Connect with us

Columnistas

Acuerdos para Santa Marta y el Magdalena

Published

on

Por: Saúl Alfonso Herrera Henríquez

Nos faltan acuerdos, convergencias y demás canales de unidad, ello está claro y nada inventamos, pues a la vista está que, de haberlos bien definidos, no estuviésemos como mal estamos. Algo bueno tiene que pasarnos y ello debemos perseguirlo. Nuestra situación no da más espera. Hemos aguantado estoicamente hasta lo indecible. Vivimos de desencuentro en desencuentros. Pareciéramos no haber entendido que lo mejor, políticamente hablando, se produce en los momentos en que los asuntos de Estado necesitan de un gran consenso y por ende de una muy grande e inmensa responsabilidad. 

La política nuestra y nuestros políticos no han sido capaces de anteponer los intereses de todos por encima de sus intereses particulares y de partidos. Falta de acuerdos que ha generado desde hace mucho rato grandes desconciertos y descontentos en la gran mayoría de la población, que ve aterrada como sus votos no son interpretados por los responsables de la política con los compromisos en todos los sentidos que los mismos ameritan. No obstante, dicha decepción no puede llevarnos bajo punto de vista alguno, a sustraernos de la obligación ciudadana que tenemos de seguir consignando democráticamente en las urnas y ojalá con sindéresis, nuestro parecer. 

Necesitados estamos de marcar diferencias, de enrutarnos en la búsqueda de estabilidades, de aupar para que nuestros entes territoriales se fortalezcan. Que quienes nos gobiernen a futuro procuren los consenso que fueren y cuando fueren con las distintas fuerzas políticas; pues se trata que se materialicen acuerdos con todas las formaciones, con todas las banderías en la procura cierta de la estabilidad municipal y departamental. Requerimos buenos acuerdos, ojalá puntuales, los cuales tienen siempre la ventaja de sumar valores agregados y ello es positivo en el camino de conseguir y consolidar grandes metas. 

Muchos y grandes son los retos a superar que nos permitan salir adelante, de ahí la necesidad de acuerdos en y con muchos puntos, en los que consignados queden definidas de manera prioritaria las demandas poblacionales y las medidas a adelantarse para que esa superación no sea letra muerta, sino que se traduzcan en realidades de orden social, sanitario, ambiental, industrial y demás otros particulares y generales aspectos, significancias y consideraciones, lo que sería la gran apuesta que potencie el orden económico e integral de nuestros entes territoriales.

Creo que buenos acuerdos, necesarios para la estabilidad y fortaleza de nuestros gobiernos, tienen que ver con pensarnos de manera totalizadora, ya que poco o nada ganaríamos si nos pensamos con aspiraciones minúsculas, lo que siempre nos mantendrá en el atraso, de ahí que la invitación sea que nuestros mandatarios municipales y departamental, deban tener siempre en mente que avanzaremos si nos articulamos con perspectivas estratégicas llamen a regeneración, y no nos pongamos por cuenta propia diques a los porc3esos mejores que bien y mejor puedan adelantarse y llevarse feliz término.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply