Connect with us

Departamento

La histórica problemática que acabó con la vida de Jennifer, en Nueva Venecia

Opinión Caribe

Published

on

Durante este domingo, se conoció la historia de Jennifer Corrales Mendoza, una niña de 12 años de edad que falleció en su casa, ubicada en el pueblo palafito de Nueva Venecia, en Sitionuevo, debido a la falta de atención médica que durante mucho tiempo ha sido una de las principales quejas por parte de los habitantes, quienes no cuentan con la presencia constante de profesionales de la salud para atender sus necesidades.

Sobre esta situación, hablaron los padres de la menor, Milagros Mendoza y Tomás Corrales, asegurando que allí en Nueva Venecia, hay un puesto de salud que únicamente presta atención desde las 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, de lunes a sábado.

La muerte de Jennifer se registró el pasado domingo 16 de mayo, en horas de la noche, anteriormente había estado padeciendo de mareos cuyos orígenes no habían podido identificar los médicos; ese día, su agonía empezó con un fuerte dolor de cabeza que incluso la hizo vomitar.

A sabiendas de que el centro asistencial no estaba habilitado en ese momento, intentaron un traslado en lancha hasta Sitionuevo, en donde se encuentra el hospital más cercano, a una hora de distancia a través de la Ciénaga Grande de Santa Marta, no obstante, tampoco les fue posible, pues el vehículo marino no contaba con combustible.

Dicha situación extendió el sufrimiento de la menor, cuyos padres intentaron calmar con medicinas básicas, pero no fue suficiente pues Jennifer murió en Nueva Venecia sin que nadie pudiera hacer nada por ella.

Este es sólo uno de los tantos casos que reflejan la realidad a la que deben enfrentarse diariamente los habitantes de estas poblaciones palafíticas, en las que, según describen, no tienen derecho a enfermarse de noche o los domingos porque sencillamente no habrá quien vele por su salud.

A esa problemática, se suma el hecho de que la ambulancia acuática asignada a la ESE Hospital Local de Puebloviejo para estas emergencias por el gobierno de Rosa Cotes, continúan en el olvido sin cumplir la función de salvaguardar la vida de quienes moran en estas zonas de difícil acceso.

Es por eso que esta situación se convierte en un nuevo llamado de atención para los gobernantes de turno, pues queda en evidencia una vez más las grandes fallas que presenta la red hospitalaria del departamento que pueden apagar la vida de un ciudadano rápidamente.

 

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply