Connect with us

Metrópolis

“Están borrando completamente la memoria” Álvaro Ospino Valiente

Opinión Caribe

Published

on

El Camellón o Paseo Peatonal Rodrigo de Bastidas, es el principal espacio público de la ciudad y ha sido intervenido en varias ocasiones, la última inició durante el 2020, sin haber compartido el diseño de manera oportuna con conocedores de la historia y arquitectura de la ciudad.

El Centro Histórico de Santa Marta tiene una legislación muy especial, este fue declarado Monumento Nacional por la Ley 163 de 1959, y esta Ley fue reglamentada por el Decreto 264 de 1963, para luego convertirse en 1997, en un ‘Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional’.

Con el pasar de los años, el concepto de Patrimonio Cultural se ha revaluado, a raíz de eso años más tarde con la Ley 1185 de 2008 señala que estos centros filiales desde ese momento debían denominarse ‘Consejo Distrital de Patrimonio Cultural’ , en el 2019 , tras 11 años con la misma Norma, se inició un proceso para que la ciudad se sumara a la creación del Consejo Distrital de Patrimonio Cultural en Santa Marta, tras el Decreto 308 del 16 de diciembre 2020.

Este Decreto señala en su artículo tercero “asesorar al Gobierno distrital en cuanto a la investigación, valoración, salvaguardia, protección, declaratoria, manejo, recuperación, divulgación y apropiación social del patrimonio cultural y de los bienes de interés cultural del ámbito distrital”. El artículo 4 afirma que el Consejo Distrital de Patrimonio Cultural tiene por “objeto contribuir a la valoración, preservación, salvaguardia, protección, recuperación, conservación, gestión para la sostenibilidad, divulgación y apropiación social del patrimonio cultural de Santa Marta DTCH”.

Según lo estipulado en la norma este órgano no está autorizado para realizar modificaciones en el Centro Histórico de la ciudad, aun así aprobó la demolición de la balaustrada del Camellón de la Bahía. Dicho órgano distrital conformado por 19 personas, realizaron una reunión, en la que no invitaron, ni participó uno de sus miembros, Alvaro Ospino Valiente, director de la Academia de Historia del Magdalena, quien en el acta aparece como asistente de dicho encuentro, hecho que calificó como “insólito”.

Las intervenciones en inmuebles del Centro Histórico no se aprueban por medio de Consejo Distrital de Patrimonio Cultural, sino que se tramita con Bogotá para presentar el proyecto (diseño de la obra, acompañado de su reseña) y recibir aprobación, manifestó Ospino Valiente, quien se opone totalmente a la demolición de la balaustrada que rodeaba a Bastidas.

El Centro Histórico tiene un plan para el manejo especial de la zona histórica de la ciudad, dicha herramienta “se la pasaron por encima”.

Es importante recordar que antes del inicio de la reconstrucción de monumentos, esculturas y de todo el Paseo de Bastidas los encargados de la obra habían manifestado que la remodelación y reubicación de estos se realizaría con el fin de salvaguardarlos, no demolerlos o destruirlos, “las obras de remodelación del camellón de la Bahía de Santa Marta no contemplan la demolición de la estatua a ‘Rodrigo de Bastidas’” comunicó el EDUS hace menos de un año, afirmación que tranquilizó a conocedores de la historia.

En su momento el presidente de la Academia de Historia manifestó “no podemos eliminarlas por la simple pasión, pero sí en hacer una amplia reflexión sobre su conveniencia, utilidad y significancia. No podemos juzgar el pasado con los ojos del presente, debemos hacerlo con mirada crítica, tenemos que ser capaces de mirar esa historia. No podemos convencernos de que esa parte del pasado no existe”, en referencia a la balaustrada y la estatua del fundador.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply