Connect with us

Especial Santa Marta

A la deriva la pesca en la Bahía

Opinión Caribe

Published

on

Aunque Alcides Bolaño, se ha dedicado casi toda su vida a la pesca, la proyección de esta actividad siente que no son las mejores, puesto que año tras año, grandes edificaciones, empresas y el capitalismo se va ‘adueñando’ de lo que la naturaleza les regaló para tener un sustento de vida.

“Tenemos que reconocer que esta ha sido una actividad de poca atención por el estado ya sea nacional, departamental o distrital, al pescador artesanal lo tienen realmente arrinconado, renegado ante el olvido, cuestión que no debería ser así, porque aportamos a la economía nacional y local (…) década tras década nos han venido quitando espacio que anteriormente era de pesca. Hoy en día están posicionados señores que explotan el turismo, antes en Parques Nacionales se podía pescar ahora mismo ya no, playas como Chengue, Cinto, Bahía Concha, Punta Venado en Taganga, Naranjos, Gairaca eran muy provechosas”, cuenta con tristeza Alcides.

 

Otro de los problemas que enfrentan los pescadores son las herramientas que utilizan para explotar el recurso, debido que las embarcaciones que tienen no les garantizan la seguridad si realizan la pesca mar afuera, puesto que es muy arriesgado y ya varios pescadores han perdido la vida por tratar de llegar a aguas más lejanas.

 

“Estamos haciendo esto con sacrificio, porque ahora mismo nuestros caladeros de pesca que eran ancestrales, por mucho tiempo siempre han sido las costas, las embarcaciones no son embarcaciones para explotar los recursos como lo pide el gobierno local, puesto que pescar mar afuera es arriesgar la vida de nuestros compañeros pescadores (…) Si usted se mete a pescar más allá de la línea del morro, mar afuera usted está corriendo un riesgo, la única manera como se puede hacer es que se pesque en la orilla de los cerros o ancones y esto ha hecho que se nos complique por estas instituciones privadas que se han formado a lo largo de todas nuestras costas”, sostuvo este pescador de 65 años.

Otras alternativas de pesca

Ahora que la Bahía no está disponible para pescar, los 126 pescadores de la Asociación de Pescadores de la Bahía de Santa Marta realizan sus actividades por turnos como normalmente lo hacían, pero ahora se dirigen hacia los ancones de la ciudad, más exactamente por los lados del Batallón Córdoba. ‘La cueva’ y ‘El hoyo’ son los lugares en donde los pescadores artesanales logran sacar el producto, puesto que su producción según Alcides ha bajado casi al 90%.

“Ahora mismo la producción ha bajado casi en un 90% porque no nos están dejando pescar donde anteriormente lo hacíamos (…) hemos tenido accidentes con desapariciones de compañeros que hoy no los hemos visto más, hemos perdido como 4 compañeros y en Taganga se han perdido 2 compañeros recientemente, porque estar pescando en mar afuera en embarcaciones que no son las indicadas es peligroso. Si usted tiene todas esas garantías, de seguro que no va a perderse y sabroso explotar los recursos como debe ser”, cuenta Alcides.

Comercialización

La comercialización de lo que se recoge de la pesca, usualmente es hecha por los mismos pescadores, puesto que no cuenta con ningún tipo de vínculo con pescaderías locales en los que puedan ofrecer lo que pescan, sino que son vendidos al mejor postor que encuentren para que no se dañe y se lleven un producto fresco.

 

“En varias ocasiones hemos solicitado a las instituciones que tiene que ver con la pesca en la administración distrital, a través de la Umata y hemos hecho de que nosotros como organización de pescadores no tenemos ese apoyo para que desarrollemos una actividad legalmente como debe hacerse, desde la sustracción, transporte del producto y comercialización por eso, para evitar que se nos dañe el producto al primer comprador que llegue con mejores propuestas le vendemos y esos precios son desde hace muchos años en comparación a la de las grandes superficies que venden a mayores costos”, afirma Alcides.

Por ahora, mientras se cumplen los arreglos en la ‘Bahía más linda de América’ los humildes pescadores tendrán que arreglárselas como puedan y conseguir nuevos espacios para poder sacar provecho de los balnearios de la ciudad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *