Connect with us

Opinión

Más comunidad, más ciudadanía

Opinión Caribe

Published

on

Por: Saúl Alfonso Herrera

Necesitamos estudiar más la historia. La universal y la propia. Aprender de lo acaecido en el mundo desde los primeros tiempos hasta hoy. De la vida de los grandes hombres, sus familias, sus equipos, sus hazañas, logros, y realizaciones. De su idea de liderazgo, íntimamente relacionada con el éxito en todos los campos. Ser exitoso es esforzarse, trabajar duro, sacrificarse; y aunque siempre lo asemejamos a un trabajo en solitario, lo mejor sería que tales resultados lo alcanzáramos en equipo, ya que hoy día los liderazgos deberían ser una acción colectiva de personas que trabajan juntas creciendo a partir de sus habilidades y diferencias.

Impone lo cual juntarnos, mirarnos, escucharnos, entender y comprender la realidad a través de la mirada de todos, además de la suma de las partes. El poder colectivo es y será siempre superior al poder individual, y en un colectivo diverso es transformador, válido para desde un diálogo representativo poder construir un futuro que sirva para todos. Es empezar a aprender que somos el resultado de muchos que nos han antecedido.

El futuro, y debería ser lo cual un imperativo, tenemos que construirlo con más comunidad, arreglar entre todos nuestros problemas, personas que nos reconozcamos y empoderarnos colectivamente para cambiar la realidad. Necesitamos sentarnos todos para soñar el futuro y reinventarnos mejor, acudir a la democracia buscando en ella la posibilidad de una mejor historia. Trabajar con ahínco para alcanzar el futuro que soñamos, dejar atrás lo individualista y dirigirnos con prisa y sin pausa tras la búsqueda del liderazgo colectivo como principal protagonista de la nueva historia, única forma hoy de ganar todos.

La actividad comunitaria y su papel de construir ciudadanía como institución social y forma de autogobierno popular, no debe cesar en su propósito de ser asumida como instancia de participación comunitaria consciente de ejercer la ciudadanía, ni de avanzar en espacios de socialización y consolidación de su autogestión social, la descentralización y desconcentración en las funciones del gobierno.

El concepto de ciudadanía siempre ha estado ligado al Derecho, pero han sido los ciudadanos en su empeño de luchar por sus derechos, quienes lo han hecho posible. La ciudadanía bien ejercida es la condición previa para que el ciudadano pueda intervenir en los asuntos del Estado; esta actividad genera la participación directa o indirecta del individuo en el gobierno y en su consecuente administración. Es proponernos todos cumplir nuestros deberes, y como individuos de acción, llevar a cabo tareas para el bienestar colectivo reflejado en el desarrollo de la comunidad, ya que los problemas locales deben y tienen que ser preocupación para los ciudadanos todos sin excepción. saulherrera.h@gmail.com *Abogado. Especialista en Gestión Pública

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *