mucha tramitología trunca la ejecución de los planes de desarrollo y afecta a la población”, manifiesta el alcalde Óscar Ruiz, quien asegura haber radicado en mayo, las certificaciones de las cuentas maestras y hasta la fecha no ha recibido el desembolso.

Lo anterior indica, que ni siquiera los alcaldes que enviaron las certificaciones a tiempo han recibido los recursos, es decir, que el Ministerio de Hacienda, se puede estar escudando en los mandatarios irresponsables para tapar su falta en no ser diligente y priorizar a los entes territoriales del Magdalena que se encuentran al día con la documentación, beneficiando a otras regiones del país.

“Dependemos del Gobierno Central, la tramitología nos está matando. Tenemos un trastorno en la ejecución normal del presupuesto y del plan de desarrollo, no tenemos dinero para contratar nada, les están girando a quienes viajan a Bogotá”, sostuvo el alcalde de Ariguaní, Rivelino Mendoza.

El desarrollo de los municipios depende de la gestión de sus alcaldes, por eso en el correr de la historia magdalenense, unos municipios han ido consolidando su desarrollo, mientras que otros se han quedado rezagados.

 EL BANCO SIN PLATA

El Banco es otra de las jurisdicciones paralizadas por la demora en el desembolso de los recursos del Sistema General de Participación. Según el alcalde Víctor Rangel, el Ministerio de Hacienda, ha tomado como excusa para tapar su falta y demorar el recurso, el atraso en el registro de las cuentas maestras.

La falta de recurso le obligó a recoger la maquinaria utilizada para la adecuación de vías terciarias de El Banco. “No tengo dinero para los gastos de mantenimiento, todas las actividades laborales están paralizadas, no he cumplido con los pagos de los sueldos a los empleados, esto es un caos, teniendo el municipio aprobado el registro de la cuenta maestra”, expuso el alcalde de El Banco.

Como consecuencia de lo anterior, El Banco enfrenta demandas por desacatos, insuficiencia en los recursos de logística para las votaciones del Plebiscito y funcionamiento general de la Alcaldía. “La tramitología está por encima de las necesidades de las regiones y de la gente. Volvemos a ser víctima del rezago del Estado, por más que insistimos el Magdalena ha sido afectado por las políticas centrales, siempre nos dejan de último”, aseveró Víctor Rangel, alcalde de ‘El Imperio de la Cumbia’.

El Alcalde de El Banco considera que todos los municipios del país están afectados, pero el Magdalena ha sufrido más por la falta de recursos debido a que para nadie es un secreto que es un departamento pobre. “No comparto que una posición de carácter técnico como abrir unas cuentas maestras, la cambien por un carácter político para beneficiar a unos y a otros no”, puntualizó.

El desarrollo económico y social de Colombia se ha caracterizado por beneficiar a unas regiones más que a otras, al punto de hablar de dos Colombia; una, que concentra sus avances y su progreso; la otra, con mayor número de pobres, de desempleados y de población con necesidades básicas insatisfechas.

 

Para tener en cuenta

Los recursos del SGP

El Sistema General de Participaciones, SGP, está constituido por los recursos que la Nación transfiere por mandato de los artículos 356 y 357 de la Constitución Política de Colombia a las entidades territoriales, departamentos, distritos y municipios para la financiación de los servicios a su cargo, en salud, educación, entre otros.

 

 

De acuerdo con la Ley 715 de 2001, los recursos del SGP están distribuidos de la siguiente manera:

  1. a) Una participación con destinación específica para el sector educativo con un porcentaje del 58.5 %.
  2. b) Una participación con destinación específica para el sector salud con un porcentaje del 24.5 %.
  3. c) Una participación de propósito general que incluye los recursos para agua potable y saneamiento básico, con un porcentaje del 17.0 %.

 

 

***NOTA DE REDACCIÓN: El periódico OPINIÓN CARIBE intentó comunicarse a través de una entrevista virtual con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, pero hasta el cierre de esta edición no ha recibido respuesta sobre las razones en el atraso de los giros del SGP a los municipios del Magdalena.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *