Connect with us

Portada

Emergencia sanitaria en barrios de Ciénaga

Opinión Caribe

Published

on

Alrededores del estadio, una zona maloliente de Ciénaga

Sectores como la Alborada, urbanización Ciénaga Grande y los alrededores del matadero, conviven en medio de aguas putrefactas y acumulación de basuras.

Para nadie es un secreto que todas las ciudades tienen lugares dignos de mostrar y otros que no. Esto hace parte de la desigualdad que se vive en el país, incluso en toda Latinoamérica. Son esos lugares de vergüenza que evidencian el olvido del Gobierno y la falta de cultura ciudadana de muchas personas; y entre los múltiples casos el municipio de Ciénaga no es la excepción.

Más allá de la plaza central, de la iglesia, del famoso Templete y toda la historia del mítico e importante municipio bananero, Ciénaga tiene barrios en total olvido que muestran un contraste bastante drástico.
OPINIÓN CARIBE hizo un recorrido por los barrios Alborada, urbanización Ciénaga Grande, Villa Estadio y el sector del matadero, y encontró el lamentable el estado en el que viven sus habitantes.

La urbanización Ciénaga Grande, la cual se encuentra a poco metros del estadio municipal de la “Salitrosa”, vive una situación verdaderamente preocupante, debido a la ineficiencia del servicio de alcantarillado, el cual se rebosa constantemente y los habitantes de este barrio residen en medio de los malos olores de las aguas negras, así como lo cuenta Gloria Palma, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio La Alborada, sector que se ve afectado con esta situación.

“El barrio La Alborada tiene más de 40 años de fundado y no tiene alcantarillado. Hace unos cuatro años hicieron la urbanización Ciénaga Grande, que está lado de nuestro barrio y ya son dos años que tenemos de estar viviendo el coletazo de su problemática, ya que los olores llegan a nuestras viviendas, así que no solo batallamos con la falta de alcantarillado de nuestro barrio, sino con las aguas negras de los vecinos”, expresó la líder comunal.

Cabe mencionar que esta urbanización fue hecha por el Gobierno para las víctimas del fenómeno de la niña 2010-2011 y aquellos ubicados en zonas de alto riesgo. Según Gloria Palma, desde un principio la comunidad dijo que el sistema de alcantarillado de la urbanización era ineficiente, y solo tuvieron que pasar pocos años para que las consecuencias empezaran a notarse.

Por el rebosamiento de las aguas negras se forman verdaderas pozas frente a muchas de las viviendas y además las personas vierten dichas aguas a un brazo del llamado canal de Maracaibo, el cual debe ser usado para aguas lluvias. “No solo la urbanización Ciénaga Grande echa sus aguas allí, sino varios de los barrios que están alrededor. Aquí el problema de salubridad es preocupante y las autoridades no hacen nada”, dijo Palma.

Según la presidente de la Junta de Acción comunal de La Alborada, la situación de la falta de alcantarillado fue expuesta en un oficio a la Presidencia de la República y esta remitió a Aguas del Madalena, quien pidió una espera a la comunidad para empezar a trabajar en el sistema de alcantarillado, sin embargo la gente todavía está a la espera.

“Aguas del Magdalena ya se fue y nunca hizo nada, el Presidente estaba creído, que aquí había alcantarillado, pero como siempre pasa en Ciénaga, nadie responde por las obras que nunca iniciaron. Yo soy una líder incansable, pero es desgastante pronunciarse siempre sobre el mismo tema y que las autoridades haga caso o mismo”, sostuvo.

Olga Prado, otra de las personas consultadas residentes en este sector, dice que lo niños son los más perjudicados y que ya son varios los casos de enfermedades respiratorias y de la piel, producto de los malos olores y aguas de negras que son el diario vivir para esta comunidad.

“A mi hijo lo tuve con vómito y diarrea por ese olor tan desagradable, también tengo una sobrina que tiene unos brotes en sus manitos. La verdad es que la situación es preocupante, uno tiene que comer y convivir a diario con esto y nuestra salud se está viendo afectada, por eso necesitamos que el gobierno municipal, la Secretaría de Salud y todas las autoridades se pongan la mano en el corazón y nos ayuden”, expresó la mujer.

Entre las afectadas de la urbanización Ciénaga Grande, hablamos con Leidy Londoño, quien asegura que alquiló una de las casas de interés social y aunque tiene un mes de estar viviendo ahí, desconocía la problemática. “Mi esposo alquiló esta casa y no sabíamos de esta problemática y hoy junto con los niños padecemos por los fuertes olores. La dueña me dijo que no podía hacer nada y los vecinos me dicen que esto es todo el año”, expresó Leidy.

UN MUNDO DE BASURAS

Como si las aguas negras fueran poco para estos barrios, muy cerca del sector del matadero de Ciénaga, exactamente en la vía que conduce hasta el corregimiento de Sevillano, se encuentra uno de los basureros ilegales más grandes del municipio. Esta zona llega acumular importantes toneladas de residuos, estando muy cerca al lugar de donde sale la carne que consumen los habitantes de la ciudad.

Rubén Peña, un vendedor de los tantos que se ponen a solo unos metros del basurero, manifiesta que han puesto la queja innumerables veces pero esta práctica ya se volvió normal en la cultura de los cienagueros.

“Aquí la gente no tiene sentido de pertenencia, tenemos el matadero a unos 20 metros y se pueden imaginar lo que afectan estos olores a las carnes que allí se procesan. Esto es realmente vergonzoso, aquí llegan bicitaxistas, carromuleros y motociclistas a botar basura, tiran perros muertos y todo tipo de desechos que perjudican el medio ambiente y la salud de los pobladores”, expresó Peña.

Cabe mencionar que este problema de la basura en Ciénaga no solo es en este sector, puesto que existen otros puntos como el de la entrada de Costa Verde, frente de los militares, que tienen una base antes de llegar al balneario, otro más cerca de la ribera oriental del río Córdoba, el que siempre ha existido sobre la calle 10, en la carrera 29 frente a la cancha de “La Bombonera” y el de Puerto Nuevo.

Según las últimas informaciones, Corpamag impuso medida preventiva a la empresa Interaseo S.A. y a la propia Alcaldía de Ciénaga, por las fallas en la oportuna y adecuada prestación del servicio público de aseo, con suspensión inmediata de la inadecuada disposición de residuos sólidos y escombros y elementos peligrosos en el sector del matadero en este municipio, sin embargo como OPINIÓN
CARIBE evidenció , hasta el momento nada ha pasado y son muchos más los lugares y focos de contaminación que tiene la Ciénaga.

La problemática de las basuras y el alcantarillado que, de acuerdo a como los manifestó la comunidad, parece ir en crecimiento no solo por la ausencia estatal sino también por la falta de cultura ciudadana y sentido de pertenencia de quienes habitan los distintos barrios afectados y se constituye en unos de los puntos claves a resolver para Edgardo Pérez, el nuevo alcalde de la segunda ciudad del departamento.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *