Connect with us

Departamento

A sus 102 años murió el Diplomático magdalenense Enrique Arrieta Lara

Published

on

En la mañana del 21 de agosto, en su apartamento de Bogotá, murió el diplomático magdalenense Enrique Arrieta Lara. A sus 102 años, rodeado de sus hijos y de sus nietos, suspiró por última vez el hijo ilustre de Santa Ana que cambió la historia de la Cancillería Colombiana con su trabajo abnegado y vocación de servicio por su patria. Enrique salió de su pueblo natal siendo muy joven, en busca del porvenir que él no veía en su terruño, al que quiso con el alma y por el cual trabajó toda su vida. Su camino profesional empezó en el exterior, donde se vinculó con la Cancillería como cónsul de Colombia en Las Antillas Holandesas. Su carrera continuó en Venezuela, Brasil, Ecuador, El Vaticano y Japón, y terminó en Trinidad y Tobago. En estos países representó a su país como cónsul, ministro plenipotenciario y embajador, siempre dejando en alto el nombre de su país, y de su pueblo. En Colombia fue habitante habitual del Palacio de San Carlos, donde llegó a ocupar el cargo de secretario general de la Cancillería. Sus pares y subalternos en el Ministerio de Relaciones Exteriores siempre reconocieron su grandiosa calidad humana y su magnífico profesionalismo. Se ha murmurado en los pasillos del Palacio de San Carlos que Enrique ha sido el mejor funcionario que ha tenido la diplomacia colombiana.

Enrique se hizo solo, sin palanca ni recomendación, y ese ha sido el gran ejemplo del que su familia vive orgullosa. Enrique fue su faro guía, del que todos se confiaban para seguir el camino de la honestidad, del trabajo duro y de la preparación intelectual. Enrique era un cuásar que emanaba amor incondicional, siendo el motor que impulsaba el progreso de sus seres queridos.

Con la satisfacción del deber cumplido, y con la infinita admiración de todos los que tuvieron el privilegio de compartir su vida, Enrique, como el cohete volar, debido a su propio ardor, se ha levantado del suelo, para coronar con su esplendor las puertas del cielo.

Los hitos de su vida fueron los siguientes:

Comunicador social cuando creó el periódico El Ariete”, en Santa Ana, Magdalena (1933).

Periodista y director de la sección en español del periódicoDe Passat”.

Fundador del periódico “El Antillano”, Semanario El Eco, Curazao (1942).

Cónsul encargado en Curazao (1943) y Cónsul de Colombia interino en Aruba (1950).

Cónsul de Colombia en Encontrados, Estado de Zulia, sur del Lago de Maracaibo, Venezuela (19511952) y Cónsulde Colombia en Puerto Cabello, Estado de Carabobo,Venezuela (1952-1953).

Cónsul de Colombia encargado en Puerto España Trinidady Tobago (1969), Cónsul General de Colombia en SanCristóbal, Estado de Táchira, Venezuela (1953-1955).

Director del Departamento Consular, Ministerio de Relaciones Exteriores, Bogo (1955- 1956).

Cónsul General de Colombia en San Pablo, Brasil (1956-1960).

Ministro Consejero de la Embajada de Colombia en Quito,Ecuador (1960-1961)

Jefe de la sección de xico, Centroamérica y del Caribe, Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, Bogotá (1961)

Cónsul encargado de Colombia en Puerto Ayacucho,Estado de Amazonas, Venezuela (1961) y Cónsul Generalde Colombia en San Cristóbal, Estado de Táchira,Venezuela (1962-1967).

Jefe de la División Consular del Ministerio de RelacionesExteriores de Colombia, Bogotá (1967-1970).

Subsecretario de asuntos administrativos, Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, Bogotá (1970-1972) y Secretario General encargado Ministerio de Relaciones Exteriores, Bogotá (1970-1971).

Ministro consejero, con asignaciones de embajador.Embajada ante la Santa Sede, Roma, Italia (1971-1973).

Ministro Plenipotenciario, embajador encargado,embajada ante la Santa Sede, Roma, Italia (1973-1974).

Fue merecedor de la Medalla de la Orden

Ministro Plenipotenciario, encarado de negocios, jefe de misión en Tokio, Japón, embajador no residente en Corea del Sur, Taiwán y Filipinas (1974).

Jefe de la división de asuntos consulares del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, Bogotá, (1976-1977).

Subsecretario Oficina de Planeación, Ministerio deRelaciones Exteriores de Colombia, Bogotá (1977).

Embajador de Colombia en Trinidad y Tobago (1977-1980).

Pensionado como embajador por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, Bogotá (1980).

Presidente del Concejo Municipal, Santa Ana, Magdalena (1990).

Distinguido como ciudadano ejemplar mediante resolución N. 019 del 27 de mayo de 2019 por el Consejo Municipal de su municipio de nacimiento, Santa Ana, Magdalena.

Reconocido por la Asamblea Departamental del Magdalena como Santanero ilustre, en el año de su centenario (2021).

Profesional en Negocios Internacionales Honoris Causa, Universidad del Magdalena (2021).

Autor del libro (2021). “De los campos del Magdalena a la diplomacia mundial” editorial Unimagdalena.