Connect with us

Metrópolis

Hoteles y restaurantes en El Rodadero, sancionados por mal manejo de grasas

Avatar

Published

on

El Dadma, la Secretaría de Salud y la Essmar, ha venido realizando controles en diferentes establecimientos como restaurantes y hoteles, con el fin de prevenir el desbordamiento de aguas residuales en la Semana Santa, al colapsar el alcantarillado por el vertimiento al mismo de grasas.

En dichos procedimientos, ocho establecimientos de carácter turístico, han sido sancionados con orden de cierre, debido a que no cumplen con las condiciones industriales necesarias, en este caso: las rejillas o trampas de grasas, las cuales sirven para filtrar dicha sustancia.

Según lo explicado por Jaime Avendaño, director del Dagma, se están tomando decisiones de fondo, respecto a este tema, ya que en días anteriores se habían socializado con los empresarios sobre la manipulación y el vertimiento de las grasas o aceites de cocina en los conductos que van hacia el alcantarillado, debido a que esta sustancia es espesa y absorbe los demás residuos sólidos que desembocan en los manholes. «Esos residuos no salen a flote, pero las grasas sí, y cuando se unen causan el colapso del sistema, lo que puede convertirse en un grave inconveniente con el incremento de la ocupación hotelera en Semana Santa”, explicó Jaime Avendaño.

LIMPIEZAS PERIÓDICAS POR PARTE DEL DADMA Y EL ESSMAR:

Las socializaciones en manejo de aceites se adelantan desde el año pasado y con las mismas se promovió a los hoteles y restaurantes a la implementación de las trampas de grasas para evitar que aquellas afecten el sistema de alcantarillado sanitario.

La Essmar y el Dadma también se han encargado de adelantar jornadas de limpieza y de recolección de residuos de todo tipo de materiales en las alcantarillas por medio de un hidro-succionador -cedido por la Unidad Nacional de Control de Riesgos de Desastres- con el propósito de garantizar la fácil evacuación de las aguas negras y evitar emergencias generales.

“Explicamos el manual de operación de las trampas, las cuales deben ser limpiadas de forma diaria y o ser objeto de mantenimiento”, agregó el director del Dadma.

Por su parte, la gerente de la Essmar, Íngrid Aguirre, manifestó: “Este plan de contingencia también estará dirigido a los vendedores informales y estacionarios de comida que vierten las grasas con la que preparan los alimentos directamente en las alcantarillas”.

Las brigadas continuarán en El Rodadero y el Centro Histórico durante el marco de la temporada de vacaciones de la Semana Mayor.

Por último, tanto la gerente de la Essmar y el director del Dadma indicaron que los establecimientos sellados podrán contar con su licencia una vez garanticen la revisión técnica de las mencionadas rejillas.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *