Connect with us

Deportes

Sergio Luis Henao, venció a la mala suerte y se llevó el campeonato Nacional de Ruta 2017

Opinión Caribe

Published

on

Sergio Luis Henao se coronó este domingo, en Bogotá, como nuevo campeón nacional de ruta. El antioqueño del Sky Team, se repuso a una caída al inicio de la prueba élite, para vencer por 50 segundos a Járlinson Pantano y Óscar Quiroz, segundo y tercero, respectivamente.

«Yo siempre compito para ganar, para dar espectáculo. Sabía que no iba a ser fácil», manifestó Henao a El Espectador. Y fue firme a su palabra, el pedalista de 29 años, compitió y se sobrepuso a todo el infortunio para buscar la esquiva victoria, se pinchó, se cayó, su bicicleta se le averió, perdió en tres ocasiones la rueda, volvió al grupo y en el penúltimo giro se lanzó con todo y se llevó el campeonato.
“Puse a sufrir mucha gente” manifestó el ciclista, “Se me estalló la rueda, pero Dios siempre me acompaña, porque me paro con más fuerza y había que pelear hasta el último momento. Fueron muchas cosas, porque primero tuve un problema en la cadena, luego un pinchazo, luego otro pinchazo, en un momento eso te desanima, pero hay que pelear hasta el último momento. No hay que darse vencido hasta que luche por la victoria» aseveró

De hoy en adelante, Henao vestirá el tricolor nacional a lo largo del año en las distintas carreteras de Europa, cuando compita con su equipo, el Sky, como gregorio de Christopher Froome.

Una racha de mala suerte, una voluntad inquebrantable

En el 2008, un problema en la rodilla derecha por una caída alejó a Luis Henao de la bicicleta; fue operado y pese al mal pronóstico, lo recuperó.
Conoció a Carolina Caicedo, quien fue la encargada de la fisioterapia y hoy es su esposa y la mamá de Emanuel, con quien ayer subió al podio.
En el 2014, cuando volvía de un receso debido a que el Sky lo paró por unas alteraciones en el pasaporte biológico, preparaba la contrarreloj final de la Vuelta a Suiza, un carro lo embistió y se rompió la rótula derecha.
Cuando estaba a punto de correr el Giro de Italia del 2015, la Fundación Antidopaje del Ciclismo pidió analizar los niveles de su pasaporte biológico, se perdió la carrera y volvió a parar. Demostró que sus variaciones se deben a que entrena en altura y preparó la prueba de fondo de los Juegos Olímpicos de Río.

Cuando faltaban 10 kilómetros para el final y libraba una dura lucha por el oro con el italiano Vincenzo Nibali y el polaco Rafal Majka, se cayó en la bajada y se fue al hospital con una fractura de la cresta iliaca.

Este domingo, la última vuelta al circuito, no guardó nada, a pesar de lo duro del circuito, de una fuga de ocho corredores que llegó a tener 6 minutos 50 segundos y del piso mojado por la lluvia, se llevó la camiseta tricolor.

Esta vez todo estaba dado para que se colgara el oro; solo le tocaba maniobrar con cuidado y así lo hizo. Cruzó la meta final con una enorme sonrisa y la satisfacción de haberlo dado todo.

*Con información de EL Tiempo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *