Connect with us

Columnistas

La economía por encima de la salud

Opinión Caribe

Published

on

Por: Manuel Guillermo Torres Lopera

El derecho a la salud es un derecho fundamental que debe ser blindado y respetado, en la teoría se muestra como algo invulnerable y que deber ser acatado por los monopolios económicos, pero la realidad es totalmente diferente, la economía es tan esencial en nuestras vidas, que con el dinero podemos adquirir los bienes y servicios para cubrir necesidades.

La avaricia del dinero sobrepasa este principio universal, donde no importa cuántas personas puedan enfermarse y después morir, en la privatización de la salud los gobiernos optaron por trasladar responsabilidad a particulares para la administración de este derecho fundamental, en la que se nota considerablemente utilidades para estas organizaciones empresariales, pero que no logran un fin que es la satisfacción del ciudadano que requiere de una atención integral de esas empresas que administran una parte de la salud pública.

Hoy en día se promueve con mayor agresividad publicitaria la cultura de la “cantina”, donde nuestros jóvenes se ven más involucrados en los excesos, sin mirar las graves consecuencias de salud a futuro, es sorprendente en la región de América Latina, en la facilidad de comprar una bebida alcohólica a un bajo costo y lo complicado de adquirir un kilo de carne con un precio exorbitante.

Las bebidas azucaradas y alimentos con grasas saturadas es otro dolor de cabeza para la salud pública, niños, adolescentes y jóvenes se encuentran en el alto índice de obesidad, el ganar mucho dinero, sin importar la vida de la otra persona, en amontonar una  fortuna en los importantes bancos del mundo ganando intereses y sabiendo que no son tus hijos, tu propia la familia la que no se van enfermar con estos productos, es para hacer un pare y reflexionar sobre esta cruda realidad.

Hablar de que la economía está por encima de la salud no es un tema novedoso y hoy con la pandemia sigue vigente el debate ¿cuál de las dos debe prevalecer?, desde mi punto de vista las dos tienen un alto nivel de importancia dentro de la sociedad. 

Algunos dirán sin salud no hay economía, sin economía no hay salud, lo que ha causado una división de opinión, al hablar del confinamiento para mitigar la propagación del virus, si analizamos los grupos con mayor músculo financiero han ganado y otros que son los más pequeño han tenido que cerrar las puertas de su negocio.

Lo que preocupa es que la pandemia ya cumplió un año, y no se ve la voluntad política de construir hospitales, mejorar las condiciones laborales del personal de salud, la capacidad de respuesta es deplorable frente a esta situación.

No sabemos cuántos confinamientos vendrán, es necesario que se agilice el proceso de vacunación para obtener la inmunidad de rebaño y prepararnos para confrontar virus que pueden ser más agresivos que este. En promover una política pública de prevención, en mejorar la infraestructura hospitalaria y además dotar con todo los implementos esenciales.

Quiero dejar una reflexión en esta nota de opinión, esta crisis sanitaria nos ha dado la oportunidad para enmendar los errores del pasado, pero se está desperdiciando en no concretar una posición determinante frente al problema de salud, la economía es buena y necesaria, pero si se prioriza en invertir los dineros en mejorar la prestación de la salud pública podemos obtener resultados beneficiosos como la mitigación de la problemática.

@matorres38         

        

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *