Connect with us

Metrópolis

Adultos mayores se suman a la indigencia en Santa Marta

Opinión Caribe

Published

on

En parques y calles de la ciudad se ve merodeando a muchos ancianos que presentan problemas de salud, que muchas veces cuentan con familia, pero en las calles se encuentran en un estado de total vulnerabilidad y abandono.

Hay una notable diferencia de lo que está pasando con los adultos mayores habitantes de calle y los habitantes en calle, debido que los primeros, son aquellas personas que ya se habituaron a vivir en la calle, no tienen familia, comen y duermen fuera, porque la calles ya es parte de su hogar.

El habitante en calle normalmente tiene familia, tiene problemas con drogas sicoactivas, se escapa de su casa porque no lo aceptan y en algunas ocasiones retorna a su casa para dormir, aclarando que no es el caso puntual de todos.

Este es el caso de los adultos mayores en el distrito, puesto que hay muchos como el de Nelson Del portillo que no tienen hogar, viven en las calles, la Secretaria de Promoción Social lo traslada a un centro de rehabilitación, pero se escapan de allí, aun teniendo comida y personas que los atiendan de la mejor manera.

Ancianos abandonados por la familia

Nelson del Portillo es un anciano de 84 años que lleva años en las calles, permanece en parques, avenidas y hasta se ha encontrado merodeando en las afueras de la Megabiblioteca. “Su caso es complicado, puesto que el no soporta estar en algún centro de rehabilitación en donde lo trasladan, sino que prefiere estar en las calles”, afirmó Berena Meza, directora de poblaciones vulnerables cuenta.

Actualmente Nelson se encuentra en una fundación llamada ‘Nueva vida en él’, ubicada en El Boro y aun no se sabe si tiene familia.

Como el caso de Nelson, hay muchos en la ciudad, pero la pregunta es ¿Qué está pasando con las familias que abandonan a los ancianos? ¿Hay alguna autoridad que este castigando el abandono del adulto mayor?

Tres ancianos buscan su familia

Juan Rafael Guerra Barros, es un adulto mayor en condición de calle, que dice ser de la ciudad de Maicao y que quiere encontrar a su familia que vive por el estadio. Su esposa de nombre Nidia Villalobos Arzuaga. (estos datos fueron suministrados por el adulto mayor).

Otro adulto mayor en situación de calle, (sector del mercado), responde al nombre de José Amaya Carrascal, nacido en Fundación y comenta tener hijos en Barranquilla. En el sector donde permanece comentan que tiene familia en Gaira y Minca.

Finalmente, el adulto mayor Over Herrera Vargas, dice haber nacido en Bogotá y Olga Tangarife es el nombre de quien era su pareja y manifiesta que desea encontrar a su familia.

Problema social

Lo cierto es que Santa Marta está viviendo una problemática social, en cuanto a lo que se refiere en dejar abandonados a los adultos mayores, que según la Ley 1850 del 19 de julio de 2017 el maltrato tiene una penalización, escrita en el Artículo 229 que dicta “Maltrato por descuido, negligencia o abandono en persona mayor de 60 años. El que someta a condición de abandono y descuido apersona mayor, con 60 años de edad o más, genere afectación en sus necesidades de higiene, vestuario, alimentación y salud, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años y en multa de 1 a 5 salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

“Las clínicas son otra estrategia de abandono que se está evidenciando, debido que en estos momentos hay un anciano identificado que ha sido llevado para ser atendidos y los familiares simplemente se escapan y no vuelven más”, afirmó Berena Meza.

La rehabilitación es voluntaria

La rehabilitación es netamente voluntaria, iniciando la ruta con la identificación en caso que no lo tenga, afiliación al sistema de salud, luego se hace el contacto con la primera red de apoyo que es la familia, y se toma la decisión si la persona desea la rehabilitación y se procede junto con la Secretaria de Salud para examinar el caso y se procede a un tratamiento en compañía de una familia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *