Connect with us

Columnistas

Soñando la Santa Marta del futuro

Opinión Caribe

Published

on

Cesar SerpaPor: Cesar J. Serpa Vega

Después de padecer durante siglos la desidia e indolencia de nuestra histórica dirigencia local, pudimos ser testigos por fin de la llegada de un nuevo estilo político que rompió paradigmas y que está dando los primeros pasos para la transformación de nuestra ciudad. Lo siguiente será entonces definir la hoja de ruta para seguir consolidando este cambio político que busca construir la Santa Marta del futuro, para que al fin tengamos una ciudad avanzada y moderna. He aquí un compendio de propuestas viejas y nuevas para aportar a ese noble objetivo:

Seguir exigiendo sin descanso la mejoría en la prestación de los servicios públicos básicos, sobretodo electricidad y agua, para tener una ciudad competitiva.

  • ?Aplicación de políticas de adaptación al cambio climático, las cuales deberían quedar plasmadas en el plan de ordenamiento territorial (POT) para planificar mejor el desarrollo urbano de la ciudad y así evitar que se repitan las inundaciones o deslizamientos de tierra que vemos todos los años.
  • ?Convertir a Santa Marta en una ciudad pionera en la implementación de energías limpias (sol, vientos, olas del mar, biomasa, etc.) por medio de la conversión paulatina de las fuentes generadoras de energía convencional (Electricaribe), hacia generación de energía propia y autosostenible como por ejemplo los paneles solares que podrían comenzar a instalarse en colegios oficiales y alumbrado público, lo cual acabaría de raíz con la dependencia a Electricaribe y de paso se disminuirían sustancialmente los costos de consumo eléctrico.
  • ?Santa Marta como ciudad relativamente pequeña también podría ser pionera en el reemplazo paulatino de los buses con motores diésel contaminante, por buses híbridos con motores eléctricos y ecológicos.
  • ?Convertir a Santa Marta en una ciudad inteligente o“smartcity”, por medio del uso de las tecnologías de la información (TIC) y aplicaciones móviles ya existentes, todo eso permitiría interconectar a una ciudad pequeña como la nuestra, mejorando la calidad de vida de propios y visitantes en temas como el mejoramiento de la seguridad ciudadana (POLIS App), mejoría en la planificación y adaptación de las herramientas para regular la movilidad en las horas pico o en temporadas de turismo (control de semáforos, reconfigurar rutas de transporte público, etc.), también se podrían monitorear los niveles de contaminación por basuras o polución para mejorar rutas y tiempos de recolección, en Salud se podrían asignar citas y controles médicos con mayor eficiencia, en Educación se podrían distribuir contenidos digitales a estudiantes en tabletas y celulares, en Turismo se podría diseñar una plataforma turística integral para promocionar la ciudad y para comercializar productos de microempresarios locales, entre otras aplicaciones más.
  • ?El transporte público también es una variable fundamental para la competitividad de cualquier ciudad y aunque se ha mejorado sustancialmente con el reemplazo de las famosas “buseticas”, por buses más grandes y cómodos, lo cierto es que aún estamos rezagados en la implementación de un sistema integral que sí resuelva nuestro problema de movilidad cotidiana.
  • ?La implementación de ciclorutas o ciclovías para impulsar y privilegiar el uso de la bicicleta, sobretodo en una ciudad pequeña como la nuestra, claro que con sus correspondientes puntos de hidratación para refrescar el calor en pleno día.
  • ?La construcción de parqueaderos públicos modernos también es una urgencia para que los conductores que frecuentan el centro histórico puedan dejar sus vehículos de forma segura y ordenada; estos parqueaderos preferiblemente deberían tener la opción de transbordo hacia bicicletas públicas cuyo costo deberá estar incluido en la tarifa.
  • ?Para complementar la anterior propuesta es necesario pensar en la implementación de una medida tan impopular como necesaria: los peajes por congestión en zonas y horarios determinados en la ciudad, tal y como ya se ven en otras ciudades del mundo, con el objetivo de disminuir ó desestimular el uso de automóviles privados en zonas conocidas por su extremada congestión (por ejemplo: centro histórico, rodadero, taganga, minca, etc.); estas zonas con peajes por congestión deberán incluir opciones de transbordo como bicicletas públicas, motos eléctricas, patines ó inclusive se podría pensar en minivans eléctricas para que la gente se transporte internamente en dichas zonas, y esas alternativas de trasbordo podrán ser tomadas en los nuevos parqueaderos señalados y obviamente sin costo adicional (iría incluido en la tarifa).En últimas el que quiera ingresar con su vehículo a zonas congestionadas tendría que pagar un costo adicional sólo en esas zonas y en los horarios delimitados, a excepción por supuesto de los que residan en el sector.
  • ?No es descabellado soñar con acabar con la terrible congestión que padecemos al pasar por la carrera quinta por medio de la construcción de un moderno tranvía eléctrico que saque a todas esas busetas contaminantes y deje a un único sistema de transporte ecológico que transite por esa importante arteria de la ciudad. Es conveniente recordar en este punto que los sistemas de transporte integrado no sólo están compuestos por buses articulados, sino que también contemplan tranvías, metros, buses alimentadores, trenes de cercanías, etc.
  • ?Como veníamos diciendo que los sistemas integrados de transporte combinan varias modalidades, no sería descabellado incluir la implementación de taxis marinos o acuáticos en las zonas de playa, para transportar por ejemplo a aquellos pasajeros que se dirigen desde el centro de Santa Marta a Taganga, al Rodadero o inclusive hasta pozos colorados y Ciénaga.
  • ?Una modalidad adicional también podría quedar incluida en el sistema integrado de transporte de nuestra ciudad es el Teleférico o Cable Aéreo (“Metrocable” como le llaman en el interior), el cual podría ser de gran utilidad para transportar pasajeros desde el casco urbano de Santa Marta hacia las localidades más alejadas como el Rodadero, Taganga y Minca.
  • ?También podría proponerse al gobierno nacional la conversión del peligroso y contaminante tren carbonero que atraviesa la zona hotelera, por un tren de cercanías eléctrico que transporte pasajeros y mercancías haciendo un uso más productivo y sano de la red ferroviaria actual.
  • ?La evolución urbana de pueblo a ciudad comienza con la modernización de sus infraestructuras y afortunadamente desde el gobierno Caicedo hemos visto mejoras en ese aspecto con los nuevos puentes, separadores, andenes y algunas vías nuevas, pero hace falta muchísimo más como por ejemplo en lo concerniente a la recuperación y mantenimiento de fachadas de viviendas y negocios por parte de sus propietarios, sobretodo aquellas ubicadas en las principales avenidas de la ciudad, muchas de ellas están abandonadas perjudicando el entorno; esto puede corregirse desde la autoridad distrital por medio de comparendos pedagógicos o multas económicas. No olvidemos que una ciudad bien presentada atrae más turismo e inversión.
  • ?Plantear en alianza con la gobernación del departamento la recuperación y el desarrollo urbano del lote conocido como el antiguo “rumbó dromo”, el cual goza de una excelente ubicación muy centralizada, con el objeto de reubicar a los vendedores ambulantes de la carrera quinta, en una gran plazoleta comercial, con parques para la recreación y el esparcimiento.
  • ?La recuperación del recorrido urbano del río manzanares, el cual es un viejo sueño de los Samarios, cuyo proyecto comprendería la construcción de un gran parque lineal paralelo al río, para el esparcimiento sano y ecológico de todos. Por supuesto que esta rehabilitación del río incluiría la reubicación de muchas familias que viven a lo largo de su recorrido.
  • ?Otro viejo sueño de los samarios es el desarrollo de la zona de pozos colorados en el área ubicada frente a los terrenos ocupados por la empresa Ecopetrol con sus enormes tanques de gasolina. Este ambicioso proyecto urbanístico tendría que comenzar con una necesaria lucha jurídica para que la ciudad recupere dichos terrenos que hoy siguen en una larga disputa, ya después de surtido ese paso se podrá planificar y desarrollar esa parte de la ciudad que cuenta con un gran potencial turístico, comercial y residencial, que traería muchos beneficios a nuestra ciudad.
  • ?Apostarle totalmente al turismo que es la vocación natural de la ciudad, con el impulso de megaproyectos estratégicos como el de expansión portuaria que al fin nos convertiría en una verdadera ciudad-puerto, en donde todos podríamos interactuar y disfrutar de las instalaciones portuarias (ejemplo el puerto de Valencia en España), en donde podrían desarrollarse actividades culturales, comerciales, turísticas y deportivas, y no como ahora que es un puerto encerrado, aislado y de espaldas a la ciudad.
  • ?La construcción de mejores escenarios para todo tipo de eventos nacionales e internacionales, lo cual afortunadamente coincide con la próxima realización de los Juegos Bolivarianos, que dejarán a la ciudad una buena infraestructura para usar en múltiples actividades que atraerán viajeros no sólo por temas deportivos, sino también por convenciones empresariales y de negocios.
  • ?También sería bueno soñar con la recuperación de nuestro símbolo principal: el Morro de la ciudad, (hoy encargado a la DIMAR), dicho proyecto buscaría realzar su belleza natural inclusive en las horas de la noche, por medio de un sistema de iluminación tipo LED alimentado por paneles solares, para que sea autosostenible. Esta recuperación podría incluir un romántico paseo nocturno entre el morro y la bahía, con embarcaciones diseñadas para tal fin, tal y como se ve en otros países que sí saben aprovechar y explotar sus bellezas naturales.
  • ?Como somos conocidos mundialmente por ser la cuna de famosos jugadores de fútbol y también por contar con una afición o hinchada muy leal, resulta imperativo proponer con urgencia la recuperación de nuestro tradicional equipo: El Unión Magdalena, el cual se encuentra sumido en un triste abandono por cuenta de turbios manejos administrativos. En caso que se haga difícil dicha recuperación por cuestiones burocráticas, no sería descabellado proponer la creación de un nuevo equipo para la ciudad y el departamento, tal y como lo hicieron por ejemplo el Real Cartagena, Jaguares de Montería, Alianza Petrolera de Barrancabermeja, Rionegro, Águilas, Fortaleza de Zipaquirá, etc., los cuales son equipos pequeños que comenzaron en las ligas inferiores y que finalmente lograron entrar a la Dimayor.

Si puede concretarse la creación de un nuevo equipo este podría operarse por medio de la emisión de bonos y carnés de afiliación así como funcionan la mayoría de clubes deportivos del mundo. También tengamos en cuenta que un equipo profesional fuerte y ganador sería el complemento ideal para los próximos juegos bolivarianos.

Es cierto que en Santa Marta hay muchísimas necesidades básicas insatisfechas, pero no podemos olvidar que una ciudad moderna atrae más turismo e inversión, generando más empleo y sentido de pertenencia, lo que al final resulta ser un productivo círculo virtuoso que ojalá por fin ubique a nuestra hermosa ciudad en el pedestal en donde siempre debió estar desde que se fundó hace casi 500 años.

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *