Connect with us

Columnistas

Realpolitik.

Opinión Caribe

Published

on

Por: Ariel Quiroga

¿Y si Petro acepta el respaldo de César Gaviria, que dirán sus cabezas visibles en el Distrito de Santa Marta y el Magdalena (Me refiero a Magdalena Humana, UP-POLO y demás partidos con historia) ?

Que algunos de esos actores regionales ataquen al nuevo presidente por las alianzas presidenciales para poder gobernar, demostraría miopía, pues para mandar hay que tener respaldo parlamentario y el pacto solo, no lo logra.

Ahora, dudo que se levanten voces desde el Magdalena contra las alianzas necesarias para gobernar en amplia concertación nacional, por lo menos no se espera que los reclamos lleguen de esos partidos con historia, y también sería absurdo que si vengan de los otros sectores de la Centro Derecha. (Que insisto, deben acercarse al nuevo presidente por el bien del departamento).

No obstante, también es absurdo que se aplauda lo que se hace en Bogotá, pero se condene lo que se hace en la provincia, esto es, acá no es dable deslegitimar a nadie por el simple hecho de que para un fin común se generen acercamientos legales o simples simpatías coyunturales.

Hay algo que se abona a Gustavo Petro y al ingeniero Rodolfo, por primera vez en 30 años, las facciones trinfantes (los que pasan a segunda vuelta han ganado, uno la presidencia y el otro la insignia de jefe de la oposición, la acepte o no, así es en principios) no han empezado a incendiar a la opinión pública, curiosamente esa labor la está haciendo un pequeño grupo.

Aplaudo la posición del ingeniero, no oponerse sin antes dejar que Petro inicie a gobernar. Definitivamente ese cucho no es un político mojigato.