Connect with us

Portada

A restitución predio despojado por el paramilitar «Chepe Barrera» a campesinos del Magdalena

Opinión Caribe

Published

on

El director nacional de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal Urrego, indicó que este es el primer caso que se inscribe en el Registro de Tierras Despojadas, correspondiente a un predio en el municipio de Santa Ana, Magdalena, el cual  había sido titulado por el Juez de El Banco, al reconocido paramilitar  Chepe Barrera. “No nos temblará la mano para recuperar las tierras arrebatadas a los ganaderos del Magdalena” aseguró el funcionario.

En una clara disociación frente a las decisiones de la justicia ordinaria, la Dirección Territorial Magdalena, desde la Oficina de Plato, reconoce la calidad de víctima al solicitante de un predio y las condiciones de despojo y abandono forzado generadas por la organización liderada por Chepe Barrera.

Hace doce años, Barrera le mandó a decir a Ulises Zambrano*, que quería comprarle las 120 hectáreas de la finca Bethel. El precio fijado por Barrera fue de $157 millones, pese a que el valor real del precio triplicaba lo ofrecido.

Con resignación e impotencia, Zambrano*, como muchos otros habitantes de los municipios de Nueva Granada, Santa Bárbara de Pinto, Santa Ana, Pijiño del Carmen, entre otros, zona de operaciones de los Cheperos, entregó sus tierras y abandonó la zona para salvar su vida.

Desconociendo las circunstancias de adquisición del inmueble, las particularidades que rodearon la negociación, la presión natural que ejercía la persona de alias Chepe Barrera, como líder del grupo paramilitar con presencia permanente y control territorial de la zona, el Juez Único Civil del Circuito de El Banco (Magdalena) falló a favor de Chepe Barrera la demanda que instauró para lograr la declaración de pertenencia del predio a su nombre, ignorando, además, la condición de Barrera como comandante y líder de las autodefensas del sur del Magdalena e Isla de San Fernando.

Con base en esas irregularidades, el director general de la URT, aseguró que la entidad decidió compulsar copias a Fiscalía para que investigue al juez de El Banco; Magdalena por entregar esas tierras a la familia Barrera, pese a conocer que las tierras habían sido robadas al campesino que fuera su legítimo propietario.

Se reconoció este caso como despojo por negocio jurídico y posteriormente ratificado por un despojo judicial, debido a que Chepe Barrera conformaba un grupo que desató la violencia paramilitar en el sur del Magdalena, adquiriendo, a través de extorsiones y amenazas, grandes extensiones de tierra, especialmente en el municipio de Santa Ana.

Para inscribir este predio en el Registro de Tierras Despojadas, la Unidad de Restitución de Tierras constató que se cumplen tres requisitos establecidos en la Ley 1448 de 2011: 1) que los hechos causantes del despojo hallan ocurrido con posterioridad a 1991, 2) la comparación del avalúo catastral del predio no corresponde al valor pagado y 3) el juez no tuvo en cuenta que quien presenta la demanda de prescripción adquisitiva de dominio, es una persona con un historial delictivo comprobado como actor armado ilegal.

Al concluir la fase administrativa, este caso será llevado ante un Juez de Restitución de Tierras y posteriormente el Tribunal Superior de Restitución de Tierras de Cartagena. Solo con una orden judicial se podrá revertir la decisión que consideró legítima la pertenencia del predio por parte de Chepe Barrera.

En beneficio de los campesinos y ganaderos del Magdalena, la Unidad de Restitución de Tierras (URT), Territorial Magdalena busca recuperar cerca de 15 mil hectáreas, que fueron despojadas por el paramilitarismo en el sur del departamento.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *