Connect with us

Blog

Trupillo Samario, por: Abel Rivera

Opinión Caribe

Published

on

Por: Abel José Rivera

Prosopis juliflora es tu nombre científico; para nosotros, simplemente: trupillo. De tus ramas largas e intrincadas penden menudas hojas verdes de esmeraldas, que no marchitan, ni la canícula de un verano despiadado, ni aun las aguas de una riada endemoniada; antes bien, en el clímax de un intenso estío tus vainas sonoras, cual maracas agitadas por el viento, parecen que acompasan alegre son de baile pajarito.

Has sido testigo mudo de enconadas contiendas, felices juergas y de furtivos y dulces amoríos, y de los hechos más nobles y encumbrados de los bien católicos y piadosos hijos de Santa Marta; así como, de las bajezas y miserias de tus malos hijos que han despreciado la gloria de un pasado de historia, por una mezquindad impúdica y sin límites.

Eres símbolo imperecedero de la tenacidad de la vida contra la adversidad de los malos tiempos; y hoy nos muestras con fuerza abrumadora, que aun, en el más árido ambiente de envidias y contiendas, la flora emerge y prospera, valiente y retadora, como un ejemplo de amor, lucha y pundonor. ¡Bendito seas, Santa Marta querida!

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *