Connect with us

Opinión

La marca Magdalena

Opinión Caribe

Published

on

Por: Rubén Darío Ceballos Mendoza

Celebramos que la nueva administración departamental empeñada esté en posicionar la marca Magdalena. Falta hacía que desde la institucionalidad ello tome forma y se potencie lo cual tanto nacional como internacionalmente, toda vez que muchos van a ser los beneficios que se alcanzarán para el departamento, en lo que de acuerdo está el dueño de dicha iniciativa, doctor Luis Vives González, quien en diciente mensaje sostuvo: “Nuestra propuesta Marca Magdalena nació de un recorrido por el departamento, visitando emprendedores. Bueno que nuevos gobernantes la tengan en cuenta @MagdalenaGober”.

Importante en todo esto, sin que protagonismos o egoísmos dificulten este grande propósito, sea la marca Magdalena una realidad y nos ponga en letras de molde en todos los escenarios posibles aquende y allende fronteras, en la verdad de tenerlo todo para alcanzar reconocimiento universal. Entraña una marca territorial poner de relieve la importancia que en el campo de la ordenación del territorio y su desarrollo está cobrando esta clase de marketing territorial que funge como una gran, significativa y productiva herramienta.

Es estudiarla, comprenderla y aplicar sus beneficios como parte de una estrategia para el desarrollo sostenible de los territorios y sus gentes, en lo que importa verla como parte fundamental del desarrollo territorial e instrumento de competitividad, lo que debe llevar a las administraciones no solo departamental sino municipales, a ser plenamente conscientes de la importancia de esta herramienta para el desarrollo de sus territorios. No es tarea fácil, más no imposible, importando sobremanera subirse a este tren sin detenerse en los tropiezos que surjan. Lo realmente esencial es que nuestras administraciones entiendan, aprendan y comprendan de lo que se trata y de los positivos beneficios que de ello se han de derivar.

Interesa en esto saber desde el inicio que es un error, en economías diversificadas como la nuestra, apostarle a un único sector económico, siendo fundamental la vinculación y plena implicación de la participación ciudadana en su concepción y gestión, con el fin que sienta la marca territorio como propia y se convierta en impulsora y defensora a ultranza de ella. La implicación directa de toda la sociedad y sus representantes, nos llevará a una marca Magdalena fuerte, más allá del simple logo o eslogan con que se le identifique, la cual debe ser una imagen competitiva del Magdalena que representará.

Una marca territorial no es un gasto, sino una gran inversión de cara a la mejora en la calidad de vida de nuestro departamento y ciudadanía, además de entrañar una nueva oportunidad de trabajo en diferentes áreas, permitiéndoles crecer de manera sostenible en esta época marcada por la competitividad. Tengamos en cuenta que estamos obligados como ciudadanos a involucrarnos de frente y comprometidamente en esta tarea, en el entendido cierto que nos concierne a todos por igual apoyar esta intención en la que obligados estamos a ayudar a que se convierta en realidad.

rubenceballos56@gmail.com

Jurista

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *