Connect with us

Departamento

Al mejor estilo de Trino Luna, Caicedo no firma un Acuerdo Superior

Opinión Caribe

Published

on

“Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos.” ― Jorge Luis Borges.

A finales de mayo, tanto el Gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, como el rector de la Universidad del Magdalena, Pablo Vera Salazar, presentaron, cada uno, un Proyecto de Acuerdo ante el Consejo Superior Universitario, CSU, para establecer alivios económicos a los estudiantes en el marco de la emergencia que vive el país. En dicha sesión, fue aprobado el acuerdo del rector de la Unimagdalena por su viabilidad financiera con 8 votos a favor y solo una abstención, la de Caicedo, que hasta el día de hoy se ha negado a dar su firma para que el acuerdo se implemente por ser quien presida la sesión del Consejo Superior de la Universidad.

Según las políticas de integridad y buen gobierno por las que se rige el Consejo Superior, los acuerdos y las resoluciones son suscritos por quien haya presidido la respectiva sesión del Consejo Superior y por Secretario del CSU, pero, cuando por fuerza mayor, caso fortuito, u otra circunstancia, quien haya presidido la sesión respectiva del CSU no firme los Acuerdos o Resoluciones, estos podrán ser firmados por los demás miembros del Consejo Superior que hayan estado presentes en la sesión de aprobación.

Lo anterior, fue lo sucedido en la sesión donde se debatió el futuro de los estudiantes de la Unimagdalena, y en la cual, si no fuera por las normas estipuladas y la aprobación de 8 miembros, estarían a expensas de la firma del gobernador para poder beneficiarse del descuento en las matrículas, como le sucedió a Caicedo siendo gobernador Trino Luna Correa.

Propuesta inviable
El Consejo Superior de la Universidad del Magdalena aprobó la propuesta presentada por el Rector Pablo Vera para otorgar un alivio económico, en el periodo 2020-2, del 50% en el valor de la matrícula a todos sus estudiantes de pregrado presencial y a distancia, y el 25% a los estudiantes de postgrado.

En la misma sesión del CSU se presentó el resumen de un análisis que realizó una comisión sobre la idea que había planteado el Gobernador en el punto de proposiciones y varios de la sesión realizada el 8 de mayo, cuando leyó un documento borrador de un proyecto de acuerdo superior que estaba en preparación por su equipo de trabajo. Aunque lo planteado en ese documento se adhería a lo planteado desde la Universidad desde el inicio de la emergencia sanitaria actual sobre la necesidad de generar alivios económicos a estudiantes; a juicio de los consejeros, esa propuesta carecía de una sustentación clara sobre los aspectos técnicos, financieros y jurídicos, haciéndola una propuesta inviable y que pondría en riesgo la sostenibilidad financiera y los procesos de aseguramiento de calidad de la Institución, sumado a que no se habían cumplido los requisitos de procedimiento definidos para el trámite de acuerdos superiores.

Sin compromiso
El acuerdo superior se firmó a finales de mayo para que los estudiantes que inician clases en el segundo periodo académico que empieza en agosto se vieran beneficiados y no interrumpieran su semestre por falta de dinero; estamos en junio y Caicedo no dio su firma demostrando así que los interés particulares, que en este caso era que su propuesta fuera aprobada, primó sobre los interés colectivos, que son brindarle garantías a los estudiantes que se han visto golpeados por la pandemia sin importar cual acuerdo fuese el elegido.

Hoy la comunidad universitaria del Alma Mater cuenta con el Acuerdo Superior 04 del 2020 que brinda el beneficio a los estudiantes con rebaja significativa en la matricula sin que ponga en riesgo el funcionamiento y la excelencia academia, todo esto, sin el apoyo de la Gobernación del Magdalena.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *