Connect with us

Columnistas

Por qué Chile sí y Colombia no

Opinión Caribe

Published

on

Por: Cecilia López Montaño

Hace pocos días los colombianos vimos al presidente Duque muy enérgico defendiendo su estrategia de vacunación contra el Covid-19. Según él, el gobierno ha realizado negociaciones a tiempo con los laboratorios, y sobre todo habrá una oferta adecuada de vacunas de manera que los colombianos superaríamos rápidamente esta dolorosa etapa que estamos viviendo. Pero otra es la realidad que como siempre la conocemos por todos menos por los anuncios del gobierno. Cuando será que el presidente se baja de esa nube de exageraciones y le dice al país la verdad.

Chile, el país que seguimos como modelo, está demostrando los errores inmensos que el gobierno Duque ha cometido. Primero, Chile empezó a vacunar en diciembre de 2019, dos meses antes que nosotros, si es verdad que aquí la vacunación se inicia el 20 de febrero. Segundo, con una población de 18 millones en 11 días vacunó al 10% de sus habitantes, 1,8 Millones de personas. Tercero, su plan de vacunación Pfiazer/BionTech ha administrado dos dosis a unos 50 mil individuos, prioritariamente personal de salud y además, empezaron el 24 de diciembre. Cuarto, están vacunando en promedio 180.000 personas al día y alcanzará en marzo la meta de un poco más del 30% de su población, para terminar en el primer trimestre, es decir cuando nosotros estamos empezando con dosis mínimas, y llegar a 15 millones de habitantes, el 83% de su población.

No es cierto, como afirma el presidente Duque que han hecho lo correcto: se demoraron en empezar y han negociado mal porque muchos especialistas en el tema aseguran que en Colombia es imposible en este año llegar al nivel que se necesita de cobertura. Están empezando con dosis mínimas y el sistema tan anunciado ha mostrado grandes falencias, entre otras está lleno de personas fallecidas.

Improvisación y un modo de distraer a las personas que con angustia ven que los peligros no cesan y que la economía obviamente no reacciona.

Pero lo más grave es que nadie le está pasando la cuenta de cobro al gobierno. Cuántos muertos se habrían evitado y cuantos más tendrá este país hasta que se llegue al nivel de vacunación que los disminuya.  Cuál será ese costo que tanto le duele los empresarios en términos de los cierres parciales o totales porque hasta ahora es la única manera de bajar contagios. Este sector tan a fin al gobierno está demasiado callado ante estas demoras inexplicables del gobierno. El colmo de los colmos es que hasta Venezuela ya tiene vacunas y con este país América Latina ya ha llegado probablemente a 12 naciones que han demostrado mucha más eficiencia que nosotros.

Algo que no se ha dicho es que estamos en manos de un sistema de salud lleno de ineficiencias porque su operación ha desmoronado la idea de que siempre el sector privado es la muestra de la mejor manera de manejar recursos públicos. Entre otras, parte del éxito de Chile, reconocido internacionalmente, es que su sistema de salud es mucho mejor que el colombiano. Vamos a ver a partir de la semana entrante si tenemos más congeladores que vacunas; si llegan las dosis que se requieren; si la desigualdad tan nuestra no se repite al priorizar sectores vacunados. Y si el gobierno y particularmente el presidente Duque puede seguir alardeando que lo hemos hecho mejor que muchos en la región, porque hasta ahora estamos inexplicablemente muy mal.

Sigue la pregunta: ¿por qué Chile Sí y Colombia no? No es un tema ideológico porque Piñera también es muy de derecha pero definitivamente mas eficiente que Duque.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply