Connect with us

Edición impresa

¿Ideologías o populismo barato?

Avatar

Published

on

Expertos coinciden que en Colombia no hay un concepto claro de las ideologías de izquierda o derecha. Mientras la derecha respalda las iniciativas del Gobierno de turno; la izquierda basa sus propuestas en cambios. *El desconocimiento de las personas es aprovechado por ciertos grupos para ganar seguidores mediante diferentes estrategias.

La desinformación y las malas decisiones en asuntos relacionados con política han traído desdichas a cientos de ciudades y departamentos del país. De acuerdo con lo consultado con expertos, son muchas las personas que no tienen definido sus ideales y simplemente se dejan llevar por las masas.

Décadas atrás en Colombia era común escuchar hablar de dos corrientes políticas. Los Liberales y Conservadores captaron la atención de miles de ciudadanos y aunque sigan vivos ambos movimientos, ahora solo se mencionan corrientes de izquierda o derecha.

El docente de la Universidad del Magdalena, administrador de empresas, especializado en Marketing y magíster en Administración, Alejandro García Puche, sostiene, que la ideología no radica en un hombre ni en un gobierno, sino en el imaginario colectivo de una determinada comunidad; y esta, bien sea de izquierda o de derecha, va a incidir en su  comportamiento.

“La ideología como tal no genera diferencia, no polariza y no genera confrontación en la comunidad, sino que hay determinados candidatos que se aprovechan de una ideología para generar ciertas diferencias. No podría decir que la ideología de derecha es mejor que la ideología de izquierda o viceversa, ninguna es mejor que otra, cada una tiene sus principios, sus verdades fundamentales y con base en eso, los candidatos lanzan unas propuestas que buscan el beneficio general ante el particular”.

Pero, ¿qué tanto conocen los colombianos sobre izquierda o derecha? OPINIÓN CARIBE contactó a  Edward Páez Hache, secretario Nacional de la Asociación Colombiana de Consultores Políticos, Acopol, quien aseguró, que “no hay nada más chistoso que un ideal de derecha o izquierda en un momento de elecciones”.

Así mismo indicó, que “lo que más se ve de izquierda en nuestro país es la demagogia y el populismo barato”.

HISTORIA

Según lo consultado, después de la Revolución Francesa, en 1789 se empieza a hablar de conceptos opuestos. En aquel tiempo se distinguían, porque de acuerdo con su ideología y los intereses que representaran en la Asamblea General, así se ubicaban en la mesa.

Edward Páez señala, que el concepto de derecha está relacionado con la preminencia del Estado de las Leyes por encima de cualquier cosa. “Los conceptos de derecha buscan conservar los ‘valores tradicionales’, porque vienen supeditados a un concepto de la moral religiosa, de la iglesia y la monarquía, en ese tiempo como dadores de lo divino, en busca de una identidad nacional y establecer un supuesto orden en la ciudad, brindar seguridad y conservar las tradiciones. Es toda una visión conservadora lo que tiene la derecha política como ideología, como gobierno y como accionar político”.

Mientras que, los de izquierda se caracterizan por el cambio e igualdad social por encima de  las normas. “La izquierda siempre va a ser solidaria, va a buscar ser reformista, va a estar contra el estatus o buscando tener un cambio”. Sin embargo, la izquierda siempre va a estar subordinada.

Los expertos aseguran, que es más rentable para los mandatarios ejecutar obras que hacer inversión social, porque son proyectos que impactan y representan votos al momento de reelegir a su círculo político

Desde el punto de vista ideológico, la izquierda y la derecha tiene visiones muy diferentes. “Una muestra de sus visiones son los conceptos de empleo, trabajo y justicia. Desde la visión de la economía, la izquierda defiende un libre mercado, es decir, que no haya nada que regule. Mientras tanto, la derecha, defiende que sea el Estado que regule las empresas y demás”.

Alejandro García Puche, docente y especialista en Marketing y Magister en administración.

Para el experto en Marketing y magíster en Administración, Alejandro García Puche, los de izquierda buscan sobre todo la igualdad social. “Es uno de los objetivos primordiales de dicha ideología. Lo ratifica en su programa político y en sus propuestas. La derecha tiene énfasis en el capitalismo, que es un sistema que tiene mucha validez; esta ideología es bastante perversa, el capitalismo como tal lo es”.

Además, enfatizó, que “si hablamos de historia, las dos ideologías nacieron al tiempo, pero muy difícilmente pueden llegar a un acuerdo las propuestas de candidatos de izquierda y de derecha. Tal vez pueden coincidir en buscar la igualdad, pero a través de mecanismos, sistemas o propuestas totalmente diferentes. Por ejemplo, los candidatos que se identifican con la ideología de derecha manifiestan que a través del capitalismo también se puede lograr una igualdad social”.

DESINFORMACIÓN

El secretario Nacional de la Asociación Colombiana de Consultores Políticos aseguró, que “en la población de Colombia se distingue poco sobre lo que es izquierda y lo que es derecha”.

Precisó, que los medios de comunicación en muchas ocasiones ayudan a ampliar esta brecha inmensa. “Considero que en la actualidad, aún con todas las plataformas de comunicación que hay en nuestro país y los medios digitales que prácticamente ponen a la mano la información, estamos en una época de demasiada desinformación, de noticias falsas, de rumoreos y demás”.

Aunque los conceptos de izquierda y derecha no son tan claros como antaño y menos en el clima electoral, expertos consideran que la gente está poco informada al respecto.

 IDEOLOGÍAS ACOMODADAS

Páez Hache se refirió al ‘acomodo’ que hacen los mandatarios locales, frente al cual sostiene que “no se trata de ideología, sino que obedece a una forma de concebir reelecciones de su equipo y a futuro quedar bien”.

“Muchas veces la gente ni siquiera tiene eso como un sistema de pensamiento, un sistema ideológico propio o unos valores de vida, sino que los dice solamente porque aspira que aquel electorado se exacerbe, lo siga”, precisó.

El político asegura, que una persona que aspire a una Alcaldía, un municipio capital o segunda ciudad de importancia para el departamento, por lo general hace anuncios sobre inversión social, trabajo social, entrega de subsidios, entre otros; por una simple razón, “ellos saben que los estratos Uno y Dos responden a los conceptos populares”.

No obstante, el discurso de los aspirantes cambia, si la reunión pasa a ser con empresarios. “No lo hacen ni siquiera porque ellos lo quieran cambiar, sino porque saben preconcebido, que no es él mismo tema el que van a tocar”.

LO QUE HAY DETRÁS DE LAS OBRAS DE CONCRETO

El consultor político indicó, que “una de las costumbres o cultura política que nosotros tenemos arraigada son las obras de concreto y cemento cuando ya están en el poder. Los Alcaldes pasan a hacer grandes obras, pavimentaciones, puentes, porque son proyectos que impactan, que se ven en el momento y a ellos lo que les interesa es que su círculo se siga reeligiendo”.

Con esto, los mandatarios “hacen poca inversión social, porque no son ‘duchos’ y no es de votos. Una obra de inversión social tiene una inversión de largo aliento, su espectro es de 8, 10, 12 años, en cambio ubican un monumento o construyen un nuevo puente, eso se ve en un año y les da réditos a ellos”.

Dice el experto, que la corrupción también tiene protagonismo en el tema pues, “la coima, el 10 o el 15 % que se apropian, lo pueden hacer más fácil en obras de concreto que en obras de inversión social. Ni siquiera es ideológico, es un tema cultural, de lo que permea la corrupción y nuestras malas elecciones en el país”.

Para nadie es un secreto que cuando se habla de corrupción, la región Caribe se convierte en un referente a nivel nacional. Muchas veces los mandatarios tienen la disposición de cumplir sus objetivos, pero cuando asumen el cargo se enfrentan con otra realidad.

Edward Páez, secretario Nacional de la Asociación Colombiana de Consultores Políticos.

“La cultura de la corrupción en nuestro país está muy acentuada con presunción de inocencia y buen nombre de los mandatarios; muchas veces llegan al poder, pero la cultura está enquistada en tantos niveles del Estado que para sacar obras adelante o para poder cumplir con programas de gobierno, con planes de desarrollo, a los alcaldes no les toca otra que subsumirse dentro de eso”, aseguró Páez Hache.

El Secretario de Acopol manifestó, que “en muchas zonas de nuestro país y lastimosamente la parte Caribe, hay grupos, familias y poderes más allá del alcalde o gobernador de turno, que ya tienen invertidas grandes sumas de dinero y que les toca apropiarse de las obras”.

Señaló, “en el caso del Caribe colombiano creo que eso está sobre un 45 %; es decir, una obra que valga 55 pesos, la tienen que pasar por 100 porque ya el 45 % lo tienen cooptado por medio de la interventora de los contratos para pagar las elecciones. Es un círculo vicioso, el que paga para llegar tiene que llegar a sacar su dinero para poder pagar y promover el siguiente a las elecciones”.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply