Connect with us

Portada

El Estado se salva de pagar millonaria demanda a Los Ciruelos

Avatar

Published

on

Colombia se salvó de pagar $6 mil millones por demanda sobre nuevo hotel en el Tayrona. Así lo determinó el Tribunal Administrativo de Cundinamarca falló una demanda que presentó la empresa Los Ciruelos por no haber podido construir un ecohotel en el Tayrona.

Según la instancia judicial que revisó la demanda de reparación directa indicó que el Estado no es culpable de que la obra no se haya podido concretar. La decisión es clave, no sólo porque la nación se ahorra pagar los más de $6.000 millones que exigía la empresa, sino porque marca un precedente para frenar la realización de proyectos arquitectónicos en todo el país en zonas de especial interés ambiental.

El Tribunal señaló en el fallo, cuyo ponente fue el magistrado Carlos Alberto Vargas Bautista, que la ANLA tiene la autoridad suficiente para revocar sus propias licencias cuando la protección del medio ambiente o de una comunidad se vea afectada por la edificación de proyectos arquitectónicos. Fue precisamente esta situación el precedente de la demanda de la empresa Los Ciruelos: según los hechos relatados por los demandantes, el 3 de abril de 2009 obtuvieron el permiso ambiental de parte de la Dirección de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales del Ministerio de Ambiente (tarea que hoy tiene la ANLA)para construir en la parte baja de la Sierra Nevada de Santa Marta 12 ecocabañas y dos muelles de acceso.

Le dijo, en pocas palabras, que con esa construcción no había riesgo ambiental. Sin embargo, la situación en el Tayrona era muy diferente. Para julio de 2012, las autoridades conocieron un concepto técnico que presentó Parques Nacionales. En el documento, basado en una investigación del Instituto Humboldt y la Universidad Icesi de Cali, se advertía que se debían revisar nuevamente las obras aprobadas, pues en el lugar había un bosque seco que requería protección especial. Explicó entonces que hasta el momento no se sabía de ese ecosistema y que, de seguir con el ecohotel, se generaría un daño irreversible y el bosque se vería afectado irremediablemente. Por eso, la ANLA modificó la licencia y frenó la construcción de las cabañas.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply