Connect with us

Departamento

Periodista del Magdalena, que vivió más de siete desplazamientos, se prepara para retornar al País

Opinión Caribe

Published

on

De la mano de la Unidad para las Víctimas, el periodista del Magdalena Edison de la Hoz, quien hace décadas tuvo que salir desplazado hacia Venezuela, planea su retorno a finales de este mes.

“He pasado 27 años de soledad en el aislamiento, en el desplazamiento en Colombia. Después, 10 años de asilo en Venezuela… pero mis últimos años de vida debo pasarlos con mi familia”, asegura, convencido, el periodista Edison de la Hoz, promotor de Derechos Humanos y actual estudiante de ingeniería agroalimentaria en Venezuela.

El comunicador fue secuestrado por una semana, en 1989, por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), junto con otros colegas. En ese momento, a sus 35 años, se desempeñaba como corresponsal del Diario del Caribe y propietario de la emisora Ondas de Curumaní, en el sur del departamento del Cesar.

“Fuimos de los primeros periodistas secuestrados en Colombia por la guerrilla”, asegura quien también fuera representante legal de la radio comunitaria Ecos del Pintao de Villanueva, Guajira.

Después de recuperar la libertad, tuvo que salir del municipio de Curumaní, Cesar, donde residía, hacia Becerril, en el mismo departamento, porque le advirtieron de una persecución policial en su contra. La razón era, según él, que la guerrilla interceptaba la señal de su emisora para enviar mensajes.

“Así que me desplacé al municipio de Becerril del Campo e instalé la emisora comunitaria Ondas del Maracas”, continúa De la Hoz.

Después de eso, el comunicador vivió siete desplazamientos más y terminó en el vecino país.

“Salí para Venezuela en busca de refugio, sin poder criar a mis hijos, jugar con ellos, pasearlos, disfrutarlos. Ahora hasta tengo nietos que no conozco”, confiesa.

“Mis hijos se hicieron hombres y mujeres sin el afecto de un padre. Creo que aún tengo tiempo de ‘apapacharlos’, de comer con ellos, de cargarlos así hayan crecido, de ir a fiestas en familia”, afirma, ilusionado.

Por eso, hace dos meses, el periodista solicitó apoyo a la Unidad para las Víctimas para retornar a Colombia. La entidad trabaja entonces en el acompañamiento de ese retorno.

“A finales de este mes, regreso a Santa Marta. La Unidad para las Víctimas me agendó en el punto de atención para realizar PAARI de asistencia (encuesta para medir las necesidades de las víctimas), así que seré uno más de aquellos colombianos que deciden volver, porque creemos en la paz que tanto necesita nuestro país”, agregó De la Hoz.

La Unidad para las Víctimas, además de acompañar el retorno de los colombianos que deseen volver a su tierra voluntariamente, adelanta procesos de reparación colectiva. Esto, con el fin de resarcir a aquellas organizaciones sociales o comunidades étnicas afectadas por el conflicto armado.

Uno de estos colectivos en proceso de reparación es, justamente, el de los periodistas en Colombia.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *