Connect with us

Metrópolis

Lo que parecía imposible en temas pensionales, en Santa Marta se logró

Opinión Caribe

Published

on

Anteriormente, se creía imposible que a una persona que estuviera a pocos años de recibir su pensión de vejez le fuera posible cambiarse de fondo de pensión por lo que estipula la ley, pero hoy ese mito es una realidad.

El caso se presentó en Santa Marta, donde un ciudadano buscó a un abogado de la ciudad con la intención de retornar o trasladarse al régimen de prima media que es administrado actualmente por Colpensiones, y retirarse de un fondo privado que son los administradores por el régimen de ahorro individual con solidaridad, asegurando que cundo se afilió a este fondo le hicieron promesas que hoy en día no obedecen a la realidad.

El proceso fue liderado por el abogado especialista en derecho laboral, Luis Toribio Ceballos Acosta, quien habló con este medio periodístico e informó cómo se logró el fallo “nosotros venimos liderando distintos procesos de estos desde el año 2016, hemos obtenido un sinnúmero de fallos favorables en primera instancia, pero por primera vez la sala laboral del tribunal de Santa Marta se pronunció y ordenó precisamente que este señor se pudiese trasladar o retornar a Colpensiones sin importar el limitante que hoy existe con las personas y es que cuando falten 10 años para cumplir la edad de pensión de vejez no se pueden trasladar”.

Los hombres hoy se pensionan a los 62 años, las mujeres a los 57, en decir, que según lo estipula la ley los hombres pueden trasladarse antes de los 52 y las mujeres antes de los 47, después de esa edad no lo pueden hacer.

“En principio eso es lo que manifiesta la ley, pero nosotros también teniendo como base jurisprudencia emitida por las altas cortes en este caso la sala de casación laboral de la Corte Suprema de Justicia, hemos llegado a cabo unas demandas en las cuales queda precisamente demostrado la omisión de la información por parte de los fondos privados al momento de afiliar a las personas”, aseguró Ceballos Acosta.

Asimismo, aseveró que a las personas les dijeron algunas situaciones como, por ejemplo, que pueden pensionarse a menor edad y eso en realidad se puede, pero no les dijeron cómo, cuánto tiene que ahorrar y lo demás, es una información a medias, y al ser una información a medias al final se traduce en un engaño.

¿Un engaño?

“Las personas por lo general están interesadas en saber sobre su situación pensional cuando está próximo a cumplir la edad, antes no, entonces las personas que están yendo hoy en día a averiguar su situación pensional se llevan la sorpresa de que todo lo que le dijeron era mentira, entonces se llevan la sorpresa personas que cotizan con 10 millones de pesos que en el fondo privado le ofrecen una pensión de millón 800, mientras que si la misma persona se hubiese mantenido en el régimen de prima media que es manejado por Colpensiones tendría una pensión por lo menos de 6 millones de pesos”, afirmó el litigante.

Esa situación fue la que llevo al cliente a buscar cambiarse de fondo de pensión, contactó a la firma del abogado en el 2017 donde adelantaron las reclamaciones a las que hubo lugar ante el fondo de pensiones privado y ante Colpensiones, hicieron las reclamaciones y presentaron el proceso ante los jueces laborales del circuito.

Luego, en primera instancia, en abril del 2018, el juez declaro nulo el traslado, precisamente por la omisión de la información y prácticamente el engaño del que había sido víctima la persona. “Hay que aclarar que cada caso es particular y cada uno requiere su estudio; posterior a eso el fondo privado y Colpensiones apelaron dicha decisión y por eso llegó el proceso a tribunal, al momento que llega al tribunal el pasado miércoles 17 de julio se pronunció la sala laboral del alto tribunal de santa Marta confirmando la sentencia y es lo que hoy en día abre la posibilidad de que personas que se encuentren en dicha situación puedan optar por este tipo de procesos”, agregó Ceballos Acosta.

La afectación al mínimo vital también se vio inmersa en el caso, según manifiesta el abogado, la persona que gana durante toda su vida un promedio de dos salarios mínimos se acostumbra a vivir con dos salarios mínimos, pero igualmente la persona que gana 5 salarios mínimos o 10 salarios mínimos así mismo es su ritmo de vida, y ya la afectación a la que se vería inmersa la persona cuando le salen con una situación de estas es caótica.

Falta de información

La afectación como tal se refleja en el monto de la pensión, pero en realidad lo que da pie para que sea declarado nulo el traslado es precisamente la falta de información a lo cual están obligadas las administradoras de los fondos privados desde su inicio.

Los fondos con estas características fueron creados con la ley 100 de 1993, entraron a regir el 1 de abril de 1994 y se les impuso el deber y la obligación de informar a los ciudadanos, incluso desde la antesala de la afiliación hasta su posterior obtención del derecho, situación que desafortunadamente no se ve, las personas obtienen información porque van y buscan de los fondos, no porque estas cumplan con su deber.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *