Connect with us

Opinión

Sobre los intereses superiores

Opinión Caribe

Published

on

Por: Rubén Darío Ceballos Mendoza

Surtidas las elecciones a gobernación, asamblea departamental, alcaldías y concejos municipales con los resultados conocidos, es de nobleza aceptar y respetar como debe y tiene que ser, los cánones de la democracia a este tenor y encauzar todos energía y esfuerzos que apunten a seguir colaborando con espíritu de humildad desde nuestra hacer y quehacer, confiando en que se tendrá en cuenta y se darán para la ciudadanía y comunidad, los beneficios mayores que encarnan los intereses superiores. 

Estamos nuestro departamento y municipios ante grandes desafíos. No es la nuestra la mejor situación. Persisten entre otros flagelos inseguridad, inequidad, desempleo, una sociedad fragmentada, se percibe polarización y la confianza socavada. Realidades y alertan que ameritan la necesidad que seamos territorios en paz y juntos mantenerla, restablecerla y crear ámbitos de unión y progreso mejores para todos. 

Solo unidos en objetivos y propósitos serios, ciertos y viables podemos avanzar a ser territorios puestos en vanguardias de desarrollos y en capacidad de generar oportunidades que nos lleven a emprender gestiones que nos lleven con prisa y sin pausa hacia soluciones prosperas, más cuando el momento exige el liderazgos en lo político, económico, social, cultural y ambiental de todos nosotros, para no dejarnos arrastrar hacia la incertidumbre, sino hacia esfuerzos, objetivos y compromisos de especiales responsabilidades vinculados entre sí respecto de generar progresos y excelencias. 

Se impone fortalecer solidaridad y cooperación, abordar las causas profundas que generan subdesarrollo, injusticias, desempleo. Ganar a las violaciones de los derechos humanos, hacernos a las libertades democráticas. Resolver los conflictos no resueltos. Ser más eficaces. Albergo ilusiones y esperanzas. No más estancamientos en ninguna arista que pueda frenar la escalada de progreso colectivo. Interesa sobremanera inculcar la esperanza en la gente. Es urgente emprender ese camino, pero debe ser lo cual una cruzada franca y con voluntad de compromiso que delaten sed de victoria. 

Debemos todos, cada vez con mayor ambición, establecernos metas cada vez más audaces. Vincular a los más de los procesos las iniciativas de todos que permitan apostar por un sostenible y sustentable porvenir. Procuremos soluciones definitivas. Minimicemos las inequidades que socavan los cimientos de la sociedad. Se exige e impone, camino a un departamento y municipios en capacidad de alcanzar significativos desarrollos y crecimiento, una nueva generación de pensamiento estratégico, de reflexión ética y de regulación, en lo que vital pueda ser convocar a la sociedad civil, empresas y academia para hablar sobre el camino a seguir, en beneficio general. 

Tenemos que hacer más para apoyarnos unos a otros para enfrentar los retos, adoptar lo positivo, asegurar que los beneficios se distribuyan más ampliamente, materializar las aspiraciones de nuestros pobladores, trabajar juntos para asegurar que así puedan hacerlo. Necesitamos compromisos mucho más firmes como comunidad que nos ayuden a reafirmarnos como una sociedad que desea, quiere y reclama soluciones de desarrollo que ayude a mejorar la vida de los nuestros. Se trata de fortalecer nuestra capacidad de salvaguardar, adoptar prácticas de gestión que promuevan nuestros mejores objetivos en lugar de obstaculizarlos, tener una hoja de ruta para avanzar, para servir, para ayudar a hacer realidad los sueños de la gente, jalonar en una misma dirección, dejar de lado conflictos e intereses contrapuestos y actuar unidos, ya que solo juntos, como pueblo, podremos cumplir con acercarnos cada día y cada vez más a una prosperidad integral que nos cobije a todos por igual. rubenceballos56@gmail.com *Jurista

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *