Connect with us

Departamento

Tribunal reitera que Drummond tendrá que pagar multa por el desastre de 2013 en Ciénaga

Opinión Caribe

Published

on

En 2013 la región Caribe se estremeció por el derramamiento de cientos de toneladas de carbón desde una barcaza en el puerto que utiliza la Multinacional Drummond para exportar el mineral en inmediaciones de Ciénaga. En su momento el hecho se hizo público a través de unas fotografías a las que OPINIÓN CARIBE accedió en forma exclusiva.

Este incidente, de acuerdo con la Asociación de Trabajadores Enfermos de Drummond Puerto, Asotredp, tan solo fue el primero de ellos que pudo ser registrado fotográficamente y que salió a la luz de la opinión pública colombiana.

Este desastre ambiental vuelve a ser noticia, debido a que mediante resolución 1309 del 18 de diciembre de 2013, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) decidió sancionar a las empresas American Port Company Inc., Drummond Ltd., Drummond Coal Minning Llc. y Transport Services Llc., que componen el Grupo Drummond en Colombia, por las infracciones ambientales en las que incurrieron con ocasión de la contingencia sucedida los días 12 y 13 de enero de 2013 en las instalaciones privadas de cargue de carbón denominadas ‘Puerto Drummond’, ubicados en la ensenada de Alcatraz en el municipio de Ciénaga perteneciente al departamento del Magdalena, pero, la compañía inconforme, pidió que dicha penalidad fuera anulada.

Su solicitud naufragó en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca y la Drummond deberá pagar una multa de más de $6.900 millones por lo ocurrido.

“Está demostrado que como efecto colateral del vertimiento de carbón al ecosistema marino sucedieron afectaciones en un gran porcentaje sobre la biota existente en ese entonces y en esa área del incidente por lo que no puede argumentarse que en el presente caso no se incurrió en la acusación de un daño al ambiente porque cualquiera que hubiese sido la cantidad de carbón vertido al fondo marido constituye la introducción indebida e injustificada de un elemento ajeno y de riesgo que afecta a una serie de organismos existentes en el medio marino existente alrededor de las boyas”, concluyó la Sala.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *