Connect with us

Salud

¿Por qué la copa menstrual no es un producto exclusivo?

Opinión Caribe

Published

on

Por: Evelin Cantillo Barros

Para muchas mujeres este producto puede ser novedoso, pero no es así: el primer exclusivo se presenta en el siglo XX.

La estadounidense Leona w chalmers en los años 30 presentó la primera copa menstrual, fabricado con caucho vulcanizado. A partir de aquí continúo siendo exclusivo hasta 1963, desde ese entonces la copa menstrual dejó de ser fabricada ya que su uso en el mercado no tuvo éxito.

La copa menstrual conocida también como copa vaginal, es un recipiente de silicona médica que se introduce en el interior de la vagina (igual que un tampón) durante la menstruación, adaptándose a las paredes vaginales en todo momento independientemente del movimiento que hagamos, y recoge todo el flujo en el interior de la copa. Esta copa puede ser utilizada durante 12h en el interior sin tener que preocuparte (en función del flujo que tengas). Su uso se está extendiendo: Por razones higiénicas, de salud y también medioambientales, pero no es por ahora un método popular, probablemente por falta de información de las consumidoras. Aun así, un estudio de la marca Intimita, ha comprobado como en Europa, las españolas son las que más usan la copa; le siguen Portugal y Reino Unido. Las mujeres suecas e italianas están las últimas en este ranking de hábitos de uso.

Cabe resaltar que la copa menstrual es un método para ayudar a la gestión de recursos naturales, ya que el plástico tarda cientos de años en degradarse, contiene aditivo y absorbe metales pesados, antibióticos, pesticidas y otros tóxicos.