Connect with us

Columnistas

Una mala estrategia

Opinión Caribe

Published

on

 

Por: Cecilia López Montaño

Definitivamente no es una casualidad que el día que la revista Semana saca como portada a Petro con media cara incendiada por el paro y con el titular de «Basta Ya» destacándolo como el protagonista de la conmoción que vivimos, circula la auto entrevista del presidente Duque responsabilizándolo de esta crisis. El mensaje es exactamente el mismo: el presidente no tiene la culpa sino es la víctima de Petro porque, según afirma en la entrevista, el paro fue la amenaza que recibió desde el primer día de su gobierno. Toda la revista, con la excepción de dos artículos, el de Juan Carlos Flórez y el de Diana Giraldo, que se apartan duramente de esa línea editorial, se dirigen al mismo propósito. Estos dos tienen titulares en contravía, supuestamente para equilibrar un poco lo que sinceramente no logra la editora porque el rechazo a esta edicion ha sido generalizado.

Flórez titula » ¿Rumbo al Abismo? Y la esencia de este es una fuerte crítica que señala no solo «un peligroso divorcio» entre la clase dirigente y que ha generado «el profundo descontento que llegó para quedarse en amplias capas de la sociedad». Precisamente la clase dirigente que esta revista defiende.  Y Diana Giraldo es aun más contundente al preguntarse en su titular ¿Quién Gobierna? Duro cuestionamiento al gobierno a quien precisamente defiende la revista. Reclama lo siguiente; «No hay a quine acudir, no hay a quine suplicar que haga algo, no a quien pedir soluciones. Porque sencillamente no hay gobierno». Pero el resto de Semana tiene el mismo fin, acusar a Petro de lo que se vive y descalificarlo señalando que hay otras opciones. De paso, Juan Manuel Santos lleva del bulto. A su vez, la famosa entrevista en la cual nadie pregunta y solo habla en Ingles el presidente Duque, elaborada, promocionada por el mismo gobierno y realizada por sus áulicos periodistas, es absolutamente vergonzosa. El mensaje es claro, él, el presidente es solo una victima de una conspiración.

Esta obvia estrategia solo ha recibido un gran rechazo de muchos sectores del país porque no es la salida a esta inmensa conmoción social. Más que culpables lo que la sociedad en su conjunto demanda empezando por los jóvenes que se la están jugando en una calle de opresión de la Fuerza Pública y por los otros actores del paro, es soluciones que frenen la violencia, los bloqueos. Dialogo es la solución que toda la población pide a gritos pero que no se avanzando a la velocidad necesaria. Cómo estará la situación que los gremios de los grandes productores del país están pidiendo apoyo de Naciones Unidas sin caer en cuenta que esto es reconocer la debilidad de un gobierno y de un presidente que no logra encontrar caminos.

Puede afirmarse entonces que esta estrategia de Semana y el gobierno para lavarle cara al gobierno y defender al presidente Duque es una salida en falso que ha terminado por debilitar aún más a quienes se quería proteger. Esto pasa por tener novatos, inexpertos, súbdito que no conocen nada distinto a defender a quien los nombró. Pero lo grave no solo para ellos, para Semana y para el país, es que este fin de semana se puede calificar de funesto tanto para la revista como para el presidente. Y eso sin nombrar la desgranada de funcionarios del gobierno.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *