Connect with us

Portada

600 mil hectáreas en riesgo de extinción en la Ciénaga grande de Santa Marta

Opinión Caribe

Published

on

 

Un mañana cenagoso

La semana pasada diferentes autoridades se reunieron para detallar y reflexionar la realidad socio ambiental de la Ciénaga grande de Santa Marta. Aunque el panorama del complejo lagunar no es muy alentador y la responsabilidad sobre quien recae su grave deterioro parece ser compartida, ya se han tomado una serie de medidas para luchar contra lo que se considera a simple vista posible, su desaparición.

No se ha declarado el fin de la Ciénaga Grande de Santa Marta, pero es claro que la situación de lo que fuera antes uno de los escenarios naturales más prósperos y llamativos del departamento del Magdalena y del país, no es la misma. Recientemente, en el Foro Realidad Socioambiental de la Ciénaga Grande de Santa Marta, organizado el pasado jueves por la Universidad del Magdalena se hicieron evidentes los daños que ha sufrido el complejo lagunar los últimos 20 años.

El Foro que tuvo como propósito que los candidatos a cada una de las alcaldías de los municipios y en especial a la alcaldía de Santa Marta y Ciénaga, tengan en cuenta en sus programas de gobierno, con miras a los próximos años, el componente ambiental, de preservación y mitigación de los riesgos que hoy tienen el complejo lagunar y otros escenarios ambientales en el departamento, sirvió además para que cada una de las autoridades que tienen incidencia en la conservación, recuperación y protección de la Ciénaga y sus alrededores manifestaran el avance de las iniciativas que hoy tiene el país para tal fin.

El primero en tomar la palabra fue el Vicerrector de la institución universitaria, Pablo Vera Salazar, quien recordó la disposición que siempre ha tenido la universidad en el monitoreo y diagnóstico permanente de las situaciones socio ambientales de la Ciénaga Grande, buena parte de ellas lideradas por la docente investigadora, Sandra Vilardi. El Vicerrector insistió además en el compromiso ineludible que tienen los futuros gobernantes de los 14 municipios que hoy tienen incidencia sistémica y sistemática sobre el conjunto de lo que es la Ciénaga Grande de Santa Marta.

“En realidad el principal depredador o la principal amenaza a la sostenibilidad de la Ciénaga es la pobreza extrema, mientras no trabajemos decididamente en erradicarla va a ser muy complicado, es un desafío saber que necesitamos trabajar articuladamente para generar alternativas de inclusión económica, productiva y educativa para muchos de estos municipios, la conservación es muy difícil articularla con el hambre, en ese sentido creo que esa es una realidad que tenemos que tener presente”, afirmó Vera Salazar.

Por su parte el Gobernador del Magdalena, Luis Miguel Cotes Habeych, aprovechó la presencia en el Foro del Ministro del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, para solicitar al gobierno nacional que se destinen mayores recursos en el Plan de Desarrollo encaminados a garantizar la ejecución de las políticas medioambientales en los territorios.

“Se hace necesario que así como se estructuran programas de gobierno, como se presentan y se aprueban planes de desarrollo, donde se abren grandes presupuestos a obras de infraestructura vial, educativa, de salud, es importante que empecemos nosotros a abrirle una gran reserva presupuestal a nuestro medio ambiente y generar las inversiones que se requieren para poder salvar nuestro ecosistema”.

El Gobernador sostuvo además que el departamento viene trabajando en la consolidación de varias iniciativas para contrarrestar la delicada situación en que se encuentra el escenario natural y aseguró que por eso “hace ya varios meses, constituimos y creamos una mesa de trabajo, un comité interinstitucional con el propósito de mirar entre todos y repensar la Ciénaga Grande, luego se le han ido anexando otras riquezas naturales y de nuestro ecosistema como lo es el Parque Isla Salamanca y la Sierra Nevada. Ya no vale la pena determinar si el problema viene hace 15, 18 o 30 años, sino que existe una realidad y un diagnóstico que se ha venido comunicando y que hay que solucionar”.

El grave deterioro en que se encuentra la Ciénaga se debe a la suma de varios factores, entre ellos una falta de articulación seria entre las instituciones responsables de la vigilancia, control y preservación del complejo lagunar, la utilización de varios terrenos aledaños para la construcción de diques y terraplenes ilegales y especialmente los efectos producidos por el intenso verano, como consecuencia de los cambios en las condiciones climáticas que han vuelto propicias las tierras para la aparición de todo tipo de incendios producidos por agricultores, cazadores y hasta visitantes. Así lo expresó el propio Ministro del Medio Ambiente, Gabriel Vallejo López.

“120 mil millones de pesos para apagar 3500 incendios forestales, eso no tiene presentación y si a eso le unimos que estamos en la etapa más seca del año estamos en el peor de los dos mundos, 82 mil hectáreas se han perdido por incendios forestales, el 85% causado por tres tipos de personas, los que quieren ampliar las fronteras agrícolas y ganaderas sin ningún escrúpulo, que compran más vacas, van quemando y se van hiendo, los cazadores nocturnos que se meten a los parques para cazar armadillos, por ejemplo, y para sacarlos de sus cuevas las prenden en la parte de afuera y los que con actividades tan sencillas como ir a hacer un asado el fin de semana, dejan prendido los fogones”.

Vallejo López, recalcó así mismo que el Ministerio en vez de acabar con las Corporaciones Regionales Autónomas ha decidido involucrarse en ellas desde el punto de vista gerencial y por eso, desde hace un año, ha hecho presencia por cuatro días a la semana, en los territorios y ha participado en 32 de los 33 concejos directivos, impulsando además la socialización de lo que se espera sea el más reciente y completo estudio sobre el comportamiento del cambio climático en el país para los próximos 80 años.

“El tema ambiental no puede estar por fuera de los criterios de las elecciones de ahora, como nunca tiene que ser una diferenciación en términos de las propuestas que los candidatos presentan, por ejemplo, con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, acabamos de sacar la comunicación con las naciones unidas sobre cómo van a ser los comportamientos del cambio climático en los próximos en Colombia por municipio y departamento, es como la brújula para los alcaldes, la temperatura del país va a subir dos grados centígrados y hay que pensar lo que eso representa en un departamento como éste, en términos de ganado, agricultura, fuentes hídricas, desarrollo de riego, y en términos de prevención que es lo que nos ha faltado”.

La región caribe posee hasta ahora el mayor complejo lagunar en Colombia, con cerca de 4900 kilómetros cuadrados de superficies y una gran red hidrográfica en deterioro que afecta principalmente la realización de actividades comerciales con enorme significado, lo que según el Ministro de Ambiente pone a prueba una vez más la necesidad de una oportuna gestión interinstitucional en el país.

“La institucionalidad ha fallado pero está retomando el camino, hemos avanzado en la consolidación del comité en el que participan activamente la Fiscalía, Parques Naturales, la Gobernación, la Procuraduría, el Ministerio, La Universidad, Coorpamag y en el que venimos trabajando para mitigar los problemas de la Ciénaga, que entre otras cosas tiene un gran problema con los vertimientos que sobre los ríos y sobre ella se hacen, mientras no solucionemos esos problemas vamos a tener en el país muchos municipios cuyos vertimientos se hacen sin los mecanismos técnicos adecuados, sin las plantas de tratamiento”.

Por captación ilegal de agua; por tala y quema indiscriminada, afectación del paisaje y la fauna silvestre, y por compactación del suelo y daños en el ecosistema de humedal han sido emitidos a la fecha en el país fallos penales contra varios responsables de acciones concretas contra la estabilidad de la Ciénaga y sus recursos ambientales, un falló penal contra el propietario de la hacienda Los Patos, dos personas condenadas por daños a recursos naturales y siete personas más condenadas a 58 meses de prisión por aprovechamiento ilícito de recursos naturales. Por otra parte los fiscales especializados adelantan investigaciones relacionadas con la hacienda Los Micos.

Uno de los debates que ha concentrado mayor atención en el último semestre es sobre quien recae la responsabilidad de lo que ha venido sucediendo con la relación a la Ciénaga Grande, si sobre el Ministerio de Medio Ambiente o sobre la Corporación Autónoma Regional de Magdalena.

Para, Oscar Anaya, Procurador Delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios, quien también hizo presencia en el Foro, se debe hacer una consulta ante el Concejo de Estado para dar claridad a futuro sobre la responsabilidad frente a este tipo de situaciones, precisando que es necesario “pensar en esa claridad jurídica que daría gran luz al departamento y a este tema, no solo en el caso de Ciénaga sino en el caso de otros ecosistemas similares donde confluyen una zona protegida por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuática, como ésta. La transmitimos en el sentido de consultarle al Concejo de Estado para establecer hacia adelante decisiones de quién es el responsable del manejo de la ciénaga grande”.

El Procurador Delegado sostuvo de igual forma que la entidad está acompañando los procesos de la administración pública y en el caso ambiental está proponiendo interpretaciones de las leyes que no son obligatorias ni vinculantes, sino que son formas de interpretación, por eso la Procuraduría para Asunto Ambientales desde más de seis meses se ha metido en el tema de la Ciénaga Grande.

“Muchos de los alcaldes no entienden qué pasa cuando su municipio está en zona de parque nacional y además tienen que elaborar un plan de ordenamiento territorial siendo un área protegida de orden nacional. De los 15 municipios que integran la Ciénaga solo Sitio Nuevo tiene actualizado el Pot, los otros no cumplieron y así es muy difícil, hacia delante la responsabilidad de los alcaldes es fundamental…Es necesario que el país nacional asuma unos costos por las cargas que tienen los departamentos en áreas que tienen intocables para bien, por supuesto, ese es un tema estructural”.

Se espera que en noviembre de este año la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales emita los resultados de una encuesta efectuada con cerca de 946 municipios, para saber cómo está su capacidad de adaptación al cambio climático y que sobre ese documento y las comunicaciones hechas anteriormente los alcaldes potencien el plan de adaptación al cambio climático.

Al Foro que inició a las nueve de la mañana y que se extendió por más de tres horas asistieron como panelistas invitados, la Directora Nacional de Parque Naturales, Julia Miranda Londoño, quien informó sobre el estado en que se hayan las áreas protegidas en jurisdicción de la Ciénaga Grande, la cual según precisó podría desaparecer en 10 años y el estado del Santuario de Fauna, Flora y Parque, Isla Salamanca, que también se ha visto afectado por las interrupciones en los flujos de agua; Luz Elvira Angarita, Directora Territorial de Parques Nacionales Naturales y Alfredo Martínez, Director Encargado de Coorpamag.

Según Martínez los sedimentos del Río Magdalena taponan los caños que alimentan la Ciénaga Grande y que aún los Alcaldes de los municipios próximos a ella no han construido instrumentos de planeación para sacar adelante el complejo cenagoso ni planes de Manejo sobre los vertimientos que ocasionan su deterioro permanente.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *