Connect with us

Metrópolis

Minca, a punto de colapsar

Opinión Caribe

Published

on

Denuncian los minqueros, que el corregimiento no cuenta con la infraestructura física suficiente para recibir el sin número de turistas y vehículos que a diario la visitan. Aseguran que con la restauración de la vía no van a permitir que los visitantes deterioren la reserva natural y reclaman un plan de acción y preservación por parte de las autoridades.

En 1980 la Sierra Nevada de Santa Marta, en reconocimiento al enorme valor que encierra como ecosistema natural, es declarada por la Unesco Reserva del Hombre y de la Biosfera. Por sus características la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza la declaró ecosistema prioritario en Suramérica para su conservación.

Minca hace parte de los espacios que galardonan a la Sierra como patrimonio ambiental.

Al corregimiento le hacía falta ser intervenido en mejoras que le proporcionaran el valor que por naturaleza tiene. Durante años los habitantes del corregimiento apelaron por la recuperación de la vía Minca y gracias a la voluntad del Gobierno Nacional y por supuesto a los aportes del Departamento, se pudo emprender el proceso de reparación de esta.

La recuperación de la vía Minca ha visibilizado la problemática que el corregimiento vive a diario, el caos, la desorganización y la falta de planeación son las principales carencias, ante tal situación los pobladores piden a los órganos competentes emprender un plan de acción para contrarrestar los desmanes.

Si bien la razón de ser de la recuperación vial era generar disminución de los costos e insumos que realizaban los campesinos del corregimiento, fácil acceso a las veredas, precios de cosecha para los cafeteros de la zona y así mismo lograr incrementar el turismo no solo a nivel local, sino departamental, nacional e internacional, los minqueros sienten que lograr todos esos apartes le quedó grande a las autoridades competentes, ser un destino turístico supone preparación y al parecer la recuperación de la vía es percibida por los pobladores como un ’sólo fue eso’, sin implementar la mínima normatividad de convivencia pertinente para la zona.

Con la realización de la magna obra la afluencia turística se ha incrementado pero los resultados no han sido los más favorables, coincide la comunidad que la zona no está preparada para el incremento de visitantes.

No cabe duda que los minqueros se encuentran agradecidos, ellos son los primeros beneficiados de la obra, sin embargo, el tipo de turismo que se está asentando en la zona no corresponde al espacio en que es desplegado, el turismo natural supone realizar actividades recreativas sin deteriorar el entorno.

Inconformes e inquietos los pobladores exponen su queja ante el distrito y reclaman por la tranquilidad y el compromiso con el medio ambiente que ellos siempre han tenido, así mismo declaran que la recuperación de la vía no puede percibirse como caos, embotellamiento y desorden.

Los fines de semana no se comparan con los que se vivía antes de la intervención vial. Según los habitantes todo se ha confabulado para vivir cada día el impacto negativo y no el positivo, ha sido todo una línea de sin sabores, problemas en la terminación de la vía, incumplimiento en la compensación de árboles talados, carencia de parqueaderos públicos, falta de espacios peatonales, abuso de la ronda hídrica, vertimientos inoportunos al río, mala conducta por parte de los visitantes y falta de intervención de los organismos competentes, como la Policía.

Zuleima Peñaranda, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Minca expresó que más del 90% de los minqueros durante años apelaron por la recuperación de la vía Minca con el fin de un fácil acceso, pero también es importante destacar que no se prepararon para el impacto, “hemos recibido infinidades de visitas por turistas los fines de semana, llegan más de 2000 vehículos en donde Minca no tiene la capacidad de parqueo, no tenemos un turismo de conciencia y sentido de pertenencia”, la presidenta aseguró que la mano imprudente del hombre está secando el río y reclama un estudio sobre la capacidad de carga del lugar. Al igual que Zuleima habitantes del corregimiento son conscientes que no se hizo una planeación de vida para mirar los impactos positivos y negativos.

Víctor Riatiga, líder comunal realizó públicamente una denuncia sobre el mal estado del puente de la entrada Minca, hizo un llamado al consorcio Ruta del Sol no solo para que refuercen el puente sino para que realicen un cambio total de este. Riatiga dice recordar que en una visita que realizó el Vicepresidente de la Nación expuso que había un incumplimiento por parte de la empresa y que habían incurrido en retrasos altamente notorios en la culminación de la vía, así mismo aseguro que el puente colonial ubicado en el tramo de la vía lo trabajaron a la mitad y bloquearon el acceso al caño que se encuentra allí. Riatiga también señaló que aún no ha iniciado el semillero para identificar las especies endémicas y poder llevar a cabo la compensación forestal en la zona.

“No sé qué está realizando la interventoría del proyecto en cuanto a las falencias del proyecto”. Otra de las inconformidades que presentó es que no se planificó la capacidad de turismo y que los fines de semana Minca colapsa.

Por otro lado, el corregimiento cuenta solo con cuatro policías que no dan abasto para generar orden, “pedimos intervención por parte del Estado, que se regule el tránsito en la vía y así contribuimos todos al cuidado ambiental”, dijo.

Otras de las consideraciones que denuncia la comunidad es la falta señalización, “tenemos las mismas curvas peligrosas, no hay señalización de las especies que hay en el sector. En Minca recibimos el turismo que no está permitido en El Rodadero y otras ciudades como Cartagena, el popular paseo de olla”, aseguró Andrés Gómez, residente del corregimiento.

Jader Jiménez residente del corregimiento y comerciante recibió con gran empatía la recuperación de la carretera puesto que ha atraído clientes potenciales, pero al igual que sus vecinos rechazó la falta de cultura y los vertimientos que hacen los negocios del sector al río.

Marco Cortabarria, ciclista, dice sentirse beneficiado por la recuperación de la vía, “pero de qué sirve una vía tan bonita si no tiene las medidas de seguridad necesarias, pasear por aquí es un riesgo, los motociclistas y vehículos no miden la velocidad”.

PROPUESTA

Las alternativas que los minqueros plantean en cuanto a la regulación del paso de vehículos al corregimiento, es la construcción de parqueaderos próximos a los lugares de destino. A la planificación de la carretera le habría faltado la creación de un parqueadero masivo.

Minca peatonal, es una idea que nace de la necesidad de recuperar la tranquilidad del corregimiento y brindarles a los turistas el real escenario de Minca.

Apoyo por parte de la Policía de tránsito para regular las caravanas de más de 60 motocicletas que suben al corregimiento los fines de semanas.

Ante la inconformidad de los minqueros, OPINIÓN CARIBE indagó a los actores y entes directamente involucrados con la solución del problema. Valentín Restrepo Secretario de Tránsito y Transporte del distrito señaló, “hemos estado revisando la forma de solucionar el problema de movilidad en Minca que se ha generado por la entrada en funcionamiento de la nueva vía, se están desplazando vehículos de transporte público colectivo con más de 20 pasajeros cuando esta es una vía bastante estrecha y con muchas curvas, el mal uso de ella se constituye en la posibilidad de siniestros accidentes de tránsito, precisamente el 3 de febrero por parte del gobierno distrital representado por la Secretaria de Gobierno, la Dirección de Tránsito y Transporte Distrital y la Oficina de Dirección de Turismo atendiendo las quejas y necesidades expuestas en materia de transporte y movilidad en el corregimiento de Minca se logró concertar la creación de unas medidas oportunas, las cuales se están preparando y serán publicadas en los próximos días”.

Las normas que se generarán tienen que ver con la restricción del ingreso de vehículos tipo transporte público de gran tamaño porque afectan la vía y la movilidad, esto como una medida para evitar que el puente colapse al soportar cargas pesadas, en ese sentido se tomarán decisiones en materia de parqueo en la cabecera principal de Minca prohibiendo el estacionamiento en espacio público por que el caos es evidente, en materia de seguridad se pretende que haya más presencia Policial tanto en vigilancia como de tránsito y transporte de la metropolitana de Santa Marta.

Restrepo aseguró que con la implementación de estas medidas se pueda iniciar a atender la situación y que al igual que los minqueros todos rechacen la falta de cultura y falta de auto organización, en ese sentido señaló que se hace menester la intervención del Estado con relación a estas situaciones. Se está viendo en Minca similitud con lo que ocurre en la Ciudad, donde no existe autorregulación, donde las medidas restrictivas de tránsito y transporte se perciben de manera insuficiente para este importante tema, comentó Valentín Restrepo.

El Secretario citó que la ley 769 de 2012 del Código Nacional de Tránsito y Transporte la cual expone que los peatones deben tratar por sí mismo adoptar las medidas respectivas para evitar que se presenten los accidentes de tránsito y existen sanciones drásticas esto como recomendación en cuanto al temor que dicen vivir los habitantes del corregimiento.

“Cabe destacar que la carretera que conduce a Minca la hizo la Gobernación del Magdalena y que para la economía de cualquier país es trascendental intervenir en la mejoría de las vías de transporte puesto que permite facilidad en el tránsito de productos agrícolas, pero teniendo en cuenta que es una vía rural que antes era de poco uso en comparación a como se está usando ahora, el llamado es para que hagamos uso de esta de forma más responsable sin excesos de velocidad, puesto que hay más usuarios entre peatones, ciclistas, motociclistas.

Alfredo Martínez subdirector de la Corporación Autónoma del Magdalena manifestó que la problemática que padece el corregimiento de Minca tiene antecedentes.

“El impacto ambiental negativo en Minca se ha venido desplegando antes de la reconstrucción de la vía que, si bien desde el punto de vista de accesibilidad es un avance, se está convirtiendo en un problema puesto que hay una gran presión en términos de visitantes que antes no se tenía, en especial un turismo que no tiene ninguna conciencia en relación con los recursos que tiene Minca”, precisó.

Las prácticas como el sancocho, ventas informales, vertimientos irregulares a los ríos, las construcciones con licencia pero sin permiso ambiental, están deteriorando el patrimonio natural.

Martínez declaró que a comienzo del año en curso recibieron denuncias a las cuales la Corporación atendió de manera inmediata por medio de una visita al corregimiento y aunque las quejas iban más enfocadas a las construcciones sin permiso que se están realizando a lo largo de la vía y al no tener competencia directa decidieron hacer un operativo a Minca y enfocarlo en el tema de vertimientos.

En la visita interactuaron con establecimientos, restaurantes cafeterías, tiendas y encontraron un aparte considerable que se suma a la problemática que tiene el corregimiento,“no tienen sistema de tratamiento de aguas, el vertimiento de jabón y grasas”, precisó.

Ante tal hecho se impusieron cinco procesos sancionatorios contra el mismo número de establecimientos, el común denominador que la Corporación encontró fue que los dueños de negocios expresaron no saber que debieron solicitar un permiso de vertimiento, el decreto 3930 de 2010 expone la reglamentación del uso del agua, residuos y líquidos en el capítulo VI y VII especifica qué tipo de vertimientos y cómo obtener los permisos para poder realizarlo, hasta cuándo es permisible y en qué grado hacerlo siempre y cuando se cumplan con los parámetros establecidos en la ley

¿CÓMO SE LLEVARÁ EL PROCESO?

Las personas que recibieron el proceso sancionatorio tienen el compromiso de asistir a las instalaciones de la Corporación para hacer los trámites de permiso ambiental.

“Además de eso nos encontramos sorteando el tema de unas construcciones a orillas de la vía sin ningún retiro y nos llamó la atención que tenían permiso de la Curaduría. Las construcciones tienen licencia pese a estar por fuera de los límites”, aseguró Alfredo Martínez.

Crece la preocupación por parte de la Corporación encontrar que Pozo Azul, una de las pocas reservas con la que cuenta Santa Marta, se ha vuelto un hormiguero.

“Los turistas y locales han decidido visitar más a menudo el sector. Se han puesto en práctica conductas inoficiosas para el río, como fogatas, sancochos, omitiendo la preservación del medio ambiente”, apuntó el subdirector.

Agregó que el sitio debe tener unas condiciones básicas como baños, y debe existir unos parámetros, y reglamentación en cuanto al número de personas que pueden entrar, al mismo tiempo realizar un estudio de capacidad de carga para evitar la pérdida de este sitio de interés ambiental, informó Martínez haber solicitado una reunión con el Secretario de Planeación del distrito Francisco García Rentería, y los curadores urbanos por las licencias expedidas para la construcción de cabañas en esta zona.

La Corporación Autónoma del Magdalena aseguró tener el compromiso de sacar directrices para determinar cómo será la intervención en cuanto a construcciones en Minca, que además le expusieron al secretario de Planeación una vez llegue el POT corregido del distrito en el que incluirán a Pozo Azul como un área de manejo especial, es decir, como un parque para que tenga restricciones y se pueda establecer un plan de capacidad de carga.

En cuanto a los controles que se deben realizar en la obra el Capitán Julián Restrepo, aseguró que en la vía Minca se está llevando a cabo el acompañamiento a los conductores que van hacia al corregimiento, particularmente se le está haciendo seguimiento a los paseos de olla los días sábados y domingos que son los días más concurridos, “los días de semana no son tan concurridos, los inspecciones se hacen en la vía a Ciudad Equidad y la vía alterna, se envían dos agentes de la mano de la Unidad de Turismo de la Metropolitana de Santa Marta para ejercer control en la parte ambiental”, precisó.

Fabio Manjarrés director de proyectos del Departamento expresó que la herencia que dejó la administración de Luis Miguel Cotes Habeych, conjunto al Gobierno Nacional fue esta obra de rehabilitación que se le entregó no solo al Magdalena sino al país.

“Lógicamente cuando se genera la recuperación de una vía tan importante se crea turismo y mayor alcance de visitantes y es responsabilidad del gobierno distrital tomar medidas y control en el tema de seguridad vial, control y planificación territorial. El tema de capacidad de turismo no es competencia del departamento del Magdalena, por eso hacemos un llamado a todos los entes del control como el gobierno distrital y Corpamag para que atiendan la situación que acarrea el corregimiento”, apuntó Manjarrés.

Manjarrés expresó con respecto a la vía que todos los diseños ingenieriles fueron aprobados por parte de la interventoría, “insistimos que queremos trabajar mancomunadamente porque vale la pena que esta carretera tenga vigilancia y se haga control de la misma”.

Manuel Vives secretario de infraestructura del Departamento, expuso que se están realizando trabajos en la vía Minca como la intervención de placa huella y enrocados, anotó que las pendientes son muy pronunciadas y que se está haciendo todo lo posible por mejorar las cañadas de aguas para que no sean erosionadas, “sin lugar a dudas reconozco que los habitantes de Minca reclamen el espacio peatonal pero el ancho de la vía no permite expandir a los lados”, precisó.

La propuesta que realiza el Secretario es construir un proyecto de gran envergadura para plantearlo ante la gobernadora Rosa Cotes, el cual solicitaría una posible compra de predios para realizar parqueaderos múltiples.

Por su parte el secretario Francisco García Rentería señaló que el Distrito debería llegar a una concertación y pactar acuerdos con base a los problemas que aquejan a la comunidad.

En el marco del consejo de seguridad por la Sierra Nevada de Santa Marta el Alcalde Rafael Alejandro Martínez como medidas ante la problemática en tránsito y desequilibrio natural propuso:

  • Prohibir el parqueo en las calles durante los fines de semana en dicho corregimiento.
  • Restringir el acceso de buses a Minca con una capacidad mayor a 14 pasajeros a excepción de las dos chivas que prestan el servicio a los residentes del lugar.

Medidas que los minqueros esperan se cumplan a cabalidad y sin retrasos, si bien no se puede recuperar el daño hecho sobre la reserva natural, pero implantando la restricción al ingreso del corregimiento se puede detener el deterioro al que se ha venido sometiendo Minca, cabe mencionar que otros órganos como la Curaduría, Corpamag, Secretaria de Salud tienen el compromiso de trabajar mancomunadamente para imponer orden definitivo y despejar todos los daños ambientales que ha sufrido el corregimiento.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *